El Páramo representará a Colombia en el Premio Goya

La Academia Colombiana de Artes y Ciencias Cinematográficas escogió a la cinta “El Páramo” de Jaime Osorio, para que sea la que represente al país en el prestigioso Premio Goya, que entrega su par español.

La cinta, de suspenso sicológico, es ahora la candidata por Colombia a hacer parte de la categoría de Mejor Película Extranjera, para la edición 25 que se entregarán en febrero del próximo año.

En dialogo con Caracol Radio, el productor general de “El Páramo” Federico Durán, aseguró que guardadas las proporciones, los Goya son los Oscar que la academia española entrega a sus producciones y a las cintas que se destacan en su circuito de carteleras locales.

Agregó que esperan que así como “El Páramo” convenció a los integrantes de la Academia Colombiana de Artes y Ciencias Cinematográficas, haga lo mismo con la academia española. Resaltó que su producción compitió a nivel nacional con excelentes realizaciones opcionadas para ir a los Goya.

En cuanto a resultados en taquilla nacional desde el siete de octubre, Federico Durán reportó que el éxito fue tan abrumador que sobrepasó sus expectativas y que los comentarios “boca a boca” generó que la cita sea solicitada en ciudades y poblaciones que aun no las tienen en sus salas de cine, pese a que salió con 41 copias, un número importante para el mercado nacional, por que tendrán que hacer algo para complacer a quienes la piden con insistencia.

La Historia: Filmada en una base militar real a 4.300 mts sobre el nivel de mar (13.000 pies), en EL PÁRAMO un comando especial de alta montaña compuesto por nueve experimentados soldados es enviado a una base militar en un desolado páramo con la que se perdió contacto hace varios días y que se cree fue blanco de un ataque. Al llegar encuentran un único y misterioso sobreviviente. Poco a poco el aislamiento, la incapacidad de comunicarse con el exterior y la imposibilidad de huir, socavan la integridad y la cordura de los soldados, haciendo que pierdan la certeza sobre la identidad del enemigo y les crea dudas sobre su verdadera naturaleza.

Fuente: Caracolradio