Slipknot: «9.0 live version»

Entre los álbumes “Iowa” y “Vol.3: The Subliminal Verses”, hubo más de 3 años de diferencia, haciendo que muchos de los fans de Slipknot se preguntaran si realmente la banda iba a seguir adelante. Para evitar que la espera de un nuevo disco se haga tan larga, la banda de enmascarados lanza este mes de noviembre (el día 1 concretamente) un doble disco en directo titulado “9.0: Live”.El canal MTV ha hablado con Shawn “Clown” Crahan sobre este disco y obtuvo estas respuestas. “Los discos de estudio se la llevan toda porque alargan los tiempos en los que puedes trabajar con la música hasta que llega la hora de editarlo. Pero cuando llega la hora de tocarla en directo, cogen nueva vida. De golpe, al momento tienes ese salvaje impulso humano lleno de rabia, amor, odio y dolor, y lo escupes a gente y saborean ese álbum de forma diferente”.

Así pues, no cabe esperar que el disco esté retocado: lo que oiremos es lo que es Slipknot en un escenario. “Mientras tocamos, morimos bajo las máscaras y explotamos la adrenalina para llegar a nuestra meta, que es estar lo más incómodos posible por nuestro arte. Movemos la cabeza y nos gritamos unos a otros. Hay auténtico dolor ahí. Para mí, es el dolor de la mortalidad y el de estar lejos de mi mujer y que ella esté enferma [la mujer de Crahan padece síndrome de Crohn, un desorden alimentario]. Y cuando acaba el concierto, nos miramos a los ojos y sabemos que hemos dado el máximo en ese momento de ese día de nuestras vidas”.

Para que el disco fuese lo mejor posible, el grupo fue grabando decenas y decenas de conciertos para a partir de ahí escoger los mejores temas y entregarlo como si se tratara de un concierto, sin que se noten parones ni cambios.

Algo aprendieron del DVD “Disarterpieces” editado en el 2002: “Cuando tuvimos el audio de ‘Disaterpieces’ nos dimos cuenta que hicimos una gran actuación, en parte, porque sabíamos que estábamos siendo grabados. Y sabíamos que había mucho potencial para un disco en directo, así que decidimos grabar muchos conciertos, estando así seguros que estábamos a punto en cualquier momento. Somos muy analiza-retentivos cuando hablamos de tocar sea como sea, así que somos muy duros con nosotros mismos, y si alguien sube a medio gas, le halamos de los testículos. Pero cuando tienes un micrófono encima de cada una de tus notas tiendes a dar el 115% más que el 110”.

Volver a oír y ver todos esos conciertos, hicieron recordar al grupo momentos duros vividos en la interminable gira de su último disco: el desmayo del bajista Paul Grey, la mala caída del percusionista Chris Fehn que le hizo romperse un ligamento y el forcejeo que tuvo Crahan con DJ Sid Wilson, que provocó su caída desde más de 15 metros de altura.

“No tuve tiempo de reaccionar. Recuerdo darme con algo y ver una luz blanca, y luego pensando que estaba en un coche y que me iba, ‘¿Saldré de esta?’. Fue duro y durante dos semanas estuve muy adolorido. Ahora nos reímos porque enfatiza mi concepción de la realidad. Si no tuviera música, no haría nada bueno aquí, así que me dejo caer con toda la alegría como un saco de carne”.

El primer single que se extraerá del disco será “The Nameless”, que contará con un vídeo montado por el propio “Clown”, que mezclará imágenes en directo con otras del ‘backstage’.

Tras los conciertos que aún les quedan por dar en EEUU, los diferentes miembros del grupo volverán a embarcarse en sus distintos proyectos paralelos. Crahan tiene bastante avanzado el segundo disco de To My Surprise, banda para la que anda buscando un batería y un productor para el disco.

Fuente: Portalternativo