Bogotá tendrá otra torre más alta que la de Colpatria

197 0

La compañía norteamericana, que vende la torre Trump Soho, en Nueva York, se convirtió en el nuevo aliado de lo que será el edificio más alto de Colombia, el BD Bacatá.

Normalmente los desarrolladores de proyectos inmobiliarios en Estados Unidos y otros países del mundo buscan a los más prestigiosos profesionales en la comercialización y financiación de sus iniciativas, pero con el desarrollo BD Bacatá de Bogotá, la que será la torre más alta de Colombia, la historia fue distinta.

La compañía estadounidense Prodigy Network, la misma que actualmente se encarga de comercializar por un billón de dólares la torre Trump Soho de Nueva York, fue la que se buscó a los promotores del BD Bacatá, por considerar que este proyecto es de élite internacional y que hay muchos inversionistas que están interesados en desarrollar este tipo de emprendimientos que le abrirán las puertas al mundo desarrollado.

Al frente de esta compañía está el colombiano Rodrigo Niño, quien ya sabía del proyecto, pero que esperó el momento indicado para acercarse a Venerando Lamelas, empresario español de la construcción, quien adquirió el Hotel Bacatá, localizado en el centro de la ciudad, para reformarlo y convertirlo en producto cinco estrellas, aprovechando los beneficios tributarios del Gobierno.

Niño, quien también es propietario de Prodigy Capital Group, en compañía del español Pedro Álvarez Arenas, está convencido de que el país ya está preparado para recibir inversión internacional que permita el desarrollo de obras como la torre BD Bacatá, un proyecto de US$120 millones que no tiene nada que envidiarles a otros proyectos en Miami, Nueva York y Panamá.
Una de las tareas que cumplirá Niño, en esta alianza, es promocionar el proyecto en el exterior y lograr que inversionistas se vinculen al desarrollo de hotelería, vivienda, oficinas y de comercio más grande del país, en el corazón de Bogotá.

Con esta obra se abrirá el camino para que en el centro de Bogotá despegue el programa de renovación urbana, lo que lo convertirá de nuevo en el epicentro comercial, político y social de otrora.

Lo que se busca con estos proyectos es reinventar a la ciudad, transformar las zonas deprimidas e imprimirles una fuerza que les permita superar los problemas y convertirlas en polos de desarrollo.

El empresario sostiene que el país logró superar algunos requisitos que impedían que los extranjeros pusieran sus ojos en él y destaca su inclusión en el denominado Civets, un grupo de naciones que para la próxima década serán protagonistas económicos del ámbito mundial. La sigla la conforman Colombia, Indonesia, Vietnam, Egipto, Turquía y Sudáfrica, que tienen en común contar con una economía dinámica, diversificada, políticamente estable, con una población joven y en crecimiento, entre otros indicadores.
Colombia logró pasar de una inflación del 32 al 2% entre 1994 y 2010, lo que le permite una financiación en el largo plazo, sostiene Niño y señala que hay un gran potencial y que ellos están dispuestos a desarrollar proyectos hoteleros de marcas fuertes en ciudades grandes e intermedias.

Otro indicador que hizo que su compañía esté llegando al país es el crecimiento de la Bolsa de Valores de Colombia, que entre los años 2001 y 2010 ha crecido 32%. Asimismo, por el dinamismo y la estabilidad de la economía, lo que ha permitido el fortalecimiento del sector financiero y de la seguridad jurídica para los empresarios.

A esto se suma la existencia de una población joven y ascendiente, así como la oportunidad de crecimiento del sector de la construcción, que hoy sólo aporta el 6% al Producto Interno Bruto (PIB).

Recalcó que el país está listo para el desarrollo de proyectos, como el del BD Bacatá, el cual será manejado por un operador hotelero internacional que le imprimirá el concepto universal de atención y de servicio al público, para lo cual el país cuenta con la mejor calidad humana.

Este tipo de desarrollos deberá estar acompañado de restaurantes internacionales, tiendas de grandes marcas y vivienda de élite, donde los hombres de negocios y de turismo pongan sus ojos.

La idea de Niño es desarrollar varios proyectos hoteleros en el país similares al del BD Bacatá, pues a su juicio Colombia debe internacionalizarse más.
Así será el BD Bacatá.

El complejo hotelero BD Bacatá tendrá una altura de 240 metros, lo que representa 66 pisos. Su costo será de US$120 millones y tendrá un hotel con 545 habitaciones. Un sector de la torre se destinará a vivienda de élite, el cual estará acompañado de un centro comercial donde habrá una zona de oficinas. De acuerdo con Venerando Lamelas, propietario del proyecto, la obra se convertirá en el motor de desarrollo para la renovación del centro de Bogotá. También son socios del proyecto el arquitecto Juan Abadías, presidente del Grupo Preico, y Francisco Martín Villanueva, dueño de MRW, una empresa de correo en España.
Fuente: Elespectador.com

Comments are closed.