Este año el Festival de Cine San Sebastián cumple 60 años, llegando a su edad de madurez posicionado como uno de los eventos cinematográficos de mayor importancia en el mundo, junto a Cannes, Berlín y Venecia, con quienes comparte su clasificación triple A. El certamen se ha caracterizado por su variedad, dinamismo y heterogeneidad, apostándole a un cine para todo tipo de público. Con la sección “Horizontes Latinos” el Festival ha consolidado su interés en las cinematografías latinas presentando películas inéditas en España, producidas total o parcialmente en Latinoamérica, que abordan temáticas relacionadas con las culturas de estos países. En esta edición, LA SIRGA, ópera prima de William Vega, producida por Contravía Films (estreno en Colombia 24 de agosto) y LA PLAYA D.C., también ópera prima de Juan Andrés Arango, producida por Burning Blue y Séptima Films (Estreno en Colombia en octubre de 2012), hacen parte de esta sección donde competirán por el “Premio Horizontes”, entre otros.

12 largometrajes componen HORIZONTES LATINOS

Las dos producciones colombianas hicieron parte del Festival de Cannes en las secciones “Quincena de Realizadores” (LA SIRGA) y “Una Cierta mirada” (LA PLAYA D.C.); ambas son la evidencia de un cine colombiano en proceso de renovación, dispuesto a conjugar con talento, historias poderosas y llenas se fuerza, junto a imágenes que difícilmente se borran de la retina del espectador. Junto a ellas, 10 largometrajes del continente permitirán en San Sebastián darle un vistazo a lo más relevante de la producción cinematográfica latinoamericana.

El Premio Horizontes, principal galardón de HORIZONTES LATINOS, busca impulsar la visibilidad de los largometrajes latinoamericanos, y en esta edición, las dos películas colombianas compiten con las producciones POST TENEBRAS LUX (México-Francia-Alemania-Holanda), con la que Carlos Reygadas obtuvo el premio al Mejor Director en Cannes; INFANCIA CLANDESTINA de Benjamín Arias (Argentina-España-Brasil), que será la película inaugural de esta sección y que además ganó Cine en Construcción en la pasada edición del festival; AQUÍ Y ALLÁ de Antonio Méndez Esparza (México-España-EEUU), que obtuvo el Premio de la “Semana de la Crítica” en Cannes; EL BELLA VISTA de Alicia Cano (Uruguay-Alemania); LA DEMORA de Rodrigo Plá (Uruguay-México-Francia); DESPUÉS DE LUCÍA de Michel Franco (México), ganadora del Premio “Una Cierta Mirada” del Festival de Cannes; ERA UMA VEZ VERÔNICA, de Marcelo Gomes (Brasil); JOVEN Y ALOCADA de Marialy Rivas (Chile), ganadora del premio al Mejor Guión en la sección “World Cinema” del Festival de Sundance; SALSIPUEDES de Mariano Luque (Argentina) y EL ÚLTIMO ELVIS del director Armando Bo (Argentina-EEUU).

La cinta ganadora recibirá un premio dotado con 35.000 Euros.

Aunque la forma como se narran las historias de LA SIRGA y LA PLAYA D.C. son muy distintas, ambas abordan una problemática social que azota a Colombia: el desplazamiento forzado.

LA PLAYA D.C. cuenta la historia Tomás, un joven negro que ha huido de la costa pacífica a causa de la guerra e intenta abrirse camino en Bogotá, una ciudad tradicionalmente racista. Allí, iniciará la búsqueda desesperada de Jairo, su hermano menor, quien ha desaparecido en medio de las calles y el bazuco. Acompañado por Chaco, su hermano mayor, quien ve en la migración ilegal el único escape a la marginalidad; Tomás llevará a cabo un viaje iniciático por una Bogotá Afro, descubriendo la red de espacios que la población negra ha ido creando a pulso. En esta ciudad en transformación, Tomás se verá obligado a poner a prueba sus agallas para dejar de lado todo, el miedo, la nostalgia y las heridas del pasado, y así volver a empezar a 2.600 metros de altura, donde el mar está muy lejos. LA PLAYA D.C. será estrenada el próximo mes de octubre, bajo la distribución de Cineplex.

Y con una fecha de estreno mucho más cercana, el 24 de agosto, también de la mano de Cineplex, LA SIRGA va en un camino diferente. Distante del bullicio y el afán de la ciudad, esta es una historia más rural. Alicia, una joven campesina que está desamparada. El recuerdo de la guerra llega a su mente como amenazantes truenos. Desterrada por el conflicto armado intenta rehacer su existencia en La Sirga, un hostal decadente a orillas de una gran laguna en lo alto de Los Andes que pertenece a Óscar, el único familiar que conserva con vida, un viejo huraño y solitario. Ahí, en una playa fangosa e inestable buscará echar raíces hasta que sus miedos y la amenaza de la guerra reaparezcan de nuevo.

Ambas serán exhibidas en San Sebastián entre el 21 y 29 de septiembre como testimonio de aquellas cosas propias de nuestra cultura, nuestra geografía, nuestros ritos y una mirada particular, y sobretodo ética, sobre un conflicto que existe en Colombia y América Latina. Demostraciones de un cine valiente, vital y sobretodo necesario.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados