‘Alvin y las ardillas 2’, el estreno infantil para ésta temporada

En el 2007, Alvin Y Las Ardillas, un fenómeno global para muchas generaciones de aficionados, se convirtió en un suceso cinematográfico que mezclaba la acción en vivo con imágenes generadas por computadora, dentro de una sensibilidad cómica contemporánea. En el exitazo taquillero de aquella temporada vacacional, que recabó más de $350 millones de dólares en todo el mundo, el compositor Dave Seville convirtió a las ardillas cantantes Alvin, Simón y Teodoro en estrellas de la música pop —mientras el incontrolable trío arrasaba con el hogar de Dave, causaba estragos en su carrera y ponía de cabeza su otrora organizada vida.

Antes de que pudieras decir “¡¡¡Alvinnnnn!!!”, las pláticas comenzaron con el objeto de hacer una nueva película de Alvin Y Las Ardillas. No contentas durmiendo en sus laureles, las ardillas están preparando una “primicia” más: Ha habido grandes secuelas de películas. Ha habido incluso precuelas. Ahora, prepárate para la primera ARDICUELA del mundo, en la que Alvin, Simón y Teodoro se topan finalmente con la horma de su zapato —y quizás más— en el recién llegado trío femenino Las Arditas.

Alvin Y Las Ardillas han estado causando estragos en Dave Seville —y deleitando a las audiencias de todo el mundo— durante más de 50 años. Desde el momento en que cobraron vida con su éxito navideño #1 The Chipmunk Song —la idea creativa del cantautor Ross Bagdasarian, Sr. —, el pegajoso sonido de las ardillitas ha sido un pilar fundamental de la cultura pop, tanto para jóvenes como para adultos. Para el debut en pantalla grande en el 2007, Alvin Y Las Ardillas, las ardillitas sufrieron algunas actualizaciones estilísticas y de actitud importantes. Ya con una actitud y agudeza contemporáneas, eran mucho más que las simples Ardillas que vieron tus padres.

Después de haber arrasado a Hollywood —y al mundo— en el 2007, las ardillitas y los realizadores estaban ansiosos por producir una secuela cinematográfica incluso más ambiciosa y entretenida.

Muchos de los miembros del reparto y realizadores originales del 2007 regresaron para la secuela, incluyendo los productores Ross Bagdasarian y Janice Karman (y voces de Las Ardillas y de Las Arditas de los últimos 30 años), los productores ejecutivos Karen Rosenfelt, Arnon Milchan, Michele Imperato Stabile y Steve Waterman, los actores Jason Lee y David Cross, y las talentosas voces de Justin Long, Matthew Gray Gubler y Jesse McCartney. Por otro lado, entre los miembros nuevos de esta secuela se encuentra la directora Betty Thomas, quien es una de las principales directoras de comedia de la actualidad (“The Brady Bunch Movie”, “Doctor Dolittle”, “Private Parts”), el actor Zachary Levi (el programa “Chuck”) y la voces de las “Arditas” que corren a cargo de Amy Poehler, Anna Faris y Christina Applegate. A continuación, su opinión acerca del fenómeno que han provocado las ardillas y la realización de Alvin Y Las Ardillas 2.

Un Éxito Taquillero Ha Nacido

Janice Karman (Productora): “Con Alvin Y Las Ardillas [2007] nos propusimos captar a las tres generaciones de aficionados a las Ardillas: aquellos que crecieron con Las Ardillas en la década de los 80 [con la exitosa serie de televisión], sus hijos, e incluso aquellos que recuerdan a Las Ardillas de la década de los 60. Nos daba la impresión de que si hacíamos una buena película que tuviera algo para todos, íbamos a tener una gran audiencia”.

Ross Bagdasarian (Productor): “El tema de la familia estaba en la primera película, pero si bien la primera película abordaba la unión familiar, Janice quería explorar la separación de los hermanos, así como su reencuentro final”.

Más Grande / Mejor / Más

Ross Bagdasarian: “Esta segunda parte tiene un diseño visual más grande, piezas musicales más elaboradas, más diversión, emociones más profundas y más acción —¡incluyendo una persecución en motocicleta, helicópteros y a Alvin jugando futbol americano!

Janice Karman: “Y tiene el doble de Ardillas, gracias a la adición de Las Arditas”. Las Arditas son el complemento más nuevo a la franquicia cinematográfica de Alvin Y Las Ardillas —pero no son nuevas para el universo de la cultura pop de Alvin. Karman creó las Arditas en 1982 para una nueva serie de televisión de “Alvin Y Las Ardillas”, que debutó al año siguiente. “Queríamos incluir algunas grandes ‘canciones femeninas’”, comenta].

Días De Escuela:

En la secuela, Alvin, Simón y Teodoro hacen a un lado temporalmente el superestrellato pop para inscribirse en la escuela. No es una transición fácil, una vez que las Ardillas pasan por las diversas dificultades y tribulaciones de la vida escolar —los bullies, las pandillas, las travesuras, el severo director—, que todo estudiante experimenta. Más significativamente, sus aventuras estudiantiles ponen a prueba el vínculo familiar.

Janice Karman: “Poner a Las Ardillas en la escuela [para la segunda parte] es algo con lo que todos se pueden identificar. Todos hemos ido a la escuela; todos hemos tenido el tipo de inseguridades que los chicos experimentan en la película. Así que, nuevamente, es una historia universal”.

Ross Bagdasarian: “Además de la gran música, siempre estamos buscando algunas emociones intensas en una historia de las Ardillas. ¿Cómo te las arreglas en una escuela nueva? ¿Acaso el insaciable deseo de Alvin por la popularidad afectará el vínculo de hermandad de las Ardillas? Al situar la historia en la escuela se generan oportunidades que ponen a prueba el vínculo de los hermanos”.

“Ahí Está Dave Seville….”

Jason Lee (“My Name is Earl”), quien interpreta a Dave Seville, padre / representante de las Ardillas en el exitazo taquillero de 2007, estuvo muy cerca de no repetir su papel en la secuela, debido a problemas de agenda. Pero Lee, determinado a reunirse con Alvin, Simón y Teodoro, hizo algunos movimientos —y fue capaz de acomodar el rodaje para algunas escenas clave que muestran tanto comedia física como momentos conmovedores.

