Blur prepara nuevo disco 10 años después

Sería una experiencia bastante extraña anunciar el lanzamiento de un nuevo disco de blur. Y no estamos hablando sobre una compilación de grandes éxitos, o un disco de grabaciones en vivo, sino un álbum propio, lleno de nuevo material.

Tal parece que ese peculiar sueño pronto se volverá una realidad. El guitarrista de blur, Graham Coxon, declaró en una entrevista con Daily Record que definitivamente habrá un nuevo álbum de parte de la banda que en los 90 nos trajo gemas como Parklife y Modern Life Is Rubbish. Cuando Coxon emplea un adverbio como “definitivamente” en lugar de otros como “probablemente” o “posiblemente” entonces debemos tomar nota de esas fuertes declaraciones. Coxon dice que todavía no han ensayado, por lo cual, podemos asumir que hay material escrito.

El último LP que salió a la venta con el nombre de blur adornando la portada fue Think Tank, allá por el mes de mayo del 2003. Para ese entones, el cantante/guitarrista/genio malvado de la banda, Damon Albarn, había encontrado un diferente tipo de éxito con su proyecto alterno, Gorillaz. Su contraparte en blur, el guitarrista y a veces cantante, Graham Coxon, tenía su propio proyecto como solista, muy diferente a las ambiciones de Albarn. Durante la producción de Think Tank, las tensiones entre estas dos fuerzas creativas habían alcanzado un punto irreconciliable. Albarn quería que Fatboy Slim produjera la placa en un estudio de Marruecos. Coxon no estaba de acuerdo con la dirección de la banda, y al ver que Albarn mantenía el control sobre todos los aspectos de la producción, Coxon decidió irse por su lado. Cuando Think Tank por fin vio la luz del día, algunos críticos lo odiaron, otros terminaron enamorados con el disco, pero al final, este LP marcó la última vez que blur se desempeñaría como unidad.

A lo largo de la década pasada, Damon Albarn eclipsó la popularidad internacional de blur con Gorillaz, y aprovechó el éxito para trabajar con todos los artistas que cualquier persona quisiera conocer: Shaun Ryder de los Happy Mondays, Snoop Dog, De la Soul, Dan the Automator, Cibo Matto, Kid Koala, Tom Tom Club, Debbie Harry de Blondie, Mos Def… hasta el ya fallecido actor, Dennis Hopper. Y todos ellos nada más en Gorillaz. Habría además que incluir sus otros proyectos como The Good, The Bad and the Queen, o su más reciente, Rocket Juice and the Moon, donde también trabaja con una larga lista de colaboradores. Damon Albarn se convirtió en una especie de magneto de celebridades. Mientras tanto, su polar opuesto, Graham Coxon, encontró su propia voz con los discos que lanzó como solista: Love Travels at Illegal Speeds y Happiness in Magaziness, por mencionar a dos de sus mejores LPs. En abril nos espera su nuevo álbum, titulado A&E.

Por supuesto, no podemos olvidar a la sección rítmica de blur. Dave Rowntree se ha dedicado, no a la música, sino a la política, donde ha salido en campaña para competir por algún puesto público con el respaldo del partido del Trabajo (Labour Party). Sin embargo, no ha encontrado mucho éxito por esa ruta. También se ha mantenido ocupado como artista de animación. Y por el otro lado está el bajista Alex James quien… pues, siempre se ve contento donde quiera que esté.

Para emplear un viejo cliché, el tiempo cura todas las heridas. En el 2008, Albarn, Coxon, Rowntree y James anunciaron la tan esperada reunión de la banda que originalmente se formó en 1989. Los ingleses regresaron al escenario en Hyde Park, julio de 2009 para después encabezar festivales como Glastonbury. Sin embargo, la reunión solo duró ese verano. Un año después, la banda grabó un sencillo para apoyar a las tiendas de disco en su día. El nombre del sencillo fue “Fool´s Day”, y una vez más la cosa no pasó de ahí. A pesar de que las relaciones entre los integrantes estaban en su mejor momento, no había ningún plan para trabajar en un álbum propio, ya que todos estaban ocupados con sus propias vidas… hasta hoy.

Graham Coxon dice que blur definitivamente tendrá un octavo álbum en su discografía. Ya no es cuestión de cruzar los dedos. Solo resta esperar.