Era su gran oportunidad para volver a encauzar su carrera y dejar atrás las drogas, la cárcel y las rehabilitaciones. Pero parece que el soñado papel de Lindsay Lohan interpretando a la ya mítica Elizabeth Taylor solo ha servido para hacer las delicias de los críticos más despiadados.

«Liz & Dick» es el nombre del telefilme que la actriz estadounidense protagoniza junto a Grant Bowler, para dar vida a la tormentosa relación de Richard Burton y Liz Taylor, cuya interpretación, según The Telegraph, ha despertado todo tipo de burlas entre los críticos de cine en casi todos los medios de referencia del séptimo arte.

«Lohan es lamentable como Taylor, de principio a fin», señala «The Hollywood Reporter», que recomienda con sorna a sus lectores esta producción, a la que define como un «clásico instantáneo de hilaridad involuntaria». Asimismo, el periódico recomienda acompañar el visionado con las bebidas apropiadas para hacer más soportables los 90 minutos de la cinta.

Demasiada actividad extracurricular
Más suave ha sido el periódico de su ciudad natal «Newsday», que se limita a decir que «Taylor no es Lohan» y lo achaca a que sus habilidades interpretativas «se han oxidado con tanta actividad extracurricular». Además, el diario resalta que en esta película Lindsay parece que «tenga que pensar en lo que tiene que decir antes de hacerlo».

Y es que, según la crítica, la representación de Liz Taylor por parte de Lohan es tan melodramáticamente sobreactuada que resulta «imposible no reír».

«Luché para conseguir el papel porque me identificaba con ella tanto por su posición ante la opinión pública y la obsesión de los medios con ella, como por los altibajos en sus relaciones y vida», declaraba la actriz de 26 años al Daily Mirror la semana pasada.

Fuente: abc.es

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados