Bansky y su ‘Cardinal Sin’ generan polémica en el Reino Unido

“Nunca puedo estar seguro sobre quien merece estar sobre un pedestal o ser aplastado por uno”: Banksy

Un busto de mármol del siglo XVIII con el rostro “pixeleado” con mosaícos, así es Cardinal Sin. La última pieza del grafitero y artista británico Banksy, en exhibición desde hoy hasta el próximo año en the Walker Art Gallery in Liverpool, tal vez la galería con la colección de arte religioso más importante de Inglaterra.

El nuevo Banksy es un alusión al abuso infantil cometido por sacerdotes católicos contra niños en varias partes del mundo. El rostro del Cardenal está deformado por los “pixeles” como lo estaría el de un presunto criminal en la televisión.

El director de la galería ha dicho que recibió la pieza y un sobre con instrucciones, entre estas estaba la de poner la escultura al lado de otros bustos de sacerdotes de la época y una frase:

Esto es un regalo de navidad. En estas fechas es fácil olvidarse del verdadero significado del cristianismo: las mentiras, la corrupción y el abuso

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados