Pistolero de Aurora pudo haberse basado en comic para cometer su masacre

The Dark Knight Returns (El Caballero de la Noche regresa) es la explicación que varias agencias internacionales, de acuerdo a reportes que publicaron, le dan a la calamidad que este tipejo con cara de enfermo, James Holmes, realizó cuando se presentó en Aurora, Denver, durante el estreno de la cinta “The Dark Knight Rises”, matando a 12 personas e hiriendo a otras 50, aproximadamente.

Frank Miller, gran dibujante y guionista estadounidense de DC Comics, nunca se imaginó que un descerebrado, inconsciente, en pocas palabras, loco, utilizaría como guía para realizar un atentado de esta magnitud, una de sus obras más prestigiadas dentro del mundo de los cómics.

El asesino, porque así es como debe calificársele, llegó al sitio ya abastecido de armas: algunas pistolas tipo revolver y una escopeta. Aquí está la imagen de la página del cómic que muestra a un hombre entrando a un cine y le dispara al resto de las personas.

Otra información, proveniente del portal primerahora.com, comenta que en realidad Holmesintentó imitar una escena de la última película de Batman, en donde “Bane” lleva a un grupo de asesinos a un estadio en Estados Unidos y comanda un ataque con explosivos y armas. Paralelamente el asesino afirmó tener aparatos explosivos en su apartamento y se encontraba vestido como “Bane”. ¡Todo loco!

Los sitios públicos llenos de gente son claves dentro de las películas de “El Caballero de la Noche” y las historietas, por ejemplo: Bruce Wayne decide convertirse en Batman tras presenciar el asesinato de sus padres luego de salir en un teatro. Esta cuestión es mostrada en el videojuego “Batman: Arkham City”, donde los padres de Wayne son aniquilados. Aquí la escena en el teatro abandonado llamado The Monarch.

Otra semejanza es la que en la tercera edición de la historieta “Batman: El Caballero de la Noche”, hecha por Miller en la década de los 80The Joker (El Guasón) -como hizo nombrarse estúpidamente Holmes- mata con gas a todo el público que se encontraba en un estudio de un programa de televisión nocturno.

En ese mismo cómic, otra parte tiene a un hombre abre fuego en un cine que exhibía películas pornográficas, esto después de haber sido despedido de su empleo. Por otro lado, en esta última entrega de Christopher Nolan, hay dos escenas que incluyen ataques en lugares públicos: uno en la Bolsa de valores y otro en un estadio de futbol.

Es increíble que un país que presume de tener lo mejor de lo mejor en seguridad, sigan ocurriendo este tipo de atentados. Parece ser que los malos no son como ellos aseguran, “los terroristas”, sino que el enemigo realmente está en casa.