Alex de la Iglesia clausura el FICCI en Cartagena con ‘Balada triste de Trompeta’

132 0

El Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias “FICCI”- le sigue apostando a los títulos más representativos de la cinematografía iberoamericana. La Chispa De La Vida, la más reciente producción del director español Álex de la Iglesia, será la encargada de clausurar la edición 52º del festival más antiguo de América Latina luego de tener su Estreno Mundial como una Gala Especial en el Festival Internacional de Cine de Berlín esta semana. Así mismo, el director ganador en Venecia con su filme Balada triste de Trompeta, estará en Cartagena junto a su novia Carolina Bang, protagonista de ésta última.

La Chispa De La Vida cuenta la historia de Roberto, un publicista desempleado, que tuvo éxito cuando se le ocurrió el famoso eslogan: “Coca-Cola, la chispa de la vida”. En medio de su desespero sufre un accidente que le hace debatirse entre la vida y la muerte, llamando la atención de los medios de comunicación. Roberto busca explotar la situación para vender la exclusiva a una cadena de televisión y solucionar sus problemas económicos. Su mujer intenta persuadirlo de desistir de esa idea, pero su obsesión lo llevará al extremo de salvar su vida o darla a cambio del dinero.

La película es protagonizada por el ganador de tres premios Goya, Santiago Segura (Mejor Cortometraje Perturbado 1993; Mejor Actor Revelación El Día De La Bestia 1995; Mejor Director Novel Torrente, El Brazo Tonto De La Ley 1998); y la nominada al Oscar, Salma Hayek.

Álex de la Iglesia es uno de los más destacados directores españoles de los últimos tiempos. Era historietista antes de su debut en el medio cinematográfico, el cual lo realizó como director artístico en el cortometraje Mamá (1988) de Pablo Berger. Su primer cortometraje, Mirindas Asesinas (1991), consiguió llamar la atención de Pedro Almodóvar, cuya productora El Deseo Films colaboró en el primer largometraje de De la Iglesia, Acción Mutante (1993). Su siguiente película, El Día De La Bestia (1995) lo consagró como uno de los directores más relevantes del cine español, con la cual obtuvo seis premios Goya incluyendo el de mejor director. Dentro de su filmografía se encuentran La Comunidad (2000), 800 Balas (2002), Crimen Ferpecto (2004), Los Crímenes De Oxford (2007) y Balada Triste De Trompeta (2011), entre otras.