La última entrega de la saga del súper agente se presentará este martes en Londres. Hasta la casa real británica figura entre los invitados

La última película de James Bond, Skyfall, la número 23 de la saga cinematográfica que en 2012 cumple 50 años, se presenta este martes en Londres con una gran campaña publicitaria para lanzar mundialmente las nuevas aventuras del agente más famoso al servicio de su majestad.

La proyección, en el majestuoso Royal Albert Hall de la capital británica, empezará por la tarde en presencia del príncipe Carlos y de su esposa Camilla, de los principales actores de la película y del director, Sam Mendes, que ganó un Oscar en el año 2000 por American Beauty.

Cincuenta años después del estreno de El satánico Dr. No (1962), el británico Daniel Craig, de 44 años, interpreta por tercera vez, después de hacerlo en Casino Royale (2006) y Quantum of Solace (2008), al espía que creó Ian Fleming.

En Skyfall, una de las mejores películas de la saga según la crítica, un musculoso Agente 007 se enfrenta al malvado Raoul Silva, interpretado por un Javier Bardem teñido de rubio, y cae bajo el encanto de la escultural Séverine, interpretada por la francesa Bérénice Marlohe.

Judi Dench, que retoma el papel de M, la jefa del MI6, los servicios secretos británicos, es el personaje central de la historia, que empieza con una persecución por las calles de Estambul antes de volver a Londres, escenario de un atentado.

Daniel Craig, que en las dos últimas entregas interpretó a un Bond sombrío, muy parecido según los críticos al personaje literario de Fleming, quiere, en esta nueva entrega, poner de relieve los aspectos más frívolos del personaje.

“La gente quizás se sorprenderá por el toque ligero de esta película, que no tenían las dos anteriores. Hay mucho humor”, dijo el actor en una entrevista reciente con la revista Time Out.

Roger Moore, de 85 años, uno de los intérpretes más famosos de Bond, se alegró por la elección de Craig para el papel. “Creo que encontraron al mejor Bond. Un muy buen actor, de formación clásica. Tiene aires de asesino, ¿no?”, dijo la semana pasada a la prensa.

La película se estrena el viernes en el Reino Unido y el 9 de noviembre en Estados Unidos y Canadá. La saga es una de las más lucrativas de la historia del cine y lleva recaudados, hasta ahora, en el mundo, más de 5.000 millones de dólares.

El 50º aniversario del nacimiento cinematográfico de Bond dio lugar a varios eventos en el mundo entero, como subastas, exposiciones y un documental.

En el Reino Unido, Bond es considerado una joya del patrimonio nacional, hasta tal punto que Daniel Craig tuvo el honor de participar junto a reina Isabel II en un pequeño film que se proyectó en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos.

El fervor por el personaje sigue intacto, como demostraron las dos subastas recientes de objetos de coleccionista en la casa Christie’s de Londres, que superaron los millones de euros.

La pieza estrella de la colección fue el Aston Martin DBS negro que Daniel Craig utilizaba en la escena inaugural de Quantum of Solace, vendido por 391 mil dólares.

El reloj Omega en titanio que lleva el actor en Skyfall se vendió por 255 mil dólares y su smoking, diseñado por Tom Ford, por 76 mil dólares. También se subastó por 22 mil dólares la partitura original de la canción principal de la película, interpretada por Adele.

 

Fuente: Infobae

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados