Existe un complot contra el Papa Benedicto XVI para asesinarlo?

“Complot contra el Papa, dentro de 12 meses morirá”, con este encabezado titula hoy su portada el diario italiano Il Fatto Quotidiano. En exclusiva, este periódico publica este día una carta en la que el cardenal colombiano Darío Castrillón advierte sobre los planes de asesinar a Benedicto XVI en un periodo no mayor a un año.

La carta fue entregada de forma confidencial hace un mes tanto al Sumo Pontífice como a Tarciso Bertone, secretario de Estado Vaticano. Está escrita en alemán y fechada el 30 de diciembre de 2011. En ella se pone en aviso a Benedicto XVI sobre el grave peligro que corre debido al presunto”mordkomplott” (complot de muerte) que podría planearse en su contra.

Quien hizo llegar el documento a Benedicto XVI y a Tarciso Bertone en los primeros días de enero fue Darío Castrillón Hoyos, un anciano cardenal colombiano de la corriente ultra-conservadora. Aunque la carta tenía la leyenda “estrictamente confidencial para el Santo Padre”, esta salió del anonimato y fue difundida el día de hoy por la prensa italiana.

La misiva está dividida en 3 partes. “Viaje a Pekín”, “El secretario de Estado Tarcisio Bertone”, y por último “La sucesión del Papa Benedicto XVI”.

1. Viaje a Pekín

En el texto se indica que durante el viaje a China que el año pasado realizó el cardenal italiano Paolo Romero, arzobispo de Parma (Sicilia), profetizó “muy seguro de sí mismo” la muerte de Benedicto XVI en los próximos doce meses. Para el autor de la carta, esas declaraciones del cardenal quizá provengan de información verídica sobre un complot delictuoso.

“Seguro de sí mismo, como si lo supiese con precisión, el cardenal Romeo ha anunciado que al Santo Padre le quedan sólo 12 meses de vida (…) como una persona probablemente informada de un serio complot delictivo, con tal seguridad y firmeza que sus interlocutores en China pensaron asustados que se estaba preparando un atentado contra el papa”, dice el rotativo citando la traducción del documento.

2. El Secretario de Estado Tarciso Bertone

Además de especular sobre el asesinato del Pontífice, la carta también deja ver la existencia de conflictos, envidias y veneno en el seno del Vaticano. El cardenal Romeo revela los frecuentes enfrentamientos entre Bertone y Ratzinger.

“La relación entre el Santo Padre y su secretario de Estado, cardenal Tarcisio Bertone, sería muy conflictual. En una atmósfera de confidencialidad el cardenal Romeo dijo que el Papa Benedicto XVI odiaría literalmente a Tarcisio Bertone y que lo reemplazaría con ganas con otro cardenal”, cita el periódico Il Fatto Quotidiano.

3. ‘La sucesión del Papa Benedicto XVI’

La misiva también asegura que el Papa ya prepara su sucesión, y que el candidato número uno para reemplazarlo es el cardenal Angelo Scola de 70 años, actual arzobispo de Milán y ex patriarca de Venecia, quien tiene una personalidad similar a la de Benedicto XVI.

Sobre el artículo

El artículo en donde se dio a conocer esta información está firmado por el periodista Marco Lillo. El subdirector del diario, Marco Travaglio, aseguró anoche en el programa de televisión Servizio Pubblico que el documento es totalmente real y que cuenta “con los sellos oficiales de la Santa Sede”.

¿Será verdad, o sólo son rumores creados por un clérigo anciano al que ya se le van las cabras y difundidos por un diario para aumentar las ventas?

Reacciones en el Vaticano

En el Vaticano comienzan a surgir descalificaciones hacia este supuesto atentado. Federico Lombardi, vocero de la Santa Sede comentó que ni falta hacia comentar la noticia pues “se trata, evidentemente, de delirios tan increíbles que no hay que tomar para nada en serio”.

Por su parte, el cardenal Romeo, quien profetizó el atentado, difundió hace unas horas un comunicado en el que considera que la carta publicada por Il Fatto Quotidiano carece de fundamentos para ser tomada en serio. Aunque sí confirmó que el año pasado hizo un viaje de carácter privado durante cinco días a China. “De este breve visita, que se limitó solamente a la ciudad de Pekín, fueron oportunamente informadas, como es de rigor, las oficinas competentes de la Santa Sede”, precisó.

Al leer esta nota es inevitable sentirme en una novela de Dan Brown. Habrá que ver qué pasa. Por lo pronto no estaría de más que ahora que Benedicto XVI viene a México se refuerce la seguridad. No nos vayan a querer ‘cargar al muertito’.