En las últimas horas fallecieron el reconocido artista y la voz inolvidable del periodismo cultural.

Colombia ha perdido a dos de los más importantes exponentes de la cultura en el país. Se trata de Bernardo Hoyos, reconocido periodista cultural, y el maestro payanés Édgar Negret.

El reconocido escultor colombiano Negret, de 92 años, falleció el jueves a las 11:40 de la noche en su residencia en el norte de Bogotá.
Negret, uno de los más importantes escultores colombianos, llevaba meses enfermo y padecía alzhéimer. Allegados al artista confirmaron que había perdido mucho peso y que ayer alcanzó a celebrar su cumpleaños. (Vea en imágenes: Este es el legado del maestro Negret).

Rodolfo Buitrago, su asistente y ayudante por más de 30 años, dijo que el artista payanés “estaba sufriendo un cáncer en varias partes del cuerpo, le había hecho metástasis y fue muy duro el final de sus días, con muchas dolencias”. (Vea en video: murió el reconocido escultor Édgar Negret).

“Lo que se lo llevó fue una complicación respiratoria. Los médicos habían previsto que algo así sucedería, más aún por la avanzada edad y por el estado del cáncer”, afirmó. Buitrago agregó que Negret “tenía un gran sentido del humor, siempre muy sonriente y muy afectuoso con toda la gente que lo quería saludar en la calle”.

‘Fue un ser humano extraordinario’
Tras conocerse el fallecimiento de Negret, varios sectores culturales ya se han pronunciado. Por ejemplo, el crítico de arte Eduardo Serrano le dijo a ELTIEMPO.COM que el artista “fue un ser humano extraordinario, discreto, digno y elegante”.

“Fue, sin duda, el pionero de la abstracción geométrica en Colombia y, aunque su obra no se entendió al comienzo en el país, porque aquí estábamos acostumbrados a la figuración y al arte que es mimético de la realidad, fue Marta Traba, la argentina y más importante crítica de arte del momento, la que entendió lo que él estaba proponiendo y lo defendió a capa y espada, y además lo impulsó a seguir adelante”, dijo Serrano.
La obra de Negret, oriundo de Popayán (Cauca), ha sido reconocida no solamente en Colombia, sino en el mundo. Estudio en la Escuela de Bellas Artes en Cali y a finales de la década de los 40 perfeccionó sus estudios en el entonces Clay Club Sculpture Center de Nueva York. (Lea también el perfil de Édgar Negret).
En el 2010 fue reconocido por el Gobierno Nacional con la Gran Orden del Ministerio de Cultura, y ese mismo año el Congreso de la República llama con su nombre al Salón de Protocolo de la Presidencia de esa corporación.

Fuente: Eltiempo

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados