Toyota inauguró primera fábrica de motores en América Latina

La primera planta de fabricación de motores de la empresa automotriz en América Latina marca el inicio de un nuevo capítulo para las operaciones regionales con una capacidad de 108.000 motores al año.

 

DCIM100MEDIADJI_0189.JPG

Hoy, Toyota do Brasil (TDB) inauguró oficialmente su nueva fábrica de motores en la ciudad de Porto Feliz, São Paulo.  Construida en un lote de terreno que cubre un área de 872,500 m² (9.39 millones de pies cuadrados) la nueva planta representa una inversión de 170 millones de dólares (18 mil millones de Yenes) y generará aproximadamente 320 puestos de trabajo directos en la región.

Con esta nueva operación, Toyota refuerza su compromiso con la economía brasilera y aumenta su apoyo económico a toda la región de Latinoamérica y el Caribe, mientras se mantiene firme en su misión corporativa de contribuir a la mejora de la sociedad.  Esto también reducirá costos en la producción, pero mientras no se llegue a punto de equilibrio por la alta inversión en la planta, difícilmente veremos que beneficie también al consumidor final en el precio de los vehículos nuevos.

La nueva fábrica de Porto Feliz es la primera planta de motores de Toyota en la región y tiene la capacidad de producir hasta 108,000 unidades anualmente de motores Toyota de 1.3 litros y 1.5 litros equipados con Dual VVT-I, cuatro cilindros y Flex Fuel (en el que etanol es mezclado con gasolina).  Estos motores modernos, durables y eficientes son usados en el modelo Etios, que es fabricado en Brasil para clientes en los mercados de Latinoamérica y el Caribe (región LAC).

La planta de Porto Feliz de Toyota cuenta con un proceso industrial innovador en términos de tecnología y un alto nivel de automatización, incorporando máquinas de alta precisión dentro de sus etapas, además de un avanzado laboratorio de pruebas. Estos elementos aseguran la más alta calidad de los motores producidos allí.

En el futuro, Toyota estudia producir, como se anunció en 2012, motores para el modelo Corolla, también en la planta de Porto Feliz.

“Toyota mantiene su compromiso con el desarrollo de la región latinoamericana.  Esta planta en Porto Feliz demuestra que estamos haciendo nuestra parte para ayudar a estimular la economía de la región. Además de nuestras operaciones en Argentina, Brasil y Venezuela ésta nueva fábrica de motores es una prueba de la estrategia a largo plazo de Toyota para ayudar a Latinoamérica y el Caribe a surgir como poder económico global en las próximas décadas”, dijo Steve St. Angelo, CEO para Latinoamérica y el Caribe de Toyota Motor Corporation y Chairman de Toyota do Brasil.

Porto Feliz es una de las plantas más modernas de Toyota en todo el mundo y su proceso de producción sólido, flexible y altamente eficiente hará de ésta una planta muy competitiva.

La utilización de los procesos de fabricación limpios y sustentables era una prioridad en el diseño de la planta de Porto Feliz. Por ejemplo, mediante la reducción de los tamaños de equipos y la optimización de algunos procesos en la línea de montaje original, la planta es capaz de realizar una reducción importante en los residuos generados en el proceso de fundición. La planta de fabricación de motores de Porto Feliz es la primera de Toyota fuera de Japón en tener los tres procesos de producción (fundición, mecanizado y montaje) en un solo sitio.

“Una de las prioridades de Toyota en la región es el desarrollo de empresas y plantas centradas en la competitividad y la sustentabilidad. Esto se deriva de la planificación y el análisis a largo plazo antes de realizar una inversión. Por lo tanto, nuestras operaciones tienden a permanecer estables incluso en medio de escenarios económicos más complejos. Estamos convencidos de que el árbol plantado en Porto Feliz está listo para dar sus frutos ahora y en el futuro “, dijo St. Angelo.

La producción de Toyota en Brasil se inició en el año 1959 con una planta CKD de TDB, primera fábrica de Toyota fuera de Japón.  Desde entonces Toyota se ha propuesto fabricar vehículos apreciados por los consumidores brasileros en el país; un objetivo simbolizado por más de 100,000 “Bandeirante” SUV’s producidos y vendidos entre 1958 y 2001.

“Toyota do Brasil escribe un nuevo capítulo de su historia en este país. Nuestra misión primaria no es solamente construir otra planta más, sino más bien establecer un legado duradero.  Esta planta es el punto de prueba de cuánto creemos en el potencial de esta región.  Toyota aspira a ser un mejor ciudadano global y corporativo ayudando a contribuir a un mejor futuro para la sociedad brasilera”, destacó Koji Kondo, Presidente de Toyota do Brasil.

 

Aplaudimos esta nueva iniciativa de Toyota, y esperamos que a mediano plazo veamos varios de los productos en nuestro mercado.  Quiza en este Salón que se acerca conoceremos muchas novedades.

Toyota, una filosofía de vida

Toyota es una de las empresas de mayor reconocimiento y recordación en la industria automotriz global. En Colombia, ATC (Automotores Toyota Colombia) nació de la fusión entre Toyota de Colombia y Distoyota. Cuenta con más de 50 puntos de venta distribuidos a lo largo del territorio nacional, en los cuales comercializa su exitoso portafolio de productos, como Prado, Hilux, Fortuner, Corolla, Land Cruiser 70, Camry, Rav4, 4Runner, LC200 y FJ Cruiser.