Café Society de Woody Allen hace su debut en Cannes

106 0

Woody Allen, el director de cine que ya acumula 47 películas, 12 de ellas presentadas en Cannes, espera que hoy con la presentación de Café Society, su más reciente título, se abra el principal festival de cine del mundo por tercera vez. Durante la función de estreno, el director y sus actrices invitadas generaron aplausos entre los asistentes que observaron la cinta.

festival-de-cannes-2016-2200616w620
Blake Lively, Woody Allen y Kristen Stewart en Cannes. Foto: EFE

Café Society es una luminosa, ligera y encantadora comedia romántica ambientada en la segunda mitad de la década del 30 que sigue -al estilo de una novela con el propio Woody Allen en la voz del narrador- las desventuras de los distintos personajes de una familia judía del Bronx. La historia transcurre tanto en la Los Ángeles de los grandes estudios (el tío Phil Stern que interpreta Steve Carell es un poderoso agente de la industria) como en Nueva York (donde Corey Stoll encarna a Ben, un mafioso digno de las películas de Martin Scorsese que regentea el popular club nocturno del título). Entre esos dos mundos aparecen los protagonistas, Bobby (Jesse Eisenberg, otra vez perfecto alter-ego del director), hermano de Ben y sobrino de Phil, y Vonnie (Kristen Stewart), secretaria de la agencia del personaje de Carrell

La película trabaja sobre temas recurrentes en el cine de Allen (el cine, el jazz, los triángulos afectivos, las infidelidades, los desengaños amorosos), pero en este caso la película fluye con una naturalidad, una gracia y una elegancia pocas veces vistas en su filmografía reciente. En este sentido, su primer trabajo con el mítico fotógrafo italiano Vittorio Storaro parece haberle dado a Woody una mayor sofisticación visual. Las escenas de fiestas y bailes tienen una belleza y elegancia notables y la transición al digital (es la primera vez que no rueda en fílmico) parece haber sido sin traumas, algo que el director de Manhattan y Annie Hall ratificó en la conferencia de prensa.

“He trabajado con los mejores directores de fotografía, pero Vittorio es un genio y con él tuve las mismas posibilidades, o más, que cuando filmaba en celuloide”, indicó. A su vez, Storaro -ganador de tres premios Oscar por Apocalipsis Now, Reds y El último emperador– indicó: “La tecnología cambió y todos debemos aceptarlo y adaptarnos. Lo bueno es que las nuevas cámaras son tan sensibles que no nos imponen límites, se adaptan a todo tipo de locaciones, al lenguaje de las imágenes, al color y la luz que el director y la historia necesitan. Yo siempre digo que las películas nos ayudan a aprender a cómo vivir, a entender quiénes somos y por eso digo: Gracias Woody por haberme regalado la experiencia de Café Society“.

Eisenberg y Stewart -quienes ya habían trabajado juntos hace siete año en Adventureland: Un verano memorable, de Gregg Mottola -acompañaron a Allen en su nuevo paso por Cannes junto a otros intérpretes del film como Corey Stoll (el Peter Russo de la serie House of Cards) y Blake Lively (Serena en Gossip Girl).