Renueva tu bicicleta y dale color paso a paso

En los últimos tiempos, la bicicleta  se ha convertido en un medio de transporte que no solo brinda nuevos estilos de vida saludable sino es económico y ayuda al cuidado del medio ambiente. Ya sea para recreación, actividad física o como medio de transporte, el uso de la bicicleta se ha extendido significativamente lo que hace que ésta se deteriore con mayor rapidez. Rust-Oleum presenta sus pinturas de gran cubrimiento y acabado para todo tipo de superficies. 

bicicleta print

Por ello, la empresa de pinturas en aerosol Rust-Oleum  propone renovar y personalizar tu bicicleta de manera fácil y rápida. Aunque no lo creas, darle nueva vida a tu bicicleta en una sola tarde es posible. Sólo necesitas pintura en aerosol que adhiera sobre metal y que te permita no sólo darle color a tu bicicleta sino también protegerla de la corrosión.

Sigue estos simples pasos:
– Busca un lugar al aire libre y cubre el piso y los objetos cercanos con una sábana vieja o nylon, para evitar que se manchen.

– Retira calcomanías y/o cualquier tipo de etiqueta que esté pegada sobre el cuadro de la bicicleta. Asegúrate de eliminar completamente cualquier rastro de adhesivo que quede sobre la superficie a pintar.

– En caso de que la pintura de la bicicleta esté saltada, se recomienda lijarla suavemente (con una lija fina)  para nivelar la absorción de la pintura y eliminar partes flojas.

– Lava tu bicicleta con agua y detergente y déjala secar completamente. Es muy importante que no tenga grasa ni suciedad y esté completamente seca para que la pintura pueda adherir y logres un acabado resistente.

– No olvides recubrir las partes de la bicicleta que no quieres pintar: por ejemplo, las ruedas y el tenedor delantero (tijera) o el eje de pedales. Para obtener un resultado perfecto si te animas, puedes desarmar la bicicleta.

– Agita bien la lata de aerosol antes de usar. Vuelve a agitar el envase cada tanto para que los distintos componentes de la pintura se mezclen correctamente y tengas un resultado uniforme.

– Prueba la técnica de pintado sobre un diario o cartón.

– Pinta con movimientos suaves y parejos de ida y vuelta, ubicando el aerosol a 20-30 cm del objeto y solapando levemente cada pasada. Comienza por las uniones y el eje de pedales. Estas son las partes más difíciles de pintar. Espera 15 minutos entre aplicaciones y no te preocupes si no cubrís toda la superficie con la primera o segunda capa, ya que aplicarás varias capas delgadas que te permitirán lograr un acabado más prolijo, evitar goteos y hacer rendir más el aerosol.

– Es importante siempre empezar a pintar fuera del objeto y terminar la pasada también fuera de éste. De esta manera evitarás generar un “punto” con mayor carga de pintura que quede más oscuro que el resto o incluso pueda generar algún goteo.

– Para darle una protección adicional, se recomienda aplicar una mano fina de pintura en aerosol transparente.

– En 20 minutos tu bicicleta estará seca al tacto, y podrás manipularla luego de 1 hora de la aplicación de la última mano.

– Para  lograr un acabado durable y resistente es muy importante que esperes 24 hs antes de utilizar tu bicicleta recién pintada, para que la pintura cure por completo y no se salte si sufre un golpe.