El Teatro ‘Amira de la Rosa’ 30 años como el mejor centro cultural del Atlántico

214 0

Hoy, lunes 25 de junio, el Teatro Amira De la Rosa cumple 30 años de actividades en Barranquilla. Consolidado como el centro cultural más importante del Atlántico, ‘El Amira’ –como se conoce popularmente– festejará sus bodas de plata con una programación musical que se extenderá hasta el mes de agosto, entre los invitados se destacan el dúo Koko, representantes de la escena del jazz europeo.

El Teatro Amira de la Rosa representa un hito histórico regional, al ser testimonio de una época de progreso para la ciudad de Barraquilla, en la cual se buscó recuperar la vida cultural que la caracterizó en el pasado. Su valor no sólo es el magnífico edificio, sino su historia de vida artística y cultural, y la calidad de sus servicios que lo han convertido en un símbolo de la ciudad que sus habitantes muestran con orgullo.

En 2006 el Teatro fue declarado por el Ministerio de Cultura Bien de Interés Cultural de la Nación, una distinción que se suma a la que ya le había entregado el Consejo de Monumentos Nacionales que lo reconoció como ‘aporte a la arquitectura colombiana’ y ‘ejemplo de ingeniería en el país’.
“Además de desarrollar una amplia programación auspiciada por el Banco, el Teatro ofrece la posibilidad de arrendar sus diferentes espacios para la realización de diversos espectáculos nacionales e internacionales. De ellos, en 2012, podemos destacar el Carnaval de la Artes, el festival de música Barranquijazz y el concierto del cantante español Rafael”, comenta Katherine Castillo Rolong, jefe del Área Cultural del Banco de la República de Barranquilla.

Los festejos ‘del Amira’ en sus 30 años, tendrán como uno de sus protagonistas al dúo Kokó que se presentará, en el marco de la Temporada Nacional de Conciertos del Banco de la República, el 16 de agosto. Se trata de un ensamble de marimba, vibráfono y piano, que con claras influencias de la música tradicional japonesa y la música europea contemporánea, interpretará obras que se caracterizan por sus atmósferas suaves y delicadas, su inmensa riqueza tímbrica y su diversidad de matices.

Historia

El 25 de junio de 1982 el Banco de la República inauguró en Barranquilla el imponente Teatro Amira De la Rosa, que lleva el nombre de uno de los personajes más destacados de la historia cultural de la ciudad. El edificio, concebido por la firma Zeisel, Magagna & Lignarolo y finalizado por la firma Barón y Macchi Ltda., es una construcción de 5.710 m2, dotada con una Sala Principal de 949 sillas, ideal para montajes y espectáculos de toda índole, Salas de Lectura, Salas Múltiples –que acogen las exposiciones itinerantes del Banco de la República-, así como zonas verdes y un parque.

Uno de los mayores valores estéticos del Teatro es el telón de boca pintado por el maestro Alejandro Obregón, titulado Se va el caimán, obra de gran colorido inspirada en la leyenda del Hombre Caimán, emblemática de la cultura del Caribe colombiano. Esta pieza artística de 14,4 m de ancho por 8,14 m de alto, templada en un bastidor, fue encargada al maestro por el Banco de la República, y fue realizado en menos de tres meses, con la colaboración de los artistas barranquilleros Humberto Aleán, Gabriel Quintero y Henry Noguera.

Al abrir sus puertas, el Teatro comenzó como Área Cultural de la sucursal del Banco en la capital del Atlántico, para ofrecer a la comunidad, de manera continua y abierta, diversas posibilidades de acceso a las manifestaciones culturales y artísticas. En tres décadas de actividad cultural, el Teatro ha logrado llevar, a todos los sectores de la sociedad, actividades académicas, artísticas y culturales, tales como conciertos, exposiciones, seminarios, lecturas, talleres y conferencias.

¿Quién fue Amira De la Rosa?

“Amira De la Rosa gana la batalla de las letras a puro instinto artístico, a pura sinceridad suelta y limpia.” Gabriela Mistral sobre la escritora barranquillera que da el nombre a este teatro.

Escritora, pedagoga y diplomática barranquillera. Estudió periodismo en la escuela de El Debate en Madrid, y se especializó en teatro y crítica teatral; escribió poemas, obras teatrales, novelas y cuentos con una maestría impecable, a ella le deben los barranquilleros la hermosa letra de su himno.

Estrenó obras de teatro en distintos países de Europa y América Latina, además tiene un centenar de obras radiofónicas que fueron presentadas en Madrid a través de la Radio Nacional. Fue miembro de la Sociedad de Autores de España y miembro de honor de la de Colombia. También hizo parte del Instituto de Cultura Hispánica.

Entre sus obras publicadas están los libros de prosa poética Poemas de maternidad (con prólogo de Gabriela Mistral), Lecturas para niños, Geografía iluminada y la novela Marsolaire. Murió en 1974 en Barranquilla.

Fuente: Banrrepública