‘La Ley del Corazón’, la telenovela clásica regresa a RCN

Tiene todos los elementos de una gran telenovela o serie telenovelada. Le pidieron a la agrupación Piso 21 que les hiciera una canción especialmente para la historia, y desde ya es una de las canciones más oídas del 2016, los actores son de gran reconocimiento y la mayoría de ellos son bellos por naturaleza, así las cosas, esta serie sobre la familia y los casos más abrumadores de la ley, llega al Canal RCN desde el próximo lunes 28 de noviembre a las 9:00 p.m. con el fin de sacar del atolladero del rating al canal.

laleydelcorazonparrilla

Un grupo de abogados expertos en derecho penal y de familia, llegará a las noches de RCN, para resolver diferentes casos en ‘La ley del Corazón’, una serie que promete atrapar a la teleaudiencia colombiana, con una historia que transcurre en un exitoso bufete de abogados, dedicados a casos de separaciones, divorcios y en general a los conflictos familiares y de pareja. Este grupo de juristas, enfrentará, en sus vidas personales, situaciones similares a las de sus clientes, las cuales los confrontarán con sus propias emociones.

‘La ley del Corazón’, es una serie de talla internacional original de RCN, grabada en formato cine y la última gran creación de la talentosísima escritora Mónica Agudelo (Q.E.P.D.), reconocida por sus grandes historias de corte dramático como: Señora Isabel, La Hija del Mariachi, Amor sincero, La madre, La costeña y el cachaco, y Hombres, entre otras, destacadas producciones que han sido vendidas en varios países con mucho éxito. Además participaron en los libretos: Felipe Agudelo, Natalia Santa y Ricardo Sarmiento.

La producción cuenta con un elenco de primera línea, protagonizada por el actor Luciano D’Alessandro y Laura Londoño. A ellos los acompañan actores de gran nivel como Carlos Benjumea, Judy Henríquez, Sebastián Martínez, Carolina Acevedo, Rodrigo CandamilHelena Mallarino, Lina Tejeiro, Mario Ruiz, Mabel Moreno, Iván López, Manuel Sarmiento, Yesenia Valencia y Juan Pablo Barragán, entre muchos otros. Además, hubo más de 400 actores invitados de gran trayectoria en la televisión nacional. La dirección estuvo a cargo de dos titanes del teatro y la televisión: Víctor Mallarino (Celia, Amas de casa desesperadas) y Sergio Osorio (La viuda de la mafia, Hasta que la plata no separe, A corazón abierto I y II).

La serie, cuenta la historia de Pablo Domínguez (Luciano D’Alessandro), un atractivo abogado, socio de la firma Cabal-Ortega-Domínguez y asociados, quien está atravesando una difícil situación en su vida al separarse de su esposa. Repentinamente, el abogado conoce a su colega Julia Escallón (Laura Londoño), quien está a punto de casarse con Camilo Borrero (Sebastián Martínez), pero el destino da un giro inesperado en la vida de la mujer el día de su matrimonio y por cosas de la vida, terminará muy cerca de Pablo y enfrentándose con él en los estrados judiciales.

“La ley del Corazón, es una serie que escribió Mónica Agudelo antes de morirse y la estuvimos trabajando juntos durante sus últimos meses de vida. Ella dejó la serie muy adelantada y yo escribí los capítulos restantes, aunque ella la dejó totalmente diseñada y los personajes estructurados. Sabíamos exactamente cómo iba a desarrollarse toda la serie. Yo lo que hice fue simplemente terminar ese trabajo. La idea original fue de ella y durante todo el proceso de su enfermedad, una de las cosas que nos distraían, era seguir armando la historia y después cuando ella murió, yo tenía claro cómo concluir la serie, para eso, me ayudaron a armar la historia otros dos libretistas: Natalia Santa y Ricardo Sarmiento y yo me senté a escribir durante dos años para terminarla”, cuenta Felipe Agudelo, libretista de la producción y hermano de Mónica Agudelo, quien añade que ver materializada esta gran obra de su hermana, ha sido una de las grandes satisfacciones de su vida. “Me alegra mucho por un lado ver los excelentes resultados de dirección y de los actores, pero por otro lado, me entristece un poco, porque La ley del Corazón, iba a ser la obra de madurez de Mónica, donde ella recogió lo que aprendió durante toda su vida como libretista y ella tenía la ilusión de verla terminada, pero me encanta el trabajo que se hizo”, concluye.

‘La ley del Corazón’, fue grabada a 3 y 4 cámaras según las necesidades de las escenas, se utilizaron cámaras Sony F55, con ópticas cinematográficas Angenieux con rangos 30-80 a 25-250, Canon Cinema 17- 120. Se usó grúa de cabeza caliente de 12 metros de longitud, Dolly y steadicam. Esta es la primera vez que se maneja en una producción directamente efectos visuales VFX (procesos mediante los cuales, las imágenes son creadas o manipuladas fuera del contexto de la grabación en vivo), tomas desde los ventanales, cromas de los carros en movimiento, disparos, coreografías de peleas y capturas.

Las locaciones en las que recrearon algunas escenas fueron en Bogotá, en lugares como: El Congreso de la República, Hospital Simón Bolívar, Hospital universitario Universidad Nacional, Cárcel de Sierra Morena, Monasterio de Usaquén como Juzgados penales, Centro Internacional, Parque El Chicó, Discotecas, Bares, Restaurantes, Palacio de San Francisco, entre otras locaciones. Además, hubo casi 500 actores invitados y más de 3000 extras.

SINOPSIS

La prestigiosa firma de abogados Cabal-Ortega-Domínguez y asociados, representa los derechos fundamentales de diversas personas que pasan por sus oficinas. Pablo Domínguez, es uno de los socios del bufete, dentro del que cuenta con el afecto y admiración de sus colegas. No obstante, está sufriendo las consecuencias de un divorcio y la posibilidad de no ver más a sus hijastros a quienes crio como si fueran sus propios hijos. Por su lado, Julia Escallón, una joven abogada, está feliz, pues contraerá matrimonio con Camilo Borrero, el hombre de quien está profundamente enamorada. Sin embargo, todo cambia radicalmente para Julia cuando en el altar, a segundos de dar el sí, ve cómo su novio es apresado, y sindicado del asesinato de una joven que estuvo presente en su despedida de soltero.

Julia y Pablo, abogados de dos clientes enfrentados por la custodia de su hijo, vuelven a encontrarse en los estrados judiciales y así se da comienzo a una relación entre un hombre y una mujer desencantados del amor, pero con la limitante de la posible salida de prisión de Camilo, el novio de Julia, cuando se logre demostrar su inocencia. De manera paralela a esta historia central, avanzan los conflictos románticos y afectivos de los demás abogados de la firma, como el mujeriego encantador Nicolás Ortega, el brillante Alfredo Duperly, el correcto Marcos Tibatá, la romántica Catalina Mejía, la feminista María del Pilar Garcés, la celosa Rosa Ferro, el suspicaz Iván Estefan, el sabio Hernando, el divertido Elías Rodríguez y demás personajes, quienes, paradójicamente, buscan el amor en un ambiente de separaciones y de odios. Precisamente en el lugar en donde éste acaba.