Mauricio Valdeblanquez eliminado de la Casa Estudio

Que temprano nos llega la hora de seguir conspirando: La protección es lo que obsesiona a María Angélica- que por lo visto no la verá ni por error-, por lo que lleva y trae sus “cocadas” con Cristian, demostrando que le tienen su envidia guardada a Katherine Peláez. Camandulita Cristian le sugiere a la vendedora de cocadas que luche por ganarse la protección de la mano de doña Microondas. Mientras ella, junto a Claudia y Sebastián debaten sobre la convivencia en la casa. Si existiera un medidor de hipocresía, se revienta en esta casa estudio.

Tras la pausa comercial, doña Ingrid Lobo Microondas sigue en su habitual labor de calentar h… con Harrison, y él, encantado de la vida, tomándole el pelo a sus otros compañeros. Luego, turno de entretenernos con las afeitadas de Sebastián…un momento que cambiará nuestras vidas (sarcasmo). Clase con Marcela Benjumea sobre emociones, con sobre y subactuaciones llenas de alaridos…¿será ensayo para cuando los eliminen del programa?. Marcela les dice que esto no es una carrera de velocidad, sino de resistencia. Muy acertada la frase.

Turno de más de la aburrida relación Mauricio-Claudia Echeverry, que desde hace semanas no evoluciona…lo que si evoluciona será el ajedrez que quiere jugar Sebastián, junto a Cristian e Ingrid…que rico ¡….como me gusta el sabor del complot!…ojala a este trío de arpías se les dañe el cuento y tengan que pelar mas el cobre. Y en ese sentido, la carta del costeño de poco o nada sirve…aun a pesar de las palabras fariseas de María Angélica – asi las siento yo-.

Turno de las camisetas rojas, ambas ya lucidas con anterioridad, con mayor o menor desgaste. Ya la receta – y no propiamente la de una rentables cocadas- se la conocen: Mensajes para los amenazados de sus familiares, mensajes de los otros siete jugadores, palabras de los nominados, y lo importante: con un porcentaje del 61.51 % contra un 38.49 %, el sexto participante que abandona la casa estudio es Mauricio Valdeblanquez, quien se convierte en la cuarta víctima del fenómeno Cristian Suarez Camandulita, y a su vez víctima de su propia intrascendencia, y bueno, no salía muy rentable en términos de comentarios. Luego no nos demos golpecitos de pecho cuando ese petardo sin presencia los decepcione actoralmente ( yo, personalmente, no espero nada)

Fuente: Lafiscalía.com

comments powered by Disqus

Nosotros

© 2003-2014 Estereofonica.com es un medio digital independiente. Este sitio web publica información de agencias de prensa y otros medios de comunicación con autorización de los mismos.
Bogotá, Colombia

icon
icon
icon