10 canciones que recorren la vida de Michael Jackson, hoy son dos años de su muerte

El 25 de junio del 2009, Michael Jackson dejó de existir. El “Rey del Pop” dejó una gira pendiente, legiones de desconsolados seguidores y una vasta obra de inmortales álbumes y canciones que –pese a la muerte del cantante- no han dejado de sonar. Aquí, a manera de pequeño homenaje, un breve repaso de algunos de los inolvidables temas que hicieron grande a ‘Jacko’ y que continúan siendo aclamados hasta ahora:

1. Billie Jean (Thriller, 1982): Es el segundo sencillo del archidifundido álbum “Thriller”. El tema fue basado en un incidente real en el que una mujer acusaba a Jackson de ser padre de sus gemelos (“She says I am the one/ But the kid is not my son”). El ritmo de esta canción era capaz de atraparte de inmediato con sonidos, texturas y efectos muy pulcros que daban una interesante sensación de peligro. Pronto, el tema se convirtió en uno de los más grandes hits de ‘Jacko’, e incluso de lo mejor de la historia del músico, según críticos especializados (Rolling Stone, Blender, Q Music), fans y todo tipo de encuestas que lo colocan en este podio. Fue con esta canción, durante un concierto en Pasadena, en 1983, que Michael hizo popular el famoso ‘paso lunar’. Gran valor agregado.

2. Thriller (Thriller, 1982): Lleno de música y cultura pop, este tema (y su respectivo videoclip) fue acaso el tema más conocido y comercializado de Michael Jackson a nivel mundial, ocupando permanentemente en los primeros lugares de las listas radiales ochenteras. Es imposible dejar de asociar el éxito de “Thriller” a la llamativa inserción de zombies bailarines en el video musical, pero no por ello podemos dejar de señalarlo como uno de las más grandes e importantes creaciones de un ‘Jacko’ con gran humor. De sus mejores hits, sin la menor duda.

3. Man in the mirror (Bad, 1987): La canción fue compuesta por Siedah Garrett y Glen Ballard (ambos compositores y músicos), pero contaba con la indiscutible e intensa interpretación de Jackson. Algunos críticos decían que se trataba de una versión simple de “Bad” en balada. Lejos ser una lírica personalista (“I’m starting with the man in the mirror/ I’m asking him to change his ways”), se trata de una de las letras con contenido social más enérgicas del “Rey del Pop”.

4. Don’t stop til get enough (Off the wall, 1979): La primera canción en la que Michael fue autor y compositor, demostrando que no era solo el dulce niño de los “Jackson Five”. Se dice que su madre –una ferviente testigo de Jehová- se escandalizó por el doble sentido del título (“no pares hasta que tengas suficiente”). Pese a que el tema llegó exactamente al final de la década de la música disco, pegó en las principales listas y sigue sonando en la actualidad. Hasta las radios locales la siguen transmitiendo.

5. Beat it (Thriller, 1982): Era otro de los temas que demostraban que Jackson estaba en el mejor de sus momentos (en el lanzamiento del álbum “Thriller”), por la facilidad con la que saltaba de género en género. En “Beat it”-una invocación a la no violencia callejera- “Jacko” incursiona en algo de pop rock, con la genial contribución del guitarrista Eddie Van Halen (quizás el mejor atributo acústico de este clásico). No era una obra de líricas magistrales. El impecable sonido y el pegajoso ritmo siempre fueron los fuertes del “Rey del Pop”.

6. Smooth Criminal (Bad, 1987): Compuesto por Michael Jackson, Smooth Criminal era la principal banda musical del filme “Moonwalker”, estrenado en el año 1988. Empieza con la combinación de una percusión y un atrevido bajo que pondría a mover el esqueleto a cualquiera. Uno de los más recordados pasos del video es aquel en que Michael y sus bailarines inclinan sus cuerpos, sin despegar los pies del suelo, desafiando las leyes de la gravedad. La crítica también aclamó su videoclip, premiándolo con el Brit Awards en 1989.

7. Black or White (Dangerous, 1991): Tras el “Bad”, ‘Jacko’ marcaba su retorno a la escena musical con el lanzamiento del disco “Dangerous”, del cual se desprendió este sencillo sensacional por varios motivos: el mensaje que criticaba al racismo flagrante que subsistía (o subsiste) en la sociedad estadounidense; porque ‘Jacko’ quiso darle más fuerza a su música y para ello convocó a Slash (Guns N’ Roses) y a Tim Pierce (en la guitarra heavy metal); y, finalmente, por el creativo y colorido video con el famoso “efecto de mutación” -que puso al tema por delante de muchos en la época-.

8. Dangerous (Dangerous, 1991): Gran éxito noventero de Jackson compuesto por él mismo y que se halla al final (#10) del disco del mismo nombre. A lo largo de todo el tema, Jackson habla en rima de una mujer sumamente peligrosa. Queda un gran recuerdo de las coreografías perfectas que hacía en escena mientras lucía un terno blanco o negro y el típico sombrero. Qué manera de bailar.

9. Bad (Bad, 1987): Segundo single del disco del mismo nombre. “Me gusta ser malo”, rezaba el coro principal de este tema recordado –además de su provocadora letra y música- por las espectaculares coreografías que realizó el “Rey del Pop” y su legión de bailarines. El videoclip de esta canción, donde el astro aparece vestido totalmente de negro, fue dirigido nada menos que por Martin Scorsese.

10. I’ll be there (Third Álbum, 1970): Fue la primera gran aparición en la industria musical de Michael (con un tema de Berry Gordy, Jr., Bob West, Hal Davis y Willie Hutch) y el sencillo más exitoso de la banda “The Jackson Five”. Son Michael y Jermaine Jackson quienes comparten las voces principales, pero fue el menor quien tuvo los versos memorables. “Tú y yo haremos un compromiso”, decía el pequeño ‘Jacko’, como si a esa corta edad ya supiera todo lo que implicaba aquella palabra. Rápidamente conquistó al público y más de uno supo que el pequeño se perfilaba como un grande.