Jason Lee: “Simplemente me dejo llevar por Ross Bagdasarian en la manera de abordar a Dave. ¿Es un grito de Alvin corto o uno largo [“Allllvvviiiiiinnnn!”]? Es muy divertido interpretar la comedia física y las frustraciones constantes que Dave tiene con Alvin. Pero también intentamos hacer que las escenas fueran lo más cálidas posible —y hacer a Dave tan agradable como se pudiera, ¡considerando la gran cantidad de veces que se la pasa gritándole a Alvin!”.

Jason Lee: “En la secuela Dave y los muchachos tienen un gran reencuentro. Acabas por entender que así como Dave se resistió a los chicos en la primera película, se ha convencido de lo contrario y percatado lo mucho que significan para él. Son sus hijos, por decirlo de alguna manera. En la película nueva, llevamos su vínculo familiar al siguiente nivel, que es: ‘Estamos juntos incondicionalmente, para siempre’. Pero…Dave sigue estando hasta el gorro en todo el problema que ocasionan”.

Toby Toma El Mando

Debido a las travesuras de Alvin sobre el escenario, Dave acaba en un hospital de París. Mientras se recupera, a su primo Toby le encargan el cuidado de Las Ardillas. Zachary Levy, quien interpreta a Toby, es mejor conocido por su papel protagónico del héroe que le da el nombre al título —un empleado nerd de una tienda de electrónica que se convierte inesperadamente en espía— en la serie de comedia y aventuras de la NBC “Chuck”. En la secuela, Toby, interpretado por Levy, resulta ser todavía más nerd que Chuck, que ya es un decir; Toby es un jugador obsesivo de videojuegos que está totalmente perdido cuando se trata de ser “padre” —y Alvin, Simón y Teodoro, siempre propensos a generar problemas, ¡no le facilitan nada las cosas!

Zach Levi: “Toby se ve involucrado en una situación en la que tiene que cuidar a Las Ardillas; una misión que al principio es completamente incapaz de llevar a cabo, porque los intereses de Toby sólo se extienden a los videojuegos”.

Zach Levi: “Haber formado parte de una nueva película de Alvin Y Las Ardillas fue una auténtica travesía para mí porque soy un gran aficionado de Las Ardillas; ¡todo lo mundo es en algún momento de su vida! De joven, solía ver la caricatura de ‘Alvin Y Las Ardillas’ los sábados por la mañana, y la película ‘La Aventura de las Ardillas’, que Janice dirigió. También me la pasé de maravilla viendo la película más reciente. Soy un gran aficionado de las películas que entretienen tanto a padres como a niños”.

¡Las Ardillas Hablan!

Tres de los jóvenes actores más populares de la actualidad —Justin Long de “Dodgeball: A True Underdog Story’s”, Matthew Gray Gubler de “Criminal Minds”, y la sensación de la música pop y actor Jesse McCartney— regresan para esta segunda parte para darle voz, respectivamente, a Alvin, Simón y Teodoro. Los productores Ross Bagdasarian y Janice Karman continúan deleitados con el trabajo de los tres intérpretes —que no es poca cosa, dado que el padre de Bagdasarian, Ross, Sr., le dio voz a las ardillas antes de su muerte prematura, mientras que Bagdasarian y Karman le han dado voz a Las Ardillas y a Las Arditas estos últimos treinta años.

Justin Long: “¿Qué es lo que hace que Alvin destaque? Creo que Alvin es un líder nato, con mucho carisma y encanto. En su mente, es extraordinario”.

Matthew Gray Gubler: “Me siento honrado de interpretar el papel de Simón porque quizás y sea el aficionado más fiel que hayan tenido Las Ardillas. Me encanta su música, su vida, filosofía…todo. Era tal mi admiración que me preocupaba que nadie me creyera cuando me dieron el papel en la primera película. Antes de la escuela, solía ver la caricatura que pasaba en la década de los 80”.

Jesse McCartney: “Recuerdo haber pasado cada sábado por la mañana en el sofá con un gran plato de cereal, y mis piyamas, viendo ‘Las Ardillas’ —sin saber que algún día iba a interpretar a Teodoro”.

Justin Long: “Si Jethro Tull es como el tipo de infusión de rock con la flauta, entonces Las Ardillas tendrían que ser un tipo de infusión de rock del flautín agudo”.

Matthew Gray Gubler: “Las Ardillas resuenan en todo el mundo, incluyendo mi abuelo, padre, hermano; es una cosa multi-generacional. Es sorprendente ver el alcance que han tenido”.

Jesse McCartney: “Obviamente estoy predispuesto porque interpreto a Teodoro, pero yo hubiera llamado al grupo ‘El Trío de Teo’ y no Alvin Y Las Ardillas. Teodoro tiene muchas virtudes encantadoras. En la secuela, el mayor reto de Teodoro es sobreponerse a ciertos obstáculos durante su primer año en la escuela. Tales como: los bullies…y su miedo a las águilas. Pero más que nada, Teodoro necesita la garantía de que forma parte de algo, y de que tiene una familia”.

¡poder Femenino! Conoce A Las Arditas:

Las tres Arditas hicieron su debut en 1983 en la serie animada “Alvin Y Las Ardillas”. Creadas por Janice Karman (quien también les dio la voz), Las Arditas le brindaron a Karman y Bagdasarian la oportunidad de hacer algunas “canciones femeninas”. Al mismo tiempo, Las Ardillas y las Arditas tenían una dinámica divertida, que fue del agrado de la gente. Así como lo hicieron con Las Ardillas, los realizadores fueron capaces de reunir a tres talentos formidables —en este caso, Anna Faris, Christina Applegate y Amy Poehler— para darle voz a Las Arditas (Jeanette, Brittany y Eleanor, respectivamente).

