Gotye, Somebody that I use to know y su éxito en el mundo

“Now you’re just somebody that I used to know”.

Así es como dice la última linea del coro en el mega-éxito de Gotye. A lo mejor eres fan. Y si no, seguro lo has escuchado en la radio, en algún centro comercial o en alguna otra zona que recorras frecuentemente. ¿Cómo fue posible que un artista indie de Australia capturará la atención de millones y millones de usuarios de YouTube con una canción tan simple? Quizás el fenómeno tenga que ver con algo de suerte y la alineación de los astros.

Wouter De Backer, mejor conocido como Gotye, es un artista que nació en Bélgica pero que desde su infancia reside en Australia. A lo largo de la década anterior, Gotye se dedicó a la música, ya sea como solista o con algunos otros proyectos colaborativos. Su popularidad era relativamente modesta en la escena local de Melbourne, pero parecía que Gotye era más que un humilde músico que no tenía ambiciones por acaparar la atención del mundo.

En el verano del año pasado, el pequeño sello Eleven lanzó el álbum Making Mirrors. De este disco se desprende el sencillo “Somebody that I Used to Know”, una colaboración con la cantante neozelandesa, Kimbra. El 5 de julio de 2011, Gotye subió su video a YouTube. Sin saberlo, la mecha fue encendida.

En el dichoso video, Gotye y Kimbra salen desnudos, sus cuerpos cubiertos por trazos de dibujos artísticos. El tema nos remite a una canción al estilo de Peter Gabriel, más que nada por los talentos vocales de Gotye. La letra cuenta los traumas de un tipo rencoroso que trata de olvidar a una amante que lo abandonó. Con la melodía correcta y los versos melodramáticos, Gotye tenía en sus manos un éxito bastante decente.

Según las estadísticas de YouTube, para diciembre el tema ya había acumulado 30 millones de visitas. El interés provenía principalmente de usuarios en Australia, Alemania y Holanda. Hasta el día de hoy, el videoclip cuenta con más de 180 millones de hits. En sólo cuatro meses, el contador se multiplicó por SEIS.

Entonces se plantea la cuestión: ¿De dónde salió este tremendo interés popular?

Buena parte del éxito de Gotye es gracias a un cover de una banda indie medio desconocida llamada Walk Off the Earth. El verdadero atractivo del cover resultó ser el video donde los cinco integrantes de la banda tocan una sección de la misma guitarra. El video fue subido el 5 de enero de 2012 y en cuestión de una semana ya había alcanzado un millón de hits. Para muchos usuarios de YouTube, esta fue la primera ocasión que escuchaban la canción, totalmente ignorando que era un cover de Gotye. Gracias al ingenio del video y el atractivo de la misma canción, Walk Off the Earth se convirtieron en estrellas de YouTube.

Por un par de meses, la estrella pop del momento era Walk Off the Earth. Pero pronto la gente se fue percatando que la versión original era mucho mejor, y el reflector pop se fue desplazando para iluminar la estrella del autor original del tema.

Actualemte, el sencillo de Gotye ha alcanzado el lugar número uno en 18 países y es la canción con mejores ventas en el Reino Unido. Sin embargo, parece que el mismo Gotye rechaza algo de la tremenda fama que ha recibido a nivel mundial. En una entrevista con la revista NME, el artista australiano explica que hay días que se harta de todos los covers, parodias y remixes que recibe en su e-mail de “Somebody that I Used to Know”.

Aunque todavía disfruta tocar esa canción en sus conciertos, Gotye siente que ya no es dueño de su propio tema, especialmente ahora con tantos covers. La semana pasada, la serie de televisión de Fox, Glee, hizo su propia versión de “Somebody that I Used to Know”, la cual no fue de mucho agrado para su compositor. Según Gotye explicó al periódico Sunday Mail, -Ellos hicieron un acuerdo de que el sonido de los instrumentos resultara fiel al original, pero las voces de la serie pop “Glee” tienen un estilo seco que sonaba bastante afinado y el rock no tiene ningún sentido real.

Si algo nos ha enseñado el éxito viral de esta canción es que todo tiene que ver con una combinación de suerte, fortuna, golpes de dados, tarjetas Tarot, y por ahí, un poco de talento y creatividad.

Cuando Gotye subió este inofensivo sencillo a YouTube seguro no tenía idea del monumental reconocimiento que le esperaba. La canción era buena y merecía sus aplausos, ¿pero acaso se amerita la obsesión del público?