El documentalista Brian Moser en el Museo Nacional de Colombia

El día sábado 1º de agosto, el documentalista Brian Moser estará en el Museo Nacional de Colombia y se podrán ver dos de sus documentales, transmitidos en la TV británica y que fueron de gran trascendencia para la sociedad británcia por la forma en que contó problemáticas sobre la cocaína y los indígenas de la región del Vaupés.

Brian Moser, nació en Londres en 1935. Es geólogo de la Universidad de Cambridge. Llegó a Colombia en 1959 en una expedición a la Sierra Nevada del Cocuy. En compañía del antropólogo Donald Tayler y del etnobotánico Néstor Uscátegui, hizo ocho viajes a diferentes regiones del país para grabar la música indígena y realizar tres documentales entre los makuna, en la región del Vaupés, con el camarógrafo holandés Niels Halbertsma. En 1994, con la compañía independiente Granada T.V., de Gran Bretaña, fue investigador para la serie El Mundo en Acción y después fue su productor en Suramérica. En 1968 realizó la serie El Mundo que desaparece, con el apoyo fundamental de antropólogos hablantes de la lengua indígena dentro del equipo. La primera producción en Colombia fue Los últimos cuiva, rodada en Arauca, a la que siguió Embera, fin del camino, en el Chocó, y finalmente La guerra de los dioses, filmada entre los makú y los barasana del Vaupés.

En 1997, con la compañía independiente Central T.V., inició la serie Frontera , con tres películas sobre la vida cotidiana en las zonas fronterizas: campesina de la Sierra del Perijá, minera en Muzo y urbana en los tugurios de Guayaquil, Ecuador, esta última con el apoyo de la antropóloga Caroline Moser. Posteriormente, realizó la trilogía sobre la ruta de la coca, desde Bolivia hasta Estados Unidos, a la cual pertenece Un pequeño negocio familiar de 1981. Entre 1989 y 1992 hizo la trilogía Antes de Colón, sobre la situación de los indígenas de las Américas 500 años después de la llegada de Cristóbal Colón al Nuevo Mundo, con el apoyo especial del Instituto Colombiano de Antropología e Historia, ICANH, y el antropólogo y cineasta colombiano Yezid Campos. Con nacionalidad colombiana, actualmente trabaja con su esposa Marina Tafur en el material visual que ha documentado y elaborado durante los últimos 50 años.

Programación del encuentro con el director
Auditorio Teresa Cuervo Borda. Entrada libre

Sábado 1, 3.00 p.m.
La guerra de los dioses
Brian Moser [1970]
Duración: 67’

Transmitida en la TV británica, I.T.V., en 1971. Ernest Vincze, cámara; Bruce White, sonido; Martin Smith, editor; Antropólogos: Stephen & Christine Hugh-Jones (comunidad barasana) y Peter Silverwood-Cope (comunidad Maku). Compañía de Tv: Granada Television (cía. independiente en la Tv británica – I.T.V.)

La guerra de los dioses. Esta provocadora película, dirigida por Brian Moser a finales de la década del sesenta, muestra tres formas distintas de vivir la espiritualidad en la Amazonia: la de los indígenas barasana, quienes –según palabras del antropólogo Stephen Hugh-Jones–, no distinguen su vida cotidiana de la religiosa como sí lo hace el mundo occidental; la de las misiones e internados católicos, los cuales buscaban la integración de los habitantes de estos ignorados lugares al Estado nacional colombiano a través de una estricta educación; y la del Instituto Lingüístico de Verano, dirigido por protestantes estadounidenses, cuya intención oficial era traducir la biblia a lenguas locales pero extraoficialmente usaron el respaldo del gobierno colombiano para evangelizar indígenas.

Un pequeño negocio familiar
Brian Moser [1981]
Duración: 52’
Transmitida en la TV britanica, I.T.V, en 1983. Ivan Strasburg, cámara; Judy Freeman, sonido; Stephen Singleton, edición; Stephen Hugh-Jones, antropólogo. Compañía de Televisión: Central Television (cía. independiente en la Tv británica – I.T.V.)

Un pequeño negocio familiar. Sentarse a ver Un pequeño negocio familiar es chocarse con una versión mucho más amplia y compleja del gastado problema del tráfico de cocaína que la mostrada por la campaña de la Dirección Nacional de Estupefacientes La mata que mata. En lugar de reducir el asunto a un mero conflicto entre malos y buenos, Moser y su equipo de realización exploraron, hace ya unos 27 años, y luego de 8 meses de investigar y gestionar los permisos para filmar, la humanidad y los deseos de un interiorano alquimista de la cocaína en medio de la selva amazónica, quien fuerza a los indígenas a entregarle cada vez más hojas de coca a cambio de machetes, anzuelos y otras herramientas. Indígenas que ven a la coca como una planta sagrada, que les dio la vida y los pone en contacto con sus antