Aprende a aplicar bloqueadores solares con color

El protector solar con color es una de las últimas tendencias en dermocosméticos pero al tener un factor de protección alto es importante conocer técnicas para aplicarlo. Con texturas muy ligeras, no grasas, y con un toque de color para no dejar rastros blancos en la piel. Y que, además, dan esa función extra de base de maquillaje.

BLOQUEADOR SOLAR CON COLOR

A grandes rasgos, éste tipo de bloqueadores son perfectos para diferentes ocasiones:

  • En la playa o la piscina, para las mujeres, e inclusive hombres, que siempre buscan tener un aspecto impecable. Es verdad que no es buena idea ir maquillados a éstos escenarios por lo cual el bloqueador solar con color resulta perfecto!
  • Para mantener un estilo natural pero con un toque de color a lo largo del día, reforzando la protección.
  • Para quienes prefieren minimizar sus rutinas de maquillaje. Protegen su rostro y cubren imperfecciones con un solo producto.

De acuerdo a Diana Rodríguez, Skincare de La Roche-Posa “Está indicado para zonas urbanas pues resulta ser un sustituto ideal de la base de maquillaje”. Además, está pensado para todo tipo de piel. “Funciona para fototipos bajos o para personas que están siguiendo un tratamiento fotoestabilizante, en pieles con tendencia a la hiperpigmentación y en ciudades con niveles de radiación muy altos como Bogotá y Medellín. Con la textura adecuada, puede ser utilizado por cualquier persona”, aseguró Rodríguez.

Por tratarse de un producto/tratamiento, es importante saber cómo aplicarlo y renovar su aplicación a lo largo de la jornada. Diana Rodríguez nos explica:

  • Lo primero es escoger la presentación del producto. Si bien se ofrece una gran variedad de bloqueadores solares con color, también hay una gran cantidad de texturas y acabados (fluidos, compactos, polvos, etc) para cada tipo de piel. Lo más importante aquí es conocer a profundidad el tipo de piel y escoger la textura de acuerdo a ella.
  • Pensando en la re aplicación del bloqueador solar (paso obligado para evitar la aparición de manchas, arrugas y, en general, envejecimiento prematuro) lo más aconsejable es reemplazar la base del maquillaje por un protector solar con color que se ajuste al tono de piel.
  • Justo después de la rutina de limpieza e hidratación de la piel, debe aplicarse el producto con una brocha mofeta (una brocha plana circular) en los pómulos y frente, extendiéndolo desde el centro hacia el exterior del rostro, difuminando en el cuello, así:

 

BLOQUEADORES SOLARES CON COLOR

Esto logra un efecto natural sin excesos de producto.

  • Para renovar la aplicación durante el día (cada 2 horas como mínimo), lo ideal es contar con una brocha retráctil, que no manche con maquillaje el bolso y que ayude a dar el acabado difuminado que se aplicó inicialmente con la brocha mofeta.
  • Es importante aprovechar el producto en la brocha para cubrir todas las zonas posibles: orejas, labios, cuello y manos.