Ralph Fiennes habla sobre su final en la saga de Harry Potter

550 0

Toda buena historia tiene que llegar a un fin. Y con Las reliquias de la muerte, parte 2 termina una de las sagas más exitosas en la historia cinematográfica para Warner Bros., así como para los actores que interpretaron por una década a los personajes que creó J.K. Rowling en ese universo mágico, donde aprendices de magos ven desarrollar sus vidas entre amistades, alianzas y peligros.

Harry Potter, el venerado personaje de la literatura moderna inglesa, luchará a muerte en esta octava película contra el poderoso y maligno Lord Voldemort, interpretado por el inglés Ralph Fiennes, quien ha creado con su rol a uno de los villanos más reconocidos y temidos de esta trama cinematográfica.

Una charla con Fiennes, célebre por sus papeles en las películas El paciente inglés, Dragón rojo y La lista de Schindler, y considerado uno de los mejores actores de su generación (ha sido nominado dos veces al Óscar)

¿Cuál fue su primera reacción cuando le ofrecieron interpretar a Voldemort?

Al comienzo no estaba seguro si era una buena opción porque no estaba familiarizado con las películas o con los libros. Sabía que eran parte ya de un fenómeno de culto, pero no estaba seguro de esto. Pero fue más que todo por Mike Newell, el director de la primera película de Potter en que aparezco, al igual que una directora de audiciones que era muy amiga mía, Mary Selway quien fue muy persuasiva en que debía hacerlo. Entre ellos y mis sobrinos que son súper fanáticos de todo este mundo de Potter fue que me convencieron, y cuando vi el arte final de cómo me vería como Lord Voldemort me pareció intrigante y aterrador, y me llamó mucho la atención.

¿Puede explicarnos cómo se logró el efecto de la nariz de Voldemort?

No fue tan complicada esa parte para mí, porque el efecto de la nariz se hizo siempre en forma digital, después de haber grabado todas las escenas, así que no tuve que hacer nada diferente al respecto. Tratamos de hacerlo alguna vez, pero morfológicamente era imposible hacerlo con máscaras y maquillaje convencional. No se podía hacer nada antes, o tuvieran que hacerme hecho cirugía. (risas)

 ¿Cómo fue ese desarrollo de su personaje junto a David Yates?

David es un director con el que se puede hablar con mucha tranquilidad sobre diferentes temas, y admiro que tras tener varias películas en su palmarés, no deja de sentirse inquieto por lograr la excelencia. Es un director que tenía siempre a Lord Voldemort muy bien estructurado en su mente, y siempre fue muy insistente y exigente en las escenas que grabamos, donde no ocultaba tener que pedirme hacer más o menos cosas. Me pidió siempre enfocarme en los detalles y atención de su piscología.

¿Cuál fue el real desafío de interpretar a Lord Voldemort?

Pienso que él es la idea de Voldemort en la serie es mostrar la imagen del Mal en toda su extensión, en extremo. Así que es un personaje que trae a colación algunas ideas bastante perturbadoras que de una manera u otra hace que sea una entidad demoníaca o satánica, y lograr en detalle exhibir esas características de un personaje es francamente difícil de lograr algunas veces.

 ¿Qué nos puede comentar sobre su trabajo junto a Daniel Radcliffe como Harry Potter y sus escenas intensas de lucha con Voldemort?

Daniel es un gran compañero de escena, tiene una gran dedicación y empeño y siempre lo ha tenido, y cuando te encuentras con otros actores como él, hace que todo sea más fácil, y siempre nos sentimos con ese espíritu de colaboración. Es un chico realmente amable, cordial y profesional. En su vida profesional ha elegido una variada gama de papeles, de hombres psicológicamente atormentados.

¿En esta ocasión cómo construyó a su personaje?

Como en la mayoría de ocasiones cuando uno decide construir un personaje, tiene mucho que ver con la personalidad y la imaginación y la forma como lo conectas. Tiene que ver de cierta manera con ambos elementos. En esta ocasión J.K. Rowling escribió este personaje que refleja de una forma estos dos elementos, y ella a la vez estuvo muy involucrada con su aporte en las películas. Y por supuesto, el actor trae además su grano de arena de su imaginación, y en colaboración con los diseñadores y productores, se va dando forma a los personajes. Para toda una generación de jóvenes de hoy la serie de libros de Harry Potter los ha dejado marcados en sus vidas y en su relación con la literatura.

 ¿Qué clase de libros recuerda haber leído en su infancia o adolescencia que tuviera un impacto similar?

Recuerdo mucho leer libros de espionaje, los de Ian Fleming y su serie de novelas de James Bond. Los leí antes de haber visto las mismas películas, cuando tenía 12 o 13 años, por lo que haciendo una especie de analogía de mi época y fascinación con la literatura contemporánea y su efecto en el cine, puedo decir que James Bond fue el Harry Potter de mi época. Todos queríamos imitar esa imagen de macho que muestra James Bond, esa bravura y osadía mezclada con lo sofisticado y sus armas secretas.

¿Para usted quién es el peor villano que ha interpretado?

Definitivamente tiene que haber sido Amon Goth, el oficial que interpreté en ‘La lista de Schindler’, porque no es un personaje que viene de la fantasía como sucede con Lord Voldemort, sino un individuo que realmente existió, un ser documentado y real, así que es una figura realmente perturbadora.

Fuente: Vivein