Celda 211 su reseña y crítica

Juan, funcionario de prisiones, se presenta en su nuevo destino un día antes de su incorporación oficial. Allí, sufre un accidente minutos antes de que se desencadene un motín en el sector de los FIES, los presos más temidos y peligrosos. Sus compañeros no pueden más que velar por sus propias vidas y abandonan a su suerte el cuerpo desmayado de Juan en la celda 211. Al despertar, Juan comprende la situación y se hará pasar por un preso más ante los amotinados.

Título original: Celda 211.
Drama, suspenso, crimen, España, Francia, 2009, 110 min.
Dirección: Daniel Monzón.
Intérpretes: Luis Tosar (Malamadre), Alberto Ammann (Juan Oliver), Antonio Resines (Utrilla), Marta Etura (Elena), Carlos Bardem (Apache), Manuel Morón (Almansa), Luis Zahera (Releches), Vicente Romero (Tachuela), Fernando Soto (Armando), Manolo Solo (director de la cárcel).
Guión: Jorge Guerricaechevarría y Daniel Monzón; basado en la novela de Francisco Pérez Gandul. Producción: Emma Lustres, Borja Pena, Juan Gordon y Álvaro Augustin. Música: Roque Baños. Cinematografía: Carles Gusi. Montaje: Mapa Pastor. Diseño de producción: Antón Laguna. Vestuario: Montse Sancho.

Reseña y Crítica de Alberto Posso Gómez

Celda 211Justo el día que se presenta a un nuevo empleo como guardia de prisiones en una cárcel sevillana, Juan queda atrapado en el sangriento motín de los más tenebrosos reos. Para salvar su vida, se hace pasar por un nuevo prisionero. Pronto, se convierte en parte vital de la revuelta.

Este tortuoso drama de crimen y suspenso se basa en la novela de Francisco Pérez Gaudi y parece una súper producción hollywodense. Llegó a Cartagena luego de ganar ocho premios Goya, entre ellos a mejor película; y a mejor actor principal para Luis Tosar (máximo favorito en Cartagena). Otro de sus actores, Alberto Amman (Juan), también podría llevarse el India Catalina.

Tras su vertiginoso y arrollador argumento, Celda 211 es una metáfora acerca de la rebelde dignidad de los humanos, su carácter solidario, lo que significa para algunos la lealtad y la validez del respeto a la palabra. También es un ensayo lleno de lirismo sobre los alcances del ser humano en condiciones extremas, cómo puede convertir el desespero y la angustia por sobrevivir, en acicates para mostrar tal vez lo mejor o peor de su condición. Buenos que podrían llegar a ser muy malos… y viceversa.

Desde su primera incursión en el cine, el director de Celda 211, Daniel Monzón demostró una gran sensibilidad creativa. Desde muy pequeño, dibujaba cuadros secuenciales en cuadernos de papel, para semejar el movimiento de una película.

Celda 211Durante muchos años, su trabajo como crítico de cine fue reconocido por la revista y portal argentinos Fotogramas, además de ocupar la subdirección del programa de Televisión Española, Días de Cine. En 1999 arribó a la pantalla como realizador y guionista de El corazón del guerrero. A partir de este momento abandonó su trabajo como crítico. Su ópera prima obtuvo dos galardones en el Festival de Cine Fantástico de Amsterdam (Países Bajos), el premio a la mejor película internacional en el Festival de Cine Fant–Asia de Montreal (Canadá) y el premio a mejor película fantástica en Fantasporto, certamen cinematográfico de Oporto (Portugal).

Optó por la comedia para El robo más grande jamás contado (2002), y en 2006 por el terror psicológico con La caja Kovak, coproducción entre España y Estados Unidos. En su momento, La caja Kovak fue considerado como un excelente homenaje a Hitchcock. Con la película que lo tiene como favorito en la 50º. Edición del Festival de Cartagena, Celda 211, cambia de registro y consigue ascender al estrellato del cine europeo.

La dupla Monzón-Guerricaechevarría ha logrado una brillante adaptación de la novela original, construyendo una película durísima, pero muy convincente; desgarradora, pero precisa en su estupenda puesta en escena.

Luis Tosar hace el que quizás pueda considerarse el papel de su vida, su rol de ‘Malamadre’, el prisionero ‘desmadrado’ por su sevicia y frialdad, le ha concedido un merecidísimo Goya como mejor actor, además del mismo premio del Círculo de Críticos de España. Si su favoritismo llega a la realidad, ganaría por segunda vez el India Catalina en Cartagena como mejor actor, ya que lo obtuvo en 2005 por Te doy mis ojos de Icíar Bollaín, filme por el que también ganó su primer Goya. La historia se repetiría…

Fuente: Septimo Arte

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados

Comments are closed.