Macaulay Culkin: momentos claves en su accidentada vida

‘Mi pobre angelito’ relata la historia de un niño que es olvidado en su casa por sus padres en los días previos a la Navidad. Puede parecer irónico, pero el protagonista de esta película, Macaulay Culkin, tiene una vida llena de olvidos.

Sus padres, su entorno, sus agentes, siempre se olvidaron de él y solo pensaban en dirigir los éxitos su carrera. Culkin cumplió hace unos días 30 años.

Muchos lo recuerdan como el niño de la pantalla grande, pero nadie sabe de él en su etapa adulta, de sus trabajos en el cine independiente o su estrecha amistad con Michael Jackson (es padrino de dos hijos del fallecido cantante).

A continuación un recuento de algunos momentos claves en la accidentada vida del actor.

Mi pobre angelito (1990)

Con la imagen de chico tierno, limpio, muy listo y lleno de franqueza, Macaulay Culkin se presentó ante el mundo. Había participado en algunas producciones anteriores, pero fue con esta película que se dió a conocer en todo el planeta. ¿Y quién no cae en esa imagen de niño desvalido? Hollywood cayó rendido a sus pies. Un futuro prometedor de abría para él.

Mi primer beso (1991)

Macaulay volvió a la carga con una película que, más que nunca, tenía la intención de colocar al actor en el papel de muchacho indefenso que no es capaz de matar una abeja (aunque las abejas consiguieran hacerle mucho daño a su personaje en la película). Con un par de anteojos que lo hacían aún más tierno, Culkin ingresó en la lista de niños actores más lindos de todos los tiempos. Nada parecía entorpecer su camino directo al éxito.

Mi pobre angelito 2 (1992)

En la cima de la fama y con su actuación en la segunda parte de la historia del niño olvidado por sus padres, nadie se podía olvidar de él porque su valor como actor había despegado de forma espectacular. Sabiendo esto, su padre, Kit Culkin, comenzó a gestionar la carrera del niño y logró amasar mucho dinero como empresario. En la película, las travesuras del pequeño se trasladaron a Nueva York, y el resultado fue un éxito de taquilla otra vez.

Un buen hijo (1993)

Hollywood intentó sacar provecho de la cara de ángel del actor para demostrar que no todos los niños rubios con ojos azules y una sonrisa encantadora son seres humanos de confianza. Frente a un también pequeño Elijah Wood, Macaulay resultó ser un demonio, capaz de articular impensadas y maléficas estrategias para dañar a los demás. Empezaba a notarse un cambio en la vida de Culkin.

Vicios y dinero (1994)

Macaulay Culkin comenzaría a mostrarse, desde muy joven, propenso al camino sinuoso por el que muchas estrellas de Hollywood circulan. El joven actor tuvo acceso muy pronto a todos los vicios típicos de las celebridades. Al mismo tiempo, ya con varias películas en su haber, ganaba millones de dólares que, por supuesto, iba a parar a las cuentas bancarias de su padre.

Ricky Ricón (1994)

Este fue el año en que Macaulay Culkin podía alcanzar el máximo sitial de su carrera como estrella juvenil. Ricky Ricón fue la tercera película protagonizada por en esa temporada pero los problemas no tardarían en llegar tras varias peleas de sus padres por el dinero. La película relataba la historia de un muchacho adinerado que perfectamente describía su situación. Después de eso, pasó nueve años fuera del cine. Durante este período Culkin se hace  muy amigo de Michael Jackson.

El matrimonio en 1998

Legalmente prohibido de trabajar en el cine gracias a los numerosos conflictos entre sus padres por la su custodia, Macaulay resuelve decir que ya era un adulto y, a los 17 años, se casa con la también actriz, de su misma edad, Rachel Miner. El matrimonio era un síntoma de una vida llena de altibajos, y dos años después, la pareja se separó.

Sex and breakfast (2007)

En otra producción independiente que no gozó de mucha taquilla, Macaulay vuelve a ser el protagonista de una trama que refleja el malestar del actor con sus padres. En esta historia, él y una chica conforman una peculiar pareja que decide revitalizar su relación sosteniendo relaciones sexuales con extraños. Nuevamente, Culkin interpretaba a un personaje muy parecido a sí mismo, una vida compleja, errática.

Party Monster (2008)

Casi una década después de estar lejos del cine, Macaulay reaparece en escena con un personaje que podía reflejar su vida, puesta en el ojo público desde muy temprano. En la película independiente Party Monster, interpretó a un drag queen obsesionado con el “dinero, el éxito, la fama y la gloria”, palabras que parecían describir más del actor que a su personaje.
Detenido por posesión de drogas (2004)

Apenas había regresado al cine y Macaulay volvía a ser noticia por su vida personal. El actor fue arrestado por posesión de drogas (marihuana) en Oklahoma, Estados Unidos. Nada bueno para alguien que luchaba por reiniciar su carrera lejos de los problemas.

Fuente:Terra.com

comments powered by Disqus

Nosotros

© 2003-2014 Estereofonica.com es un medio digital independiente. Este sitio web publica información de agencias de prensa y otros medios de comunicación con autorización de los mismos.
Bogotá, Colombia

icon
icon
icon