Anna Faris: “Jeanette es distinta a sus hermanas en cuanto a que, entre otras cosas, usa lentes. Y su cola de caballo también refleja su estilo único e interesante. Es un poco soñadora, y no tan ambiciosa como sus hermanas. Quizás, es un poco más nerd que Brittany y Eleanor. Es increíblemente tierna y tiene un corazón de oro. En cierto modo, soy como Jeanette, porque yo, también, puedo ser un poco fantasiosa…un poco soñadora. Y solía usar lentes”.

Christina Applegate: “Brittany es atrevida —y definitivamente tiene con qué respaldarlo. Tiene muy buena voz y sabe moverse. ¡Algunos movimientos sorprendentes que todavía estoy intentando discernir cómo los hizo!”.

Amy Poehler: “Eleanor es determinada y vigorosa. Y es chaparrita, condición que siempre hace que tengas una personalidad interesante. Es optimista. Sabe cómo divertirse y su entusiasmo es contagioso”.

Anna Faris: “No puedo decir la palabra ‘Squeakquel’ sin reírme. Y quizás y la he dicho, no sé, entre quinientas y seiscientas veces. ‘Oh, sí, mamá, estoy haciendo la ‘Squeakquel’. Me pongo a reír de inmediato”.

Christina Applegate: “Se siente maravilloso ser inmortalizada al darle voz a una Ardita; era algo en la lista de cosas que tenía que hacer en la vida. Me encantó la primera película y quería ser parte de ésta”.

Amy Poehler: “Las Arditas son sumamente divertidas y también es divertido decirle a la gente que estás trabajando en una secuela. Creo que la palabra ‘Squeakquel’ garantiza diversión. ‘Secuela’ podría ser una continuación de una película de terror o un drama emotivo. Con una ‘Squeakquel’ sabes en lo que te estás metiendo —y que habrán muchísimas risas”.

La Música De Las Ardillas

¡Todos cantan! ¡Todos bailan! ¡Todo Alvin! En Alvin Y Las Ardillas, Alvin, Simón y Teodoro tienen un sonido nuevo, en el que a su distintiva música le incorporan toques modernos de rock, pop, reggae y hip hop. Con la secuela, las Ardillas, junto con el productor ejecutivo musical Ali Dee Theodore, entregan música pop incluso más accesible y divertida. He aquí lo que los aficionados a la música de las Ardillas encontrarán en el soundtrack de Rhino Records.

ALVIN AND THE CHIPMUNKS; THE SQUEAKQUEL

Música de la Película

1. You Really Got Me – Las Ardillas con Honor Society
2. HOT N COLD – Las Arditas
3. So What — Las Arditas
4. You SPIN ME ROUND (Like A Record) – Las Ardillas
5. SINGLE LADIES (PUT A RING ON IT) – Las Arditas
6. Bring It On – Las Ardillas
7. STAYIN’ ALIVE – Las Ardillas
8. The Song – Las Arditas con Queensberry
9. It’s OK – Las Ardillas
10. SHAKE YOUR GROOVE THING – Las Ardillas y Las Arditas
11. PUT YOUR RECORDS ON – Las Arditas
12. I Want To Know What Love Is – Las Ardillas
13. We Are Family – Las Ardillas y Las Arditas
14. No One – Las Arditas con Charice

CANCIÓN EXTRA

15. I Gotta Feeling – Las Ardillas y Las Arditas

Un Surtido De Ardillas

Con la sofisticada tecnología en audio que existe en la actualidad podrías pensar que las voces de Las Ardillas (y Las Arditas) serían capturadas a través de técnicas de vanguardia. Pero los productores de Alvin Y Las Ardillas 2, Ross Bagdasarian (cuyo padre fue el creador de Las Ardillas) y Janice Karman insistieron en apegarse a lo tradicional para conservar los sonidos característicos de los muchachos —que fueron creados exactamente de la misma manera en como Ross, Sr. lo hizo 50 años atrás, al disminuir la velocidad de grabación a la mitad, para después reproducirlas a una velocidad normal.

El veterano director de fotografía Anthony Richmond ha filmado muchos filmes memorables —y ciertamente no es ningún neófito cuando se trata de capturar la magia en los conciertos de rock: En 1968, fotografió “Let It Be” con The Beatles en una azotea de Londres. Más de 40 años después, para la secuela, Richmond filmó una secuencia clave en la azotea de los Estudios Sunset Grower, en Los Ángeles. Richmond comenta: “De azotea a azotea, de los Beatles a las Ardillas, ¡no creo que me pueda equivocar!”.

Biografías De Las Ardillas Y Las Arditas

ALVIN

Alvin continúa disfrutando —demasiado— su rol como líder de la banda, y sus travesuras en un concierto de beneficencia provocan que Dave Seville termine en el hospital. Para gran disgusto de Alvin y sus hermanos, Dave les ordena que dejen atrás temporalmente el superestrellato pop y que se inscriban en la escuela. La diminuta ardilla se convierte en el Gran Hombre del Campus cuando se hace amigo de los atletas de la escuela y se une al equipo de futbol americano. Pero la popularidad de Alvin en la escuela no le sienta bien a Simón y Teodoro, especialmente cuando Alvin les queda mal en el gran enfrentamiento musical contra Las Arditas.

SIMÓN

El más inteligente del maravilloso trío, la transición de Simón a la vida escolar es, sin embargo, accidentada. Cuando le asignan el honor ficticio de ser llamado el Pequeño Monitor, Simón acepta gustoso el reto, pero pronto entra en conflicto con los atletas de la escuela, quienes lo humillan frente a Alvin. ¿Se podrá resolver la desavenencia entre los hermanos antes de que sea demasiado tarde?

TEODORO

Conocido por sus aficionados como “El Cariñoso”, Teodoro es también servicial, adorable, sensible, crédulo, confiado e ingenuo. (En breve, es todo lo que Alvin no es). Teodoro extraña mucho a Dave y sus esfuerzos desesperados por lograr un vínculo con Toby, quien está al cargo de los muchachos durante la ausencia de Dave, son, de menos, cómicos. Cuando Teodoro huye de casa, saca de manera inesperada lo mejor de sus hermanos y de Toby.

