Bohemian Rhapsody, la historia de Freddie Mercury llega a la cartelera colombiana el próximo 1 de noviembre en el formato tradicional y desde el 26 de octubre en formatos especiales de cine como IMAX y XD.

El primer biopic de Queen, con un inevitable protagonismo especial para Freddie Mercury, llega el 31 de octubre a los cines españoles para hacernos bailar de nuevo al ritmo de una de las mejores bandas de la historia de la música.

La cinta dirigida por Bryan Singer, quien ha estado frente a las taquilleras X-Men: Apocalipsis (2016) o el regreso de Superman (2006) entre otras, es protagonizada por Rami Malek (Mr. Robot) y con la producción del propio Brian May, guitarrista real de Queen, quien estuvo al cuidado de cada detalle para que su historia fuera lo más real posible.

Esta cinta inspiradora traza el ascenso de la icónica banda inglesa Queen y su vocalista Freddie Mercury, desde sus días como estudiantes en Londres hasta las deslumbrantes alturas del estrellato internacional, cuando llenaban estadios alrededor del mundo en conciertos que batían récords.

Este inolvidable evento solidario se erige como el destino principal de ‘Bohemian Rhapsody’, el primer biopic de la banda británica, y tiene sentido: aquello fue un punto de inflexión para ellos. Venían de unos años algo complicados, de tensiones internas y disconformidades con la discográfica, y con esta actuación reivindicaron su puesto en el panorama musical de los años 80. Pero aunque dos de los miembros de la banda, Brian May y Roger Taylor, han luchado por convertir esta película en un retrato de la historia de la formación, parecía algo inevitable que esta se centrase en su parte más visible e icónica, que no es otra que la que le pertoca a Freddie Mercury. El cantante no es solamente una de las voces más impresionantes del rock and roll, sino que también se ha convertido con el paso de los años en un icono LGBTI y una figura con una historia rocambolesca, llena de desenfrenos, encuentros sexuales y mucha, mucha música.

Live Aid. El apoteósico concierto de los 80s.
Freddie Mercury: “Sí, podré ser el cantante, pero todos podemos cantar juntos”

La película comienza y termina con la actuación icónica de Queen en Live Aid. Este concierto fue uno de los eventos culturales más importantes de la década de los 80, toda vez que reunió a las superestrellas más grandes del mundo para hacer un concierto de beneficencia en dos recintos: el estado de Wembley en Londres y el estadio John F. Kennedy en Filadelfia, el 13 de julio de 1985.

Organizado por Bob Geldof y Midge Ure para recaudar fondos para aquellos afectados por la hambruna en Etiopía, el concierto fue una de las conexiones satelitales y transmisiones de televisión más grandes de todos los tiempos, al haber sido visto por una audiencia que alcanzó 1.9 billones de personas en 150 países de todo el mundo.


Cuando Freddie le dijo a la gente que llamara por teléfono, la gente escuchó y comenzó a hacerlo. La presentación de Queen fue la que tuvo la donación más grande, alrededor de un millón de libras esterlinas, ¡que en aquel entonces era inmensa!”.

Otros links relacionados