La historia real detrás de “The Revenant”, la ganadora del Globo de Oro

197 0

El próximo 4 de febrero en Colombia, podremos ver en la pantalla grande la más reciente cinta de Alejandro González Iñárritu y Leonardo Di Caprio, titulada The Revenant, la cual ya ha creado una gran expectativa al ganar varios premios, nominaciones y el aplauso de la crítica. De hecho el haber ganado el día de ayer el Globo de Oro por mejor director y actor, pone la cinta en lista de favoritos para los Oscar. 

frases-pelicula-the-revenant-1-e1452525604338

Esta historia data del siglo XIX, cuando Hugh Glass atravesó 1,500 millas en un ámbito extremo y salvaje para encontrar a quienes lo dejaron para que muriera después de ser atacado por un oso. La cinta de Iñárritu está basada en el libro del 2002 de Michael Punke del mismo nombre, sin embargo, esta novela no fue la primera en relatar la hazaña de Glass. En 1939 se publicó “The Oregon Trail”, un libro que compilaba historias del oeste estadounidense donde la historia de Hugh Glass aparecía.

Esto es algo de lo que se puede leer en el libro:

En 1823, Glass se unió a un equipo liderado por Andrew Henry, que viajaba al norte del río Missouri y el Gran Río, en lo que hoy conocemos como Dakota del Sur. Fue durante ese viaje que Glass fue atacado por un oso grizzly. Antes de que Glass pudiera disparar o escapar, el animal lo atacó y le dio una gran mordida. Glass pidió ayuda a sus compañeros, pero antes de que pudieran matar al animal, él ya se encontraba muy mal herido de pies a cabeza.

El grizzly es uno de los animales más feroces y peligrosos del mundo, así como muchos jugadores en San Francisco lo descubrieron cuando apostaron en una pelea entre un osos grizzly y un tigre, donde el tigre fue vencido en minutos.

El libro continúa con la historia, donde conocemos que a algunos miembros del grupo se les ofrecieron 80 dólares para quedarse con Glass hasta que muriera y enterrarlo. Dos personas se quedaron con él, pero después de cinco días en los que Glass no daba señales de morir pronto, decidieron abandonarlo, tomando todas sus posesiones, como pistola, cuchillo y su pedernal para hacer fuego, y otras cosas esenciales para sobrevivir a ese clima.

El ser abandonado fue lo que le dio a Glass la fuerza para sobrevivir, pues entre el enojo y la rabia, logró caminar hasta Fort Kiowa, para después encontrarse con un grupo de lobos que cazaban a un buffalo. Logró ahuyentarlos y comerse la carne del animal.

Cuando por fin logró alcanzar a quienes lo abandonaron, esto fue lo que pasó, según The Oregon Trail.

En junio por fin entró al fuerte parra enfrentarse con aquellos que lo abandonaron. Reportes de su viaje superhumano y su deseo de venganza habían alcanzado el fuerte; fue recibido con expectativa y temor, pero su furia se había acabado después del viaje de nueve meses.

Ahora tenemos más ganas de ver la cinta protagonizada por Di Caprio, recuerden que se estrena el próximo mes.