‘El mulato’, un cortometraje que retrata la vida de un bailarín de salsa en Cali

Pareciera que ocho minutos son poco para retratar la vida de Luis Eduardo Hernández, conocido como ‘El mulato’, un joven que emergió de los barrios populares de Cali y se convirtió en bailarín profesional de salsa.

Sin embargo, para la realizadora María Esperanza Palau fueron suficientes al momento de contar la historia del joven en el cortometraje El mulato, que se exhibió en las salas de Cine Colombia.

“El mulato son las opciones de vida de los jóvenes como él, su lucha para llegar lejos, dejando de lado las carreras convencionales y abriéndose paso con el arte del baile, como profesionales de la salsa”, comenta Palau, una socióloga que ha dedicado buena parte de su carrera al género documental, en el que se destacan los títulos ‘Camino al barrio’, ‘Providencia’, ‘Cada uno sabe su secreto’ y ‘Los Caballeros de la arena’.

“En el corto, los muchachos usan el baile como desafío, en el sentido de la sana competencia y no de la lucha violenta”, agrega la cineasta que empezó en el mundo audiovisual en 1981 y que, entre otros trabajos, produjo el primer corto de Víctor Gaviria (La vendedora de rosas).

El mulato fue escrito, dirigido y producido por Palau. La idea nació cuando estaba en Cali y vio a los jóvenes bailarines en un Campeonato Mundial de Salsa. El rodaje se demoró cuatro meses, en video de alta definición (transferido a 35 milímetros), y contó con actores naturales y miembros de la escuela caleña Swing Latino.

“Mi estilo es capturar las expresiones populares que tienen mucho de artístico, a pesar de las dificultades. Pero, siempre con un trasfondo crítico: los chicos bailan en la calle porque no tienen dónde más hacerlo y deben prestar ropa y coser los zapatos porque viven en la pobreza. Me gusta el lado bello y alegre que hay en medio del sufrimiento”, agrega.

Ahora, mientras ‘el mulato’ y los muchachos de la escuela de salsa hacen un espectáculo mensual en el centro de convenciones Alférez Real, de Cali, Palau regresará a sus cultivos de flores.

“Yo, dizque, sembré flores para ganar plata y hacer cine, pero no resultó. Por ahora, voy a partir mi tiempo entre escribir guiones y retomar mis cultivos, para no dejarme alienar por lo uno ni por lo otro”, concluye.

Fuente: El tiempo

comments powered by Disqus

Otros titulares relacionados

    Nosotros

    © 2003-2014 Estereofonica.com es un medio digital independiente. Este sitio web publica información de agencias de prensa y otros medios de comunicación con autorización de los mismos.
    Bogotá, Colombia

    icon
    icon
    icon