Karen Llora en un Bus, se estrenará el 13 de mayo

Luego de diez años de vivir en una “jaula de oro” y de haberse dedicado por completo a su marido, Karen se da cuenta de lo que ha dejado atrás. Harta de todo, decide abandonar a su esposo y partir. Con sus ahorros alquila una habitación en el centro de Bogotá y trata de conseguir un trabajo, pero su edad e inexperiencia hacen que sea imposible. Pronto tendrá que decidir entre volver a su antigua vida arriesgando la nueva libertad adquirida o, por primera vez, enfrentar por si misma la crueldad de la vida.

Esta es la premisa detrás de la conmovedora historia de Karen. Una historia tan fuerte que ha tenido el poder de emocionar a públicos variados (pero al mismo tiempo tan afines) como los que asitieron a su premiere mundial en el Festival Internacional de Cine de Berlín, o los que tuvieron la oportunidad de verla en su estreno nacional en el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias.

Ahora, todo el público colombiano tendrá la oportunidad de conocer personalmente a Karen y colocarse, así sea por un momento, en los zapatos de esta valiente mujer que tuvo la fortaleza de abandonarlo todo en busca de su felicidad.

Karen nace en principio por la ausencia de un automóvil en mi vida, lo que me ha obligado a recurrir permanentemente al transporte público masivo y a aguantarme los trayectos que por cortos o largos que sean, se hacen infinitos gracias al tráfico Bogotano. Para distraerme, procuro disfrutar del viaje tratando de adivinar la vida de los demás pasajeros según sus facciones, vestimenta, gestos, movimientos y expresiones. Como pasatiempo a cada uno le invento una historia, un conflicto, una familia, una situación socioeconómica y hasta una inclinación política. Lo malo de este juego es que nunca puedo saber si mis elucubraciones son acertadas o no.

Un día cualquiera, me llamó la atención el rostro de una joven que estaba sentada al otro lado del pasillo, asomada a la ventana con una extraña mirada perdida, desde ese eterno travelling que puede suministrar un bus. Sin duda su mirada no se fijaba en el paisaje citadino (las aceras atestadas de gente, los demás autos formando un embotellamiento de los mil demonios, la madre reprendiendo cruelmente a su hijo, la pareja que se besa exageradamente apoyados en un poste), sino que se perdía en un perfecto ensimismamiento que olvidaba y casi suprimía a los demás pasajeros como suele olvidar y suprimir una actriz de cine ese imponente cíclope que es la cámara.

Entonces la joven no pudo contener sus sentimientos y empezó a llorar sutilmente en medio del público que pudorosamente la miraba de reojo, como si de alguna manera generara un respeto mágico entre los demás. Yo no la veía de reojo, la veía descaradamente y por momentos estuve tentado a acercarme y preguntarle lo que la motivaba a llorar; tal vez invitarla a un café y escucharla pacientemente hasta esculcar cada rincón de su interior y convertirme en su pañuelo, en su amigo y hasta en su amante, pero mi timidez no me lo permitió y entonces tuve una vez más que inventarme esos antecedentes frente a la fría pantalla del computador.

Hace un par de semanas tuvimos la oportunidad de compartir con nuestros fans en Facebook y Twitter el lanzamiento del trailer oficial de Karen Llora en un Bus. El lanzamiento en las salas de Cine Colombia programado para el próximo 13 de mayo próximo. Los invitamos entonces a que visiten los siguientes links para que puedan disfritar del trailer y la promo para TV, como antesala al lanzamiento nacional.

Fuente: Karenllora.com