La historia de Emmanuel, el hijo de Clara Rojas que nació mientras ella estaba en cautiverio bajo poder de las FARC, fue llevada al cine por el realizador franco-español Miguel Courtois en el filme “Operación E.”, que mañana se estrenará en Francia, primer país donde se explota comercialmente esta producción franco-española.

Protagonizada por el actor español Luis Tosar, la película se centra en el personaje de José Crisanto Gómez Tovar, el campesino colombiano al que las FARC confiaron el niño que tuvo Clara Rojas, secuestrada en febrero de 2002 junto con la candidata presidencial Ingrid Betancourt.

Durante poco menos de dos horas, “Operación E.” muestra a un José Crisanto agobiado primero por las dificultades para alimentar al niño Emmanuel, además de su mujer Liliana (interpretada por la colombiana Martina García), sus cinco hijos y su suegro.

Cuando lleva al pequeño a un hospital, aquejado de leishmaniasis y una fractura en el brazo, y se lo arrebatan para confiarlo al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, el campesino se verá entre la espada y la pared, entre unas FARC que le exigen la entrega del niño y el Gobierno, que finalmente lo acusa de trabajar para la guerrilla marxista.

En un encuentro con la prensa en París, el director Miguel Courtois defendió la elección del campesino como personaje conductor de la historia, en una película que según él tiene “un mensaje universal”, el del sufrimiento de Crisanto.

“Hay una trama universal que es el punto de vista de los desplazados, las víctimas de la guerra, gente de la que nunca se habla”, afirma a propósito del campesino cocalero, que primero se desplaza a causa de los paramilitares y luego de la guerrilla.

“Las víctimas inocentes son los héroes de las historias que nos cuentan otros, los que escriben la Historia, con hache mayúscula. Este caso es emblemático”, añade el director, y destaca que, más allá de la historia de Clara Rojas, recogida en su libro “Cautiva”, “lo interesante de esta película era, a partir de una historia conocida, contar lo que nadie conocía”, es decir la historia de Crisanto.

“La historia de los desplazados colombianos es la historia de todos los conflictos en el mundo”, dice Luis Tosar, que en septiembre recibió en Francia el premio de interpretación masculina por este papel en el festival de cine latinoamericano de Biarritz.

Emmanuel, nacido en 2004 cuando la ex política Rojas estaba secuestrada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, fue luego separado de su madre hasta que pocos días antes de la liberación de ella en enero de 2008, cuando las autoridades lo identificaron en un hogar de acogida del Estado en Bogotá.

Fuente: Emol

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados