La única de las cuatro versiones de “El grito” de Edvard Munch que quedaba en manos privadas se vendió hoy en Nueva York en 119,9 millones de dólares, cifra récord que supera los 106,5 millones de “Desnudo, hojas verdes y busto” de Picasso, el máximo histórico alcanzado hasta ahora por un cuadro en una subasta.

Simon Shaw, director de la subasta organizada por la casa Sotheby’s, aseguró a Efe que la obra del pintor noruego (1863-1944) “define la modernidad y es instantáneamente reconocible, porque es una de las pocas imágenes que trascienden la historia del arte y que tienen un alcance global, quizás sólo detrás de La Mona Lisa”.

Fuente: Lapatilla

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados