El escritor Enrique Vila-Matas hará parte del Festival el Malpensante

94 0

Samuel Riba se considera el último editor literario y se siente hundido desde que se retiró. Un día, tiene un sueño premonitorio que le indica claramente que el sentido de su vida pasa por Dublín. Convence entonces a unos amigos para acudir al Bloomsday y recorrer juntos el corazón mismo del Ulises de James Joyce.

Riba oculta a sus compañeros dos cuestiones que le obsesionan: saber si existe el escritor genial que no supo descubrir cuando era editor y celebrar un extraño funeral por la era de la imprenta, agonizante ya por la inminencia de un mundo seducido por la locura de la era digital. Dublín parece tener la llave para la resolución de sus inquietudes.

Niebla y misterio. Fantasmas y un sorprendente humor. Enrique Vila-Matas regresa con una novela que parodia lo apocalíptico al tiempo que reflexiona sobre el fin de una época de la literatura. Una novela deslumbrante, abierta a las más diversas lecturas, un verdadero regalo poblado de sorpresas. Simplemente genial.

«Quienes pensamos que la literatura es un asunto esencial, divertido, emocionante y riguroso, estamos de enhorabuena… Escritores de su rango no abundan, ni aquí ni en ninguna parte», Ray Loriga, El País.

«En su pluma, la literatura se convierte en bastante más que una ocupación, que un simple medio de expresión o, incluso, que una manera de vivir »,Raphaëlle Rérolle, Le Monde.

«Nos nos queda más que disfrutar del humor negro de un funambulista que camina sobre un hilo que no existe »,Paolo Mauri, La Repubblica.

«Una novela única en un escritor siempre sorprendente y desconcertante y el que más ha contribuido, con Javier Marías, a inaugurar nuestra “modernidad”, a crear una nueva voz narrativa, a integrarnos a otras literaturas y a salir de nuestra peor maldición, el casticismo»

«Una novela que, como el Ulises de Joyce, es una nostalgia de lo no vivido y una magnífica epopeya de la vida cotidiana», Juan Antonio Masoliver Ródenas ,
La Vanguardia

«Dublinesca es como una destilación de todo lo que ha ido construyendo su autor a lo largo de una de las trayectorias más originales de la narrativa española de las últimas dos décadas. Sentido y meditado homenaje crepuscular a una ciudad, a la literatura y a algunos de los que exploraron sus límites (Joyce, Beckett), y elegiaco homenaje a un mundo que se acaba», Manuel Rodríguez Rivero, El País

«Una obra maestra», Nuño Vallés, El Confidencial

«Espléndida historia, con la que creo que Enrique Vila-Matas ha dado la novela de su vida», José María Pozuelo Yvancos , ABC

«La más ambiciosa y mejor novela de Vila-Matas», Domingo Ródenas Moya,
El Periódico de Cataluña

Enrique Vila-Matas. Nació en Barcelona en 1948. De su obra narrativa destacan Historia abreviada de la literatura portátil, Suicidios ejemplares, Hijos sin hijos, Bartleby y compañía, El mal de Montano, París no se acaba nunca, Doctor Pasavento, Exploradores del abismo y Dietario voluble. Entre sus libros de ensayos literarios encontramos El viajero más lento, Para acabar con los números redondos, Desde la ciudad nerviosa, Aunque no entendamos nada y el viento ligero en Parma. Traducido a 29 idiomas, ha obtenido un amplio reconocimiento internacional y ha recibido entre otros premios, el Ciudad de Barcelona (2000), el Rómulo Gallegos (2001), el Prix Du Meilleur Livre Étranger (2001), El Premio Herralde (2002), el Prix Aguirre-Libralire (2003), el Premio Nacional de la Crítica en España (2003), El Prix Médicis-Étranger (2003), el Premio Fundación Lara (2004), el Internazionale Ennio Flaiano (2005), el premio de la Real Academia Española (2006), el premio Elsa Morante (2007) y el Internazionale Mondello (2009). Pertenece a la Orden de Caballeros del Finnegans, en cuyo escudo reza el lema extraído de la última frase del sexto capítulo del Ulise, de Joyce: «Gracias. ¡Qué grandes estamos esta mañana!»

Fuente: Editorial Planeta