Álvaro Bayona, Julio Medina, Jairo Camargo, Marcela Mar, Sandra Reyes, Fernando Arévalo, Ernesto Benjumea, Elkin Díaz y otros destacados actores colombianos se convierten en dibujos animados y en los actores más mal pagados de la historia del cine colombiano, y dependemos de usted para pagarles.

La ópera prima de Carlos Osuna, ‘Gordo, Calvo y Bajito’, llegará a las salas de cine colombianas el próximo 18 de mayo. Protagonizada por Álvaro Bayona, junto a un reparto de primera, la película llega a la cartelera nacional luego de un envidiable recorrido por importantes festivales a nivel mundial como el Festival de Cine de Biarritz, el Festival de Cine de Chicago, el de Varsovia, Amiens, Festival de Cine Latino de Montreal “Festivalissimo”, el de San Diego, Bafici, Cine de Las Américas, entre otros.

‘Gordo, Calvo y Bajito’ es una película para los marginados, para todas aquellas personas que no llegaron entre los diez primeros. Perdedores, patos, fracasados, mamertos, pelmazos, etc. Si siente que no encaja, que no se ve como se usa, se le dificulta relacionarse con personas de su mismo sexo y del opuesto, le suda la mano cuando tiene que saludar a alguien, y los pocos amigos que tiene sólo lo buscan para pedirle favores, si antes de dormir mira el techo y piensa cosas como “yo no pertenezco a este lugar”, “yo no soy como los otros, y lo sé”, esta es una película que le va a enseñar a convivir con usted mismo.

‘Gordo, Calvo y Bajito relata la vida de Antonio Farfán, un hombre solitario y con pocas habilidades para construir relaciones sociales, quien atribuye su fracaso personal y profesional a su apariencia física: es gordo, calvo y bajito. La llegada del nuevo notario, el Dr. Enríquez, un hombre más gordo, más calvo y más bajito que Antonio, le demuestra al personaje que su falta de éxito no se debe a su apariencia física, ya que el Dr. Enríquez, aunque se ve como él, es exitoso y querido por los demás. Así, Antonio indaga sobre el porqué de su condición solitaria y marginada, dándose cuenta que las vidas de los demás no son necesariamente felices.

Un día conoce a Pedro, su vecino, un anciano senil de más de 80 años, quien sufre de graves problemas cardiacos. Antonio se encarga de cuidarlo como si fuera un amigo cercano, poniendo a prueba su descubrimiento y desarrollando, lentamente, habilidades para relacionarse con los demás. Así, descubre lo importante que es fingir, realizando una serie de experimentos sociales como ingresar a un grupo de autoayuda y hacer los ejercicios aeróbicos de la armada canadiense, los que le reportan algunos aparentes progresos en su vida personal y profesional, aunque su interior se siente igual de triste y estresado.

Una difícil coyuntura lo pondrá cara a cara con sus miedos y complejos, convirtiéndolo en un héroe cotidiano, con su corta estatura, su calva y su sobrepeso, que lucha contra las banalidades del mundo, transformando su vida rutinaria, en una realidad paralela en la que cada pequeña acción se convierte en una importante gesta.

Fuente. Prensacine

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados