A sus 75 años, el cocodrilo Lacoste se mantiene en forma

La marca francesa Lacoste, una de las primeras en mostrar su etiqueta en la parte exterior de una prenda, festeja en 2008 sus 75 años, y demostró el sábado en Nueva York que sigue en plena forma.

Lacoste desfiló en Bryant Park, en el corazón de Manhattan, en el marco de la Fashion Week (semana de la moda) otoño-invierno 2008, que se inauguró el viernes.

Bajo una nevada artificial y sobre una pasarela recubierta de pieles blancas de ovejas, los modelos presentaron una colección mixta de las que tradicionalmente le gustan a la marca, con el título “Megève, 1930”.

La segunda parte del desfile escenificó las montañas de Jamaica y los grupos musicales de los 70, una época en la que Lacoste ya vendía “cerca de 30 millones de piezas por año” en Estados Unidos, dijo Philippe Lacoste, de 40 años, director de relaciones exteriores de la marca.

Christophe Lemaire, director artístico desde 2000 de la marca francesa, que pertenece en un 65% a la familia Lacoste y en un 35% a su socio industrial Devanlay, dijo haberse inspirado en el espíritu “tradicional” y la historia de varias décadas de la marca del famoso crocodilo verde.

Lacoste fue una de las primeras casas que conjugó moda con deporte, una fórmula mágica en Estados Unidos.

Cálidamente vestidas de combinaciones de pantalón gris de franela sobre pequeños suéters trenzados de cachemir blancos, las esquiadoras bajaron las pistas junto a sus compañeros que lucían los mismos colores, y protegiéndose del sol con gafas de aviador.

Las medias gruesas que permiten llevar shorts incluso a bajas temperaturas, el pasamontañas blanco para protegerse del viento, y los aplausos fueron una constante en la sala abarrotada.

“Estados Unidos es el primer mercado del mundo para Lacoste, con 16-17% del volumen de negocios frente al 13% de Francia”, precisó Philippe Lacoste.

La imagen de la marca se corresponde bien con un estilo de vida muy estadounidense, el “sportswear chic” (ropa de deporte distinguida) que encarnan otros estilistas como Ralph Lauren, con un toque de elegancia francés.

“La marca es francesa, pero sus raíces son estadounidenses, la idea del crocodilo nació tras un partido de tenis de la Copa Davis, donde René Lacoste fue apodado por la prensa estadounidense como el ‘cocodrilo’ porque no soltaba nunca su presa”, cuenta Philippe Lacoste.

Presente en Estados Unidos desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, Lacoste se separó de su socio estadounidense, con quien tuvo algunos disgustos, a finales de los 80, comprando de nuevo los derechos de distribución en Estados Unidos a principios de los 90.

Las primeras boutiques aparecen en Florida en 1995, y la primera tienda en Nueva York abrió sus puertas en Madison Avenue en 1996.

En la actualidad las fábricas estadounidenses fueron trasladadas a Perú, país tradicionalmente productor de algodón y lana de calidad. “Siempre implantamos nuestras fábricas en la zona en la que vendemos, pero producir en Estados Unidos se hizo demasiado caro”, dijo Philippe Lacoste.
Fuente: Globovision

Otros links relacionados