Hoy se estrena en Colombia: ‘La venganza de la Casa del Lago’ (The last house of the left)

La_venganza.JPG_cmykLos maestros del suspenso Wes Craven (Pesadilla en la Calle del Infierno, la trilogía La Máscara de la Muerte) y Sean Cunningham (Viernes 13, House-La Casa del Miedo) regresan a la película pionera que lanzó la carrera de Craven como director e influyó durante décadas en el cine de terror: La Venganza de la Casa del Lago (The last house of the left). Presentando la trama de uno de los filmes de suspenso más famosos de todos los tiempos a una nueva generación, los realizadores nos traen una historia que explora hasta donde pueden llegar dos personas comunes y corrientes para vengarse de los psicópatas que le hicieron daño a su hija.

La noche que llega a la remota casa de la familia Collingwood en el lago, Mari (Sara Paxton de Mi Amiga la Sirena) y su amiga Paige (Martha MacIsaac de Supercool) son raptadas por el psicópata prófugo de la cárcel Krug (Garret Dillahunt de Sin Lugar Para los Débiles) y su pandilla – su trastornada amante Sadie (Riki Lindhome de El Sustituto), su sádico hermano Francis (Aaron Paul de la serie de televisión Breaking Bad) y su pusilánime hijo Justin (Spencer Treat Clark de Gladiador).

Aterrada y dada por muerta, la única esperanza de sobrevivir de Mari es lograr llegar donde sus padres John y Emma (Tony Goldwin de El Último Samurai y Monica Potter de El Juego del Miedo). Desafortunadamente, sus atacantes inadvertidamente buscan asilo en el único sitio donde ella estaría a salvo.

La nueva version es dirigida por Dennis Iliadis, cuya reciente cinta Hardcore ganó aclamaciones y despertó controversia por su presentación de la prostitución adolescente en la Grecia de la actualidad. Produce con Craven y Cunningham, Marianne Maddalena (la trilogía La Máscara de la Muerte, Vuelo Nocturno), la socia productora de siempre de Craven. Jonathan Craven (El Despertar del Diablo II) y Cody Zwieg (El Despertar del Diablo II, Las Reglas de la Vida) son los co-productores y Ray Haboush (Primal) es el productor ejecutivo.

4515_D004_00093.jpg_rgbPara crear esta pesadilla de la lucha de una familia para sobrevivir, Iliadis y los productores han reunido un selecto grupo de talentosos cineastas detrás de las cámaras que incluye a los guionistas Adam Alleca (Standoff) y Carl Ellsworth, el director de fotografía Sharone Meir (En la Crueldad del Río, Juego de Honor, El Camino del Guerrero), el diseñador de la producción Johnny Breedt (Hotel Rwanda, En Nombre del Honor), el editor fílmico Peter McNulty (El Asesinato de Jesse James por el Cobarde Robert Ford, Petróleo Sangriento, Elektra), el supervisor de efectos especiales Jamsion Goei (Crepúsculo), el compositor John Murphy (Exterminio 2, Miami Vice, Millones, Juegos y Trampas) y la diseñadora del vestuario ganadora del premio Emmy, Janie Bryant (El Despertar del Diablo II, la serie de televisión Mad Men).

Un Clásico de Culto: Craven y Cunningham Rediseñan el Terror

Con una carrera de más de tres décadas de duración, Wes Craven se ha convertido en un fenómeno cultural del cine y la televisión. Reinventó el género del terror en 1984 con el filme clásico Pesadilla en la Calle del Infierno, la cual escribió y dirigió y en la siguiente década reconstruyó el género nuevamente con la exitosa trilogía La Máscara de la Muerte. Estas dos franquicias han recaudado casi un billón de dólares en la taquilla mundial y son una demostración de su profunda comprensión de los temores inconscientes que enturbian la psiquis humana.

El éxito de Craven explorando las raíces del terror comenzó en 1972 con su primera película, el memorable filme de suspenso La Venganza de la Casa del Lago. La cinta fue producida con el también maestro del horror Sean Cunningham, quien creó la taquillera franquicia Viernes 13.

A principios de los 1970s, millones protestaban por la Guerra de Vietnam desilusionados por la brutalidad que veían en las pantallas de televisión cada noche. También veían injusticias dentro de sus fronteras. La juventud desafiaba la actitud de la sociedad ante temas tales como los derechos civiles y la discriminación de las mujeres y los homosexuales. Reflejando esa actitud revolucionaria, una nueva generación de cineastas expandió las fronteras del cine convencional.

Entre ellos se encontraban Craven y Cunningham, quienes discretamente filmaron una película que cambiaría la historia del cine de suspenso moderno. “Fue una época en que todos trataban de romper el molde y acabar con la censura,” explica Craven. “Quisimos mostrar la violencia como realmente era.”

Fuente: Prensa UIP

comments powered by Disqus

Nosotros

© 2003-2014 Estereofonica.com es un medio digital independiente. Este sitio web publica información de agencias de prensa y otros medios de comunicación con autorización de los mismos.
Bogotá, Colombia

icon
icon
icon