JEANETTE

Inteligente, anteojuda y distraída, a Jeanette le encanta cantar ya sea que esto la lleve o no al estrellato. Es la conexión amorosa perfecta para Simón —si Las Arditas pueden escapar de las manipuladoras garras del nuevo representante Ian Hawke y superar su rivalidad musical con Alvin Y Las Ardillas.

ELEANOR

Voluminosa y encantadora, Eleanor aprecia “vivir a lo grande”, incluso a pesar de que el representante Ian Hawke insiste en que la chaparrita de alguna forma actúa de una manera mucho más grande. Está ansiosa de que Las Arditas logren el estrellato, pero complicaciones inesperadas podrían detener el ascenso al templo musical.

BRITTANY

Como cantante principal y ambiciosa líder de Las Chipettes, Brittany siempre encabeza toda actividad de la banda. Sus habilidades vocales impresionan al nuevo representante Ian Hawke, quien ve en Brittany su boleto para un regreso a la gloria corporativa. Los primeros encuentros de Brittany con Alvin son escabrosos —pero todo tipo de chispas comienzan a volar poco tiempo después.

Una Breve Historia De Las Ardillas

En 1958, Ross Bagdasarian, Sr. era un músico y compositor que estaba pasando por momentos difíciles, y con una familia que alimentar. Fue contratado por Liberty Records, una disquera también en problemas desesperada por un éxito. Con el espíritu de un verdadero artista, Bagdasarian, Sr. era alguien que tomaba riesgos. Vació la cuenta de ahorros de su familia y compró una grabadora con tecnología de punta; después se sentó e intentó descifrar qué es lo que iba a hacer con ella. Echó un vistazo por su escritorio y vio una copia de un libro titulado Duel with the Witch Doctor. Este escrito le sirvió de inspiración para la canción que alcanzó el primer lugar, “Witch Doctor”, un éxito instantáneo que todo mundo conoce por su estribillo bobo: “OO EE OO AH AH ting tang wal-la wal-la bing bang”.

Bagdasarian utilizó una técnica sencilla para la voz del ‘Witch Doctor’. Disminuyó la velocidad de grabación de la grabadora y grabó la letra con una voz lenta y grave, y después la tocó a velocidad normal. Esta técnica definiría las singulares voces de Alvin, Simón y Teodoro.

Una vez que “Witch Doctor” rebasó el umbral del millón de copias vendidas, el dinero fluyó a las arcas de Liberty Records. Pero éste no fue suficiente para salvar a la disquera y Liberty necesitaba pronto otro éxito…así que le llamaron a Bagdasarian.

Bagdasarian, que recurrió de nueva cuenta a su entorno en búsqueda de inspiración, se encontró escuchando las insistentes suplicas de su hijo de cuatro años por saber cuándo iba a ser Navidad —esto fue en pleno verano de 1958— y escribió la imperecedera canción navideña “The Chipmunk Song (Christmas Don’t Be Late)”…pero no le puso ese título porque las Ardillas todavía no existían.

A Bagdasarian le encantó la voz que creó para el ‘Witch Doctor’, pero quería llevarla a nuevos lugares, imbuirla de personalidad, sólo que no sabía de qué manera. Un día, mientras manejaba a través del Parque Nacional Yosemite, una ardilla pasó corriendo frente a su automóvil, se detuvo en el camino, se levantó en sus cuartos traseros y retó, al menos eso parecía, a que Bagdasarian la pasara. El resto es historia…esa pequeña ardilla fue Alvin.

Bagdasarian creó dos compinches para el travieso Alvin: Simón, el intelectual y práctico; Teodoro, el risueño que le encantaba comer. Juntos, se convirtieron en Alvin Y Las Ardillas, y sus nombres los tomaron de tres ejecutivos que trabajaban en Liberty: Al Bennett, Si Waronker y Theodore Keep. Unos cuantos años antes, Bagdasarian comenzó a grabar bajo el nombre artístico David Seville. De esta manera, nació este nuevo acto musical, David Seville y Las Ardillas.

Si bien tuvo algunas dificultades para hacer que al principio se transmitiera por la radio “The Chipmunk Song (Christmas Don’t Be Late)”, Liberty encontró una pequeña estación en Minneapolis dispuesta a tocarla antes de que diera inicio oficialmente la temporada navideña. Los conmutadores comenzaron a encenderse y la recomendación boca a boca provocó que la canción comenzara a sonar en cada vez más estaciones, hasta que se convirtió en el sencillo número uno de ventas más rápidas hasta ese entonces; más de cuatro millones de copias en siete semanas (ese hito fue eventualmente superado por Los Beatles con “I Want to Hold Your Hand”, en 1964), y a la postre ganaría tres Premios Grammy y sería nominada para un cuarto.

Las Ardillas hicieron su debut en televisión —como títeres a manos de “Dave Seville” (Bagdasarian) — en “The Ed Sullivan Show”. Nuevamente, fueron un éxito inmediato. La gente quería más de las Ardillas, y una apariencia fue diseñada, muy diferente a lo que habíamos llegado a asociar con las Ardillas. Al principio, las Ardillas se veían, bueno, como ardillas…no tan reales como en una foto, pero basadas más en los animales que en una copia afelpada. Una industria casera sobrevino con todo tipo de juguetes y objetos de interés de las Ardillas, y, desde luego, discos.

Las Ardillas eran grandes. La gente no podía saciarse de ellas. Después del lanzamiento en 1960 de su sencillo “Alvin for President”, Bagdasarian recibió una carta de apoyo del entonces senador John F. Kennedy. Éste le decía a Bagdasarian que le contentaba saber que tenía al menos un oponente que valía la pena. Parecía que su popularidad no tenía límites. En tres años breves, las Ardillas habían vendido dieciséis millones de discos, ganado varios premios Grammy, entre numerosas nominaciones, y estaban encumbrados en una campaña de mercadotecnia sin precedentes. Era hora de darles vida en un medio dinámico y visual.

The Alvin Show debutó en televisión en otoño de 1961 y con él, una nueva apariencia para Alvin, Simón y Teodoro —y, en cuanto a eso, también una para Bagdasarian, dado que el personaje de Dave Seville ahora había nacido en el mundo de la animación.

Fuente: 20th Century Fox Colombia

En el 2007, Alvin Y Las Ardillas, un fenómeno global para muchas generaciones de aficionados, se convirtió en un suceso cinematográfico que mezclaba la acción en vivo con imágenes generadas por computadora, dentro de una sensibilidad cómica contemporánea. En el exitazo taquillero de aquella temporada vacacional, que recabó más de $350 millones de dólares en todo el mundo, el compositor Dave Seville convirtió a las ardillas cantantes Alvin, Simón y Teodoro en estrellas de la música pop —mientras el incontrolable trío arrasaba con el hogar de Dave, causaba estragos en su carrera y ponía de cabeza su otrora organizada vida.Antes de que pudieras decir “¡¡¡Alvinnnnn!!!”, las pláticas comenzaron con el objeto de hacer una nueva película de Alvin Y Las Ardillas. No contentas durmiendo en sus laureles, las ardillas están preparando una “primicia” más: Ha habido grandes secuelas de películas. Ha habido incluso precuelas. Ahora, prepárate para la primera ARDICUELA del mundo, en la que Alvin, Simón y Teodoro se topan finalmente con la horma de su zapato —y quizás más— en el recién llegado trío femenino Las Arditas.

Alvin Y Las Ardillas han estado causando estragos en Dave Seville —y deleitando a las audiencias de todo el mundo— durante más de 50 años. Desde el momento en que cobraron vida con su éxito navideño #1 The Chipmunk Song —la idea creativa del cantautor Ross Bagdasarian, Sr. —, el pegajoso sonido de las ardillitas ha sido un pilar fundamental de la cultura pop, tanto para jóvenes como para adultos. Para el debut en pantalla grande en el 2007, Alvin Y Las Ardillas, las ardillitas sufrieron algunas actualizaciones estilísticas y de actitud importantes. Ya con una actitud y agudeza contemporáneas, eran mucho más que las simples Ardillas que vieron tus padres.

Después de haber arrasado a Hollywood —y al mundo— en el 2007, las ardillitas y los realizadores estaban ansiosos por producir una secuela cinematográfica incluso más ambiciosa y entretenida.

Muchos de los miembros del reparto y realizadores originales del 2007 regresaron para la secuela, incluyendo los productores Ross Bagdasarian y Janice Karman (y voces de Las Ardillas y de Las Arditas de los últimos 30 años), los productores ejecutivos Karen Rosenfelt, Arnon Milchan, Michele Imperato Stabile y Steve Waterman, los actores Jason Lee y David Cross, y las talentosas voces de Justin Long, Matthew Gray Gubler y Jesse McCartney. Por otro lado, entre los miembros nuevos de esta secuela se encuentra la directora Betty Thomas, quien es una de las principales directoras de comedia de la actualidad (“The Brady Bunch Movie”, “Doctor Dolittle”, “Private Parts”), el actor Zachary Levi (el programa “Chuck”) y la voces de las “Arditas” que corren a cargo de Amy Poehler, Anna Faris y Christina Applegate. A continuación, su opinión acerca del fenómeno que han provocado las ardillas y la realización de Alvin Y Las Ardillas 2.

Un Éxito Taquillero Ha Nacido

Janice Karman (Productora): “Con Alvin Y Las Ardillas [2007] nos propusimos captar a las tres generaciones de aficionados a las Ardillas: aquellos que crecieron con Las Ardillas en la década de los 80 [con la exitosa serie de televisión], sus hijos, e incluso aquellos que recuerdan a Las Ardillas de la década de los 60. Nos daba la impresión de que si hacíamos una buena película que tuviera algo para todos, íbamos a tener una gran audiencia”.

Ross Bagdasarian (Productor): “El tema de la familia estaba en la primera película, pero si bien la primera película abordaba la unión familiar, Janice quería explorar la separación de los hermanos, así como su reencuentro final”.

Más Grande / Mejor / Más

Ross Bagdasarian: “Esta segunda parte tiene un diseño visual más grande, piezas musicales más elaboradas, más diversión, emociones más profundas y más acción —¡incluyendo una persecución en motocicleta, helicópteros y a Alvin jugando futbol americano!

Janice Karman: “Y tiene el doble de Ardillas, gracias a la adición de Las Arditas”. Las Arditas son el complemento más nuevo a la franquicia cinematográfica de Alvin Y Las Ardillas —pero no son nuevas para el universo de la cultura pop de Alvin. Karman creó las Arditas en 1982 para una nueva serie de televisión de “Alvin Y Las Ardillas”, que debutó al año siguiente. “Queríamos incluir algunas grandes ‘canciones femeninas’”, comenta].

Días De Escuela:

En la secuela, Alvin, Simón y Teodoro hacen a un lado temporalmente el superestrellato pop para inscribirse en la escuela. No es una transición fácil, una vez que las Ardillas pasan por las diversas dificultades y tribulaciones de la vida escolar —los bullies, las pandillas, las travesuras, el severo director—, que todo estudiante experimenta. Más significativamente, sus aventuras estudiantiles ponen a prueba el vínculo familiar.

Janice Karman: “Poner a Las Ardillas en la escuela [para la segunda parte] es algo con lo que todos se pueden identificar. Todos hemos ido a la escuela; todos hemos tenido el tipo de inseguridades que los chicos experimentan en la película. Así que, nuevamente, es una historia universal”.

Ross Bagdasarian: “Además de la gran música, siempre estamos buscando algunas emociones intensas en una historia de las Ardillas. ¿Cómo te las arreglas en una escuela nueva? ¿Acaso el insaciable deseo de Alvin por la popularidad afectará el vínculo de hermandad de las Ardillas? Al situar la historia en la escuela se generan oportunidades que ponen a prueba el vínculo de los hermanos”.

“ahí Está Dave Seville….”

Jason Lee (“My Name is Earl”), quien interpreta a Dave Seville, padre / representante de las Ardillas en el exitazo taquillero de 2007, estuvo muy cerca de no repetir su papel en la secuela, debido a problemas de agenda. Pero Lee, determinado a reunirse con Alvin, Simón y Teodoro, hizo algunos movimientos —y fue capaz de acomodar el rodaje para algunas escenas clave que muestran tanto comedia física como momentos conmovedores.

