Angélica Rivera de las telenovelas a la futura Primera Dama de México

La futura Primera Dama de México, hasta hace tan sólo unos días era simplemente nuestra querida Angélica Rivera, la niña buena de las telenovelas, aquella que nos hacía reír y llorar, suspirar con sus historias de amor desde la pantalla de televisión. Aunque en el 2009, cuando se enamoró de Enrique Peña Nieto, anunció su retiro de la actuación, HuffPost Voces rescató una serie de besos apasionados, aquellos que se disfrutó con sus galanes del momento.

Con Eduardo Yañez tuvo dos temporadas de buenos besos: en su primer telenovela “Dulce desafío” y “Destilando amor”, la última que grabó. Aunque en la primera se trataba de cariños tímidos, en la segunda le dio rienda suelta a la pasión y desde su personaje de Gaviota no tuvo problemas de hacer hasta fuertes y eróticas escenas de cama.

En “Soy tu Dueña” no dudó en ‘comerle’ la boca a besos a Francisco Gattorno, con quien por aquellos años todas las mujeres suspiraban, pero sólo ella se daba el gusto en escena. Y que hablar de Juan Soler en “Angela”. Aunque en esta última ocasión, su pareja y padre de sus hijas, José Alberto “El Güero” Castro era el productor, así que las escenas de beso estaban demasiado supervisadas.

Carlos Ponce en “Sin pecado concebida” y Jorge Salinas en “Mariana de la noche” fueron otros dos de los galanes que se dio el gustazo de besar y que esos besos eran tan apasionados que hasta parecían salirse de la pantalla de reales. Viendo este video y cada uno de los besos, con todos sus galanes de novela, nos podemos hasta hacer una idea de cómo serán los besos de la Primera Dama en la intimidad a Peña Nieto.

Fuente:  HuffPost Voces