‘Life: vida inteligente’ se estrena en las salas de cine

242 0

La historia protagonizada por Jake Gyllenhaal, Rebeca Ferguson y Ryan Reynolds (Deadpool) relata la ficción de la posibilidad de encontrar vida en el espacio o en otros planentas. Durante la película un grupo de científicos se enfrenta a una forma de vida que evoluciona rápidamente.

Life: vida inteligente” es un thriller de ciencia ficción que sigue al equipo de científicos que tripula la Estación Espacial Internacional y, cuya misión de descubrimiento, se convierte en una de miedo tras hallar una forma de vida que evoluciona velozmente y ha ocasionado la extinción en Marte.

Para el actor Ryan Reynolds esa situación es terrorífica, pues la vida en el planeta Tierra está en peligro.

“El guion posee un alto grado de realismo y de tensión incesante”, dice el actor, quien encarna al especialista Rory Adams, y protagoniza la cinta junto a Jake Gyllenhaal y Rebeca Ferguson.

“La historia comienza irradiando un aire de descubrimiento que, poco a poco se transforma en una tensión, pues permea la cinta entera conforme nos vamos enterando acerca de esta cosa que hemos colocado a bordo de la ISS“. añade.

La película está dirigida por Daniel Espinosa, quien admira la manera como Ridley Scott en “Alien”, Andrei Tarkovski en “Solaris”, Stanley Kubrick en “2001” abordaron el género de ciencia ficción. “Vivimos una vida bastante mundana, pero en el espacio estás en una aventura, no sabes cómo luce, cómo se siente, lo que puede hacerte, en dónde está. No hay sonido. Esto es aterrador“.

Jake Gyllenhaal dice que Espinosa quería crear un mundo sofocante. “En otras películas, uno puede separarse de la realidad de lo que aparece en pantalla. Daniel quiso crear un ambiente en el que todo estuviera realmente vivo. No solamente algo irradiado por la criatura misma, sino algo muy vivo en el plano emotivo”, comenta el actor que interpreta al doctor David Jordan.

Este personaje posee la actitud desprendida y distante de un hombre que ha pasado 473 días en la Estación Espacial Internacional. No hay quien conozca mejor esta casa. Los tripulantes que se le han sumado utilizan este hogar como base para su misión: descubrir la primera prueba de vida en Marte.

Gyllenhaal se sintió cautivado no sólo por los puntos escalofriantes del guión, sino también por las tremendas ideas detrás de los personajes. “La idea es muy divertida. Crees saber hacia dónde se dirige, pero de pronto muta y se transforma en algo completamente inesperado”.

La forma de vida es literal, pero asimismo constituye una metáfora maravillosa de lo que podría ocurrir. La curiosidad es uno de los rasgos humanos más importantes, pero creo que la búsqueda desmesurada no es más que una muestra de soberbia. Así, la forma de vida supone una repercusión de esta clase de curiosidad”, agrega el artista.

En este trabajo Gyllenhaal también vio una manera de honrar un legado familiar. “Mi abuelo fue doctor y Daniel y yo charlamos acerca de las similitudes entre mi personaje y mi abuelo. Esto es, en parte, un homenaje a su persona”.

Por su parte, Rebecca Ferguson interpreta a la doctora Miranda North, en préstamo en esta misión gracias a la amabilidad de los Centros para el Control de Enfermedades. Científica rigurosa, ha establecido numerosas barreras para protegerlos y proteger a la Tierra de una posible contaminación.

Cada uno mantiene una relación muy particular con esta criatura. Algunos la amamos, la nutrimos. Algunos la queremos destrozar desde el principio. Y esto genera una tensión increíble al interior del grupo“, dice la actriz.

El director Espinosa advierte que la historia le parece similar a lo vivido por los científicos que han descubierto rastros de agua en Marte, a miles de exoplanetas girando alrededor de otras estrellas e incluso despertado a microbios de 50.000 años que habían pasado todo ese tiempo hibernando dentro de cristales.

Es por eso que la productora Dana Goldberg asegura que “Life: vida inteligente” no es una película que se desarrolla cien años en el futuro. “Lo que más deseábamos era poder hacer una película capaz de irradiar un halo científico, más que de ciencia ficción”.

Vamos a Marte a fin de encontrar otras formas de vida. Por ello, ¿qué podría ocurrir si halláramos algo? ¿Qué pasa cuando nos comunicamos o relacionamos con ello? “, reflexiona otra productora, Bonnie Curtis.