Ana Lucía López, Mujer Cafam 2014

Ana Lucía López, una vallecaucanana, es La Mujer Cafam 2014. Bien grabadas tiene en la memoria las palabras que tanto quería oír y que por fin escuchó de unos labios que le generaron esperanza: “Yo le voy a ayudar a sacar adelante su barco médico, cuente conmigo”.

La promesa se la hizo María Clemencia Rodríguez de Santos, la Primera Dama de la Nación, cuando le entregaba el galardón que la reconocía como la mujer más destacada de un abanico de 190 ‘guerreras’ de todo el país que se han dedicado a trabajar por los demás.

Y es que el barco hospital San Rafael, con el que lleva atención en salud a las poblaciones más alejadas del Pacífico, está anclado en Buenaventura desde junio del 2013 por falta de dinero para funcionar. Así que desde hoy mismo, asegura, hará todo lo posible para convertir esa frase mágica en hechos. Ana Lucía no descansará hasta reclamar este, el que asegura es su mejor premio.

Esta economista y especialista en gerencia social, de 45 años, explica que si se tiene en cuenta el impacto de la labor que desarrolla el barco hospital, los recursos que se necesitan para su funcionamiento son pocos. Un recorrido de diez días por rincones recónditos del Pacífico, donde no llega ningún otro tipo de atención, puede costar $130 millones.

Y solo en uno de estos viajes se atiende hasta a 3500 personas con toda clase de situaciones. Se trata, ante todo, de una labor de entrega en la que participan 25 profesionales de la salud que donan su trabajo, más nueve personas del equipo técnico y un grupo de especialistas que es necesario contratar.

El jueves, sin duda alguna, será inolvidable para esta madre de tres adolescentes. Entrada la tarde, sin haber podido almorzar, con el buzón del celular sin espacio para un mensaje más y capoteando las entrevistas, contó como anécdota que durante la ceremonia creyó que el primer lugar se lo había llevado la representante de Norte de Santander.

“Cuando empecé a ver el video ni siquiera me reconocí… cuando menos pensé vi el barco y ¡ay! no lo podía creer, no entendía lo que estaba pasando”, relató.
Ana Lucía dijo que la visibilidad que le da este premio tiene que servir para cambiar la visión sobre la atención en el Pacífico.

“Es necesario que el Estado mire las necesidades de esta región, que en realidad se pueda llegar servicio oportuno y de calidad a toda parte. Ojalá que esta voz a través de la Mujer Cafam sea escuchada”.

Durante la entrega de este galardón, que tuvo lugar en Bogotá, la Primera Dama de la Nación destacó en mujeres como Ana Lucía y las demás nominadas “la generosidad que las hace únicas”.

“Ellas tienen una gran capacidad de ejecución, pues han pasado de una valiosa idea a poder hacerla realidad; además son muy talentosas e inteligentes. Las colombianas cada día están dispuestas a asumir más retos en muchas capas de la sociedad”, dijo.

Menciones de Honor

A la mujer Norte de Santander, Ana Helena Vega, quien con la fundación del Instituto de La Esperanza contribuye hace más de 30 años a la atención de niños y jóvenes que padecen diversas patologías físicas y mentales.

También hubo mención de honor a la mujer Putumayo, Teresa Jacanamejoy Mavisoy, quien fue líder en la Cooperativa de Cultivadores de Plantas Aromáticas, Medicinales y Exóticas, organización solidaria que es fuente de trabajo, ingresos y de bienestar de más de 280 familias de la región.

Asimismo, hubo espacio para una mención especial para la mujer Bogotá, María Cristina Jaramillo, quien mediante la Fundación Hogar Integral trabaja para mejorar la nutrición de niños que viven en los cinturones de miseria de Bogotá y Soacha, quienes reciben amor, alimentación y educación preescolar.

El Premio Cafam, al que fueron nominadas más de 190 mujeres de todo el país, reconoce la labor social que ellas llevan a cabo en sus regiones.

Fuente: Elpaís.com

Otros links relacionados