‘La tierra y la sombra’ llega a las salas de cine colombianas

267 0

La ópera prima de César Augusto Acevedo finalmente llega a las salas de cine de todo el país. Luego de su exitoso paso por el Festival de Cannes, donde recibió la Cámara de Oro y tres premios más en la Semana de la Crítica, ahora los colombianos pueden disfrutar el valor de esta historia. Una película pensada y planeada desde la sencillez y el valor de los objetos, con el propósito narrativo de lograr un alto nivel de emocionalidad a través de la historia del día a día de una familia, de su trabajo, de su entorno y de sus luchas internas como seres humanos.

LA TIERRA Y LA SOMBRA es la historia de una mujer que se niega a renunciar a la tierra por la que luchó toda su vida; un hijo que no puede abandonar a su madre hasta el punto de poner en riesgo su propia existencia; un padre que debe afrontar sus errores del pasado con el fin de recuperar a los seres que abandonó; una valiente esposa que lucha por salvar a los suyos; un niño que crece en medio de la devastación. Partiendo del microcosmos constituido por esta familia, una pequeña casa y un árbol rodeados por un absorbente cultivo de caña de azúcar, la película nos muestra los últimos días de estos personajes que intentan reparar los frágiles lazos que los unen ante su inminente desaparición provocada por el poder avasallador del progreso. De allí se desprende una historia cruel pero densamente poblada de metáforas y alegorías sobre la cultura, la fatalidad del progreso y el olvido, la fragilidad de la memoria y la inevitabilidad de la ruptura familiar y la soledad que esta provoca.

La sencillez de una historia

LA TIERRA Y LA SOMBRA es una película que logra conectar desde las emociones, no solo desde las sensaciones. Habla del valor del arraigo, del valor de conservar las relaciones familiares, de mantener la esperanza, del valor del trabajo diario, se acerca al espectador con emociones tan reales que quien la vea podrá fácilmente sentirse identificado, logra llegar a lo extraordinario partiendo de la sencillez de la historia.

Una única locación y solo 5 personajes bastaron para recrear este microcosmos que logra una conexión especial con las fibras más escondidas del espectador, para convertirlo en un relato que se puede reflejar en cualquier otro escenario. Una historia sencilla con personajes que se nos vuelven cercanos, con los que el público compartirá sus sentimientos como si fuera un miembro más de esta familia.

la tierra y la sombra (34)