Kristen Stewart vuelve a los cines avalada por buenas críticas

133 0

Apenas una semana después de la llegada de Robert Pattinson a los cines norteamericanos con “Recuérdame“, las fans de la saga “Crepúsculo” vuelven a estar de enhorabuena porque la que ahora aterriza por sí misma es Kristen Stewart, su novia en la ficción y dicen también en la vida real. La prometedora actriz, que espera tener más suerte en la taquilla que su pareja, interpreta a la rockera Joan Jett en “The Runaways“, film sobre el nacimiento, auge y caída del primer gran grupo femenino de rock duro en los 70, que este viernes aspira a sintonizar con una generación muy diferente… y bastante menos rebelde.

Stewart, quien presentó la película en el último festival de Sundance, no es la única integrante de la saga vampiríco-romántica que participa en esta “biopic” dirigida por Floria Sigismondi (autora también del guión), ya que a su lado -y en algunas escenas muy muy cerca- tiene a Dakota Fanning, quien da vida a Cherie Currie, otra de las integrantes de la banda y ocasional amante de Jett.

La crítica ha recibido positivamente al drama rockero independiente, con opiniones favorables en más del 70% de sus artículos, según la web Rottentomatoes.com, que valoran la estimable actuación de ambas actrices y su credibilidad en los números musicales.

En una entrevista con Reuters, la auténtica Joan Jett, ya cincuentona pero aún “en la carretera”, afirma sobre su primera impresión al ver a Kristen hacer de sí misma y a Dakota de su ex amiga: “Bueno, ciertamente fue un gran alivio y definitivamente estoy satisfecha. Estoy intentando encontrar las palabras para ello, al verles capturar aquellos sentimientos tan bien. Ambas encarnaron a quienes siendo muy jóvenes intentábamos ser figuras en un escenario (…) Las chicas son jóvenes y no fue su época, pero ellas la entienden. Entienden qué hicieron The Runaways, y eso es importante para ellas”.

Por su parte, ya el pasado enero en Sundance, Kristen Stewart quiso quitar hierro al morbo que habían despertado sus escenas con Fanning, en las que beben a morro, se besan apasionadamente y consumen drogas. Entonces dijo que para ella lo más interesante es “cuánto se querían las dos. No era una relación romántica, sino de amistad”.

No es esta la única cinta en la que la Bella Swan de “Crepúsculo” muestra que puede ser mucho más que una adolescente dulce y lánguida. En el mismo festival mostró también “Welcome to the Rileys“, en la que Stewart es una menor bailarina de “strip-tease”, que fuma marihuana, provoca a sus espectadores con tiras de cinta aislante sobre sus pezones y se acuesta ocasionalmente con algunos clientes. Para ver en los cines este drama en el que comparte protagonismo con el “Soprano” James Gandolfini, habrá que esperar aún algunos meses.

Fuente: Noticine