Stephenie Meyer ya tiene lista su nueva película: ‘The host’

stephenie-meyer-the-host

Tras la salida de las pantallas de la Saga de Crepúsculo, el director Andrew Niccol ya tiene lista la nueva película que se basa en el best seller de la escritora Stephenie Meyer y que tiene por título The Host (La huésped). El libro estuvo en el nº1 de  la lista de ventas de The New York Times  durante 26 semanas y a la fecha de hoy continúa siendo un fenómeno internacional.

El estreno mundial de la cinta se espera que sea el 22 de marzo, aunque las distribuidoras latinas no han confirmado si se unirán a la premier mundial o harán el lanzamiento bajo otro calendario.

La cinta que es protagonizada por Saoirse Ronan, candidata a los premios Oscar en 2007, es una historia sobre el amor y el espíritu humano en tiempo de guerra. Ronan da vida a Hanna, quien será la nueva heroína romántica de Meyer.

En la cinta participan además, Diane Kruger (Malditos bastardosTroya), Max Irons (Caperucita Roja: ¿A quién tienes miedo?El retrato de Dorian Grey)), Jake Abel y William Hurt (El beso de la mujer araña,  Hijos de un dios menor e Una historia de violencia) entre otros.

El 22 de marzo se estrenará The Host ( La huésped ), la película basada en el best seller romántico homónimo de Stephenie Meyer, autora deCrepúsculo, protagonizada por la actriz nominada a un Oscar Saoirse Ronan.

El director Andrew Niccol, responsable de Gattaca e In time, ha adaptado la novela de Stephanie Meyer The Host (La huésped ), publicada en 2008 paralelamente a la última entrega de la popular y exitosa saga Crepúsculo.

En argumento de la cinta parte de la invasión de nuestro mundo por un enemigo desconocido. Los seres humanos se han convertido en huéspedes de los invasores, que se han apoderado de sus mentes manteniendo el cuerpo intacto. Casi toda la humanidad ha sucumbido a esta invasión. Cuando Melanie (Saoirse Ronan), uno de los pocos humanos “salvajes” que quedan, se ve capturada, está convencida de que ha llegado su fin.

Wanderer, el ‘alma’ invasora asignada al cuerpo de Melanie, ya está avisada de las dificultades que implica vivir dentro de un ser humano: las emociones irrefrenables, el torrente de sensaciones, los recuerdos demasiado vívidos…

Pero hay algo con lo que Wanderer no contaba: la antigua inquilina de su cuerpo se niega a cederle el control de su mente. Cuando unas fuerzas externas obligan a Wanderer y a Melanie a aliarse, ambas emprenden una incierta y peligrosa búsqueda del hombre al que aman.