Jason Lee: “Simplemente me dejo llevar por Ross Bagdasarian en la manera de abordar a Dave. ¿Es un grito de Alvin corto o uno largo [“Allllvvviiiiiinnnn!”]? Es muy divertido interpretar la comedia física y las frustraciones constantes que Dave tiene con Alvin. Pero también intentamos hacer que las escenas fueran lo más cálidas posible —y hacer a Dave tan agradable como se pudiera, ¡considerando la gran cantidad de veces que se la pasa gritándole a Alvin!”.

Jason Lee: “En la secuela Dave y los muchachos tienen un gran reencuentro. Acabas por entender que así como Dave se resistió a los chicos en la primera película, se ha convencido de lo contrario y percatado lo mucho que significan para él. Son sus hijos, por decirlo de alguna manera. En la película nueva, llevamos su vínculo familiar al siguiente nivel, que es: ‘Estamos juntos incondicionalmente, para siempre’. Pero…Dave sigue estando hasta el gorro en todo el problema que ocasionan”.

Toby Toma El Mando

Debido a las travesuras de Alvin sobre el escenario, Dave acaba en un hospital de París. Mientras se recupera, a su primo Toby le encargan el cuidado de Las Ardillas. Zachary Levy, quien interpreta a Toby, es mejor conocido por su papel protagónico del héroe que le da el nombre al título —un empleado nerd de una tienda de electrónica que se convierte inesperadamente en espía— en la serie de comedia y aventuras de la NBC “Chuck”. En la secuela, Toby, interpretado por Levy, resulta ser todavía más nerd que Chuck, que ya es un decir; Toby es un jugador obsesivo de videojuegos que está totalmente perdido cuando se trata de ser “padre” —y Alvin, Simón y Teodoro, siempre propensos a generar problemas, ¡no le facilitan nada las cosas!

Zach Levi: “Toby se ve involucrado en una situación en la que tiene que cuidar a Las Ardillas; una misión que al principio es completamente incapaz de llevar a cabo, porque los intereses de Toby sólo se extienden a los videojuegos”.

Zach Levi: “Haber formado parte de una nueva película de Alvin Y Las Ardillas fue una auténtica travesía para mí porque soy un gran aficionado de Las Ardillas; ¡todo lo mundo es en algún momento de su vida! De joven, solía ver la caricatura de ‘Alvin Y Las Ardillas’ los sábados por la mañana, y la película ‘La Aventura de las Ardillas’, que Janice dirigió. También me la pasé de maravilla viendo la película más reciente. Soy un gran aficionado de las películas que entretienen tanto a padres como a niños”.

¡Las Ardillas Hablan!

Tres de los jóvenes actores más populares de la actualidad —Justin Long de “Dodgeball: A True Underdog Story’s”, Matthew Gray Gubler de “Criminal Minds”, y la sensación de la música pop y actor Jesse McCartney— regresan para esta segunda parte para darle voz, respectivamente, a Alvin, Simón y Teodoro. Los productores Ross Bagdasarian y Janice Karman continúan deleitados con el trabajo de los tres intérpretes —que no es poca cosa, dado que el padre de Bagdasarian, Ross, Sr., le dio voz a las ardillas antes de su muerte prematura, mientras que Bagdasarian y Karman le han dado voz a Las Ardillas y a Las Arditas estos últimos treinta años.

Justin Long: “¿Qué es lo que hace que Alvin destaque? Creo que Alvin es un líder nato, con mucho carisma y encanto. En su mente, es extraordinario”.

Matthew Gray Gubler: “Me siento honrado de interpretar el papel de Simón porque quizás y sea el aficionado más fiel que hayan tenido Las Ardillas. Me encanta su música, su vida, filosofía…todo. Era tal mi admiración que me preocupaba que nadie me creyera cuando me dieron el papel en la primera película. Antes de la escuela, solía ver la caricatura que pasaba en la década de los 80”.

Jesse McCartney: “Recuerdo haber pasado cada sábado por la mañana en el sofá con un gran plato de cereal, y mis piyamas, viendo ‘Las Ardillas’ —sin saber que algún día iba a interpretar a Teodoro”.

Justin Long: “Si Jethro Tull es como el tipo de infusión de rock con la flauta, entonces Las Ardillas tendrían que ser un tipo de infusión de rock del flautín agudo”.

Matthew Gray Gubler: “Las Ardillas resuenan en todo el mundo, incluyendo mi abuelo, padre, hermano; es una cosa multi-generacional. Es sorprendente ver el alcance que han tenido”.

Jesse McCartney: “Obviamente estoy predispuesto porque interpreto a Teodoro, pero yo hubiera llamado al grupo ‘El Trío de Teo’ y no Alvin Y Las Ardillas. Teodoro tiene muchas virtudes encantadoras. En la secuela, el mayor reto de Teodoro es sobreponerse a ciertos obstáculos durante su primer año en la escuela. Tales como: los bullies…y su miedo a las águilas. Pero más que nada, Teodoro necesita la garantía de que forma parte de algo, y de que tiene una familia”.

¡poder Femenino!  Conoce A Las Arditas:

Las tres Arditas hicieron su debut en 1983 en la serie animada “Alvin Y Las Ardillas”. Creadas por Janice Karman (quien también les dio la voz), Las Arditas le brindaron a Karman y Bagdasarian la oportunidad de hacer algunas “canciones femeninas”. Al mismo tiempo, Las Ardillas y las Arditas tenían una dinámica divertida, que fue del agrado de la gente. Así como lo hicieron con Las Ardillas, los realizadores fueron capaces de reunir a tres talentos formidables —en este caso, Anna Faris, Christina Applegate y Amy Poehler— para darle voz a Las Arditas (Jeanette, Brittany y Eleanor, respectivamente).

Anna Faris: “Jeanette es distinta a sus hermanas en cuanto a que, entre otras cosas, usa lentes. Y su cola de caballo también refleja su estilo único e interesante. Es un poco soñadora, y no tan ambiciosa como sus hermanas. Quizás, es un poco más nerd que Brittany y Eleanor. Es increíblemente tierna y tiene un corazón de oro. En cierto modo, soy como Jeanette, porque yo, también, puedo ser un poco fantasiosa…un poco soñadora. Y solía usar lentes”.

Christina Applegate: “Brittany es atrevida —y definitivamente tiene con qué respaldarlo. Tiene muy buena voz y sabe moverse. ¡Algunos movimientos sorprendentes que todavía estoy intentando discernir cómo los hizo!”.

Amy Poehler: “Eleanor es determinada y vigorosa. Y es chaparrita, condición que siempre hace que tengas una personalidad interesante. Es optimista. Sabe cómo divertirse y su entusiasmo es contagioso”.

Anna Faris: “No puedo decir la palabra ‘Squeakquel’ sin reírme. Y quizás y la he dicho, no sé, entre quinientas y seiscientas veces. ‘Oh, sí, mamá, estoy haciendo la ‘Squeakquel’. Me pongo a reír de inmediato”.

Christina Applegate: “Se siente maravilloso ser inmortalizada al darle voz a una Ardita; era algo en la lista de cosas que tenía que hacer en la vida. Me encantó la primera película y quería ser parte de ésta”.

Amy Poehler: “Las Arditas son sumamente divertidas y también es divertido decirle a la gente que estás trabajando en una secuela. Creo que la palabra ‘Squeakquel’ garantiza diversión. ‘Secuela’ podría ser una continuación de una película de terror o un drama emotivo. Con una ‘Squeakquel’ sabes en lo que te estás metiendo —y que habrán muchísimas risas”.

La Música De Las Ardillas

¡Todos cantan! ¡Todos bailan! ¡Todo Alvin! En Alvin Y Las Ardillas, Alvin, Simón y Teodoro tienen un sonido nuevo, en el que a su distintiva música le incorporan toques modernos de rock, pop, reggae y hip hop. Con la secuela, las Ardillas, junto con el productor ejecutivo musical Ali Dee Theodore, entregan música pop incluso más accesible y divertida. He aquí lo que los aficionados a la música de las Ardillas encontrarán en el soundtrack de Rhino Records.

ALVIN AND THE CHIPMUNKS; THE SQUEAKQUEL

Música de la Película

1. You Really Got Me – Las Ardillas con Honor Society
2. HOT N COLD – Las Arditas
3. So What — Las Arditas
4. You SPIN ME ROUND (Like A Record) – Las Ardillas
5. SINGLE LADIES (PUT A RING ON IT) – Las Arditas
6. Bring It On – Las Ardillas
7. STAYIN’ ALIVE – Las Ardillas
8. The Song – Las Arditas con Queensberry
9. It’s OK – Las Ardillas
10. SHAKE YOUR GROOVE THING – Las Ardillas y Las Arditas
11. PUT YOUR RECORDS ON – Las Arditas
12. I Want To Know What Love Is – Las Ardillas
13. We Are Family – Las Ardillas y Las Arditas
14. No One – Las Arditas con Charice

CANCIÓN EXTRA

15.   I Gotta Feeling – Las Ardillas y Las Arditas

Un Surtido De Ardillas

Con la sofisticada tecnología en audio que existe en la actualidad podrías pensar que las voces de Las Ardillas (y Las Arditas) serían capturadas a través de técnicas de vanguardia. Pero los productores de Alvin Y Las Ardillas 2, Ross Bagdasarian (cuyo padre fue el creador de Las Ardillas) y Janice Karman insistieron en apegarse a lo tradicional para conservar los sonidos característicos de los muchachos —que fueron creados exactamente de la misma manera en como Ross, Sr. lo hizo 50 años atrás, al disminuir la velocidad de grabación a la mitad, para después reproducirlas a una velocidad normal.

El veterano director de fotografía Anthony Richmond ha filmado muchos filmes memorables —y ciertamente no es ningún neófito cuando se trata de capturar la magia en los conciertos de rock: En 1968, fotografió “Let It Be” con The Beatles en una azotea de Londres. Más de 40 años después, para la secuela, Richmond filmó una secuencia clave en la azotea de los Estudios Sunset Grower, en Los Ángeles. Richmond comenta: “De azotea a azotea, de los Beatles a las Ardillas, ¡no creo que me pueda equivocar!”.

Biografías De Las Ardillas Y Las Arditas

ALVIN

Alvin continúa disfrutando —demasiado— su rol como líder de la banda, y sus travesuras en un concierto de beneficencia provocan que Dave Seville termine en el hospital. Para gran disgusto de Alvin y sus hermanos, Dave les ordena que dejen atrás temporalmente el superestrellato pop y que se inscriban en la escuela. La diminuta ardilla se convierte en el Gran Hombre del Campus cuando se hace amigo de los atletas de la escuela y se une al equipo de futbol americano. Pero la popularidad de Alvin en la escuela no le sienta bien a Simón y Teodoro, especialmente cuando Alvin les queda mal en el gran enfrentamiento musical contra Las Arditas.

SIMÓN

El más inteligente del maravilloso trío, la transición de Simón a la vida escolar es, sin embargo, accidentada. Cuando le asignan el honor ficticio de ser llamado el Pequeño Monitor, Simón acepta gustoso el reto, pero pronto entra en conflicto con los atletas de la escuela, quienes lo humillan frente a Alvin. ¿Se podrá resolver la desavenencia entre los hermanos antes de que sea demasiado tarde?

TEODORO

Conocido por sus aficionados como “El Cariñoso”, Teodoro es también servicial, adorable, sensible, crédulo, confiado e ingenuo. (En breve, es todo lo que Alvin no es). Teodoro extraña mucho a Dave y sus esfuerzos desesperados por lograr un vínculo con Toby, quien está al cargo de los muchachos durante la ausencia de Dave, son, de menos, cómicos. Cuando Teodoro huye de casa, saca de manera inesperada lo mejor de sus hermanos y de Toby.

JEANETTE

Inteligente, anteojuda  y distraída, a Jeanette le encanta cantar ya sea que esto la lleve o no al estrellato. Es la conexión amorosa perfecta para Simón —si Las Arditas pueden escapar de las manipuladoras garras del nuevo representante Ian Hawke y superar su rivalidad musical con Alvin Y Las Ardillas.

ELEANOR

Voluminosa y encantadora, Eleanor aprecia “vivir a lo grande”, incluso a pesar de que el representante Ian Hawke insiste en que la chaparrita de alguna forma actúa de una manera mucho más grande. Está ansiosa de que Las Arditas logren el estrellato, pero complicaciones inesperadas podrían detener el ascenso al templo musical.

BRITTANY

Como cantante principal y ambiciosa líder de Las Chipettes, Brittany siempre encabeza toda actividad de la banda. Sus habilidades vocales impresionan al nuevo representante Ian Hawke, quien ve en Brittany su boleto para un regreso a la gloria corporativa. Los primeros encuentros de Brittany con Alvin son escabrosos —pero todo tipo de chispas comienzan a volar poco tiempo después.

Una Breve Historia De Las Ardillas

En 1958, Ross Bagdasarian, Sr. era un músico y compositor que estaba pasando por momentos difíciles, y con una familia que alimentar. Fue contratado por Liberty Records, una disquera también en problemas desesperada por un éxito. Con el espíritu de un verdadero artista, Bagdasarian, Sr. era alguien que tomaba riesgos. Vació la cuenta de ahorros de su familia y compró una grabadora con tecnología de punta; después se sentó e intentó descifrar qué es lo que iba a hacer con ella. Echó un vistazo por su escritorio y vio una copia de un libro titulado Duel with the Witch Doctor. Este escrito le sirvió de inspiración para la canción que alcanzó el primer lugar, “Witch Doctor”, un éxito instantáneo que todo mundo conoce por su estribillo bobo: “OO EE OO AH AH ting tang wal-la wal-la bing bang”.

Bagdasarian utilizó una técnica sencilla para la voz del ‘Witch Doctor’. Disminuyó la velocidad de grabación de la grabadora y grabó la letra con una voz lenta y grave, y después la tocó a velocidad normal. Esta técnica definiría las singulares voces de Alvin, Simón y Teodoro.

Una vez que “Witch Doctor” rebasó el umbral del millón de copias vendidas, el dinero fluyó a las arcas de Liberty Records. Pero éste no fue suficiente para salvar a la disquera y Liberty necesitaba pronto otro éxito…así que le llamaron a Bagdasarian.

Bagdasarian, que recurrió de nueva cuenta a su entorno en búsqueda de inspiración, se encontró escuchando las insistentes suplicas de su hijo de cuatro años por saber cuándo iba a ser Navidad —esto fue en pleno verano de 1958— y escribió la imperecedera canción navideña “The Chipmunk Song (Christmas Don’t Be Late)”…pero no le puso ese título porque las Ardillas todavía no existían.

A Bagdasarian le encantó la voz que creó para el ‘Witch Doctor’, pero quería llevarla a nuevos lugares, imbuirla de personalidad, sólo que no sabía de qué manera. Un día, mientras manejaba a través del Parque Nacional Yosemite, una ardilla pasó corriendo frente a su automóvil, se detuvo en el camino, se levantó en sus cuartos traseros y retó, al menos eso parecía, a que Bagdasarian la pasara. El resto es historia…esa pequeña ardilla fue Alvin.

Bagdasarian creó dos compinches para el travieso Alvin: Simón, el intelectual y práctico; Teodoro, el risueño que le encantaba comer. Juntos, se convirtieron en Alvin Y Las Ardillas, y sus nombres los tomaron de tres ejecutivos que trabajaban en Liberty: Al Bennett, Si Waronker y Theodore Keep. Unos cuantos años antes, Bagdasarian comenzó a grabar bajo el nombre artístico David Seville. De esta manera, nació este nuevo acto musical, David Seville y Las Ardillas.

Si bien tuvo algunas dificultades para hacer que al principio se transmitiera por la radio “The Chipmunk Song (Christmas Don’t Be Late)”, Liberty encontró una pequeña estación en Minneapolis dispuesta a tocarla antes de que diera inicio oficialmente la temporada navideña. Los conmutadores comenzaron a encenderse y la recomendación boca a boca provocó que la canción comenzara a sonar en cada vez más estaciones, hasta que se convirtió en el sencillo número uno de ventas más rápidas hasta ese entonces; más de cuatro millones de copias en siete semanas (ese hito fue eventualmente superado por Los Beatles con “I Want to Hold Your Hand”, en 1964), y a la postre ganaría tres Premios Grammy y sería nominada para un cuarto.

Las Ardillas hicieron su debut en televisión —como títeres a manos de “Dave Seville” (Bagdasarian) — en “The Ed Sullivan Show”. Nuevamente, fueron un éxito inmediato. La gente quería más de las Ardillas, y una apariencia fue diseñada, muy diferente a lo que habíamos llegado a asociar con las Ardillas. Al principio, las Ardillas se veían, bueno, como ardillas…no tan reales como en una foto, pero basadas más en los animales que en una copia afelpada. Una industria casera sobrevino con todo tipo de juguetes y objetos de interés de las Ardillas, y, desde luego, discos.

Las Ardillas eran grandes. La gente no podía saciarse de ellas. Después del lanzamiento en 1960 de su sencillo “Alvin for President”, Bagdasarian recibió una carta de apoyo del entonces senador John F. Kennedy. Éste le decía a Bagdasarian que le contentaba saber que tenía al menos un oponente que valía la pena. Parecía que su popularidad no tenía límites. En tres años breves, las Ardillas habían vendido dieciséis millones de discos, ganado varios premios Grammy, entre numerosas nominaciones, y estaban encumbrados en una campaña de mercadotecnia sin precedentes. Era hora de darles vida en un medio dinámico y visual.

The Alvin Show debutó en televisión en otoño de 1961 y con él, una nueva apariencia para Alvin, Simón y Teodoro —y, en cuanto a eso, también una para Bagdasarian, dado que el personaje de Dave Seville ahora había nacido en el mundo de la animación.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados

Comments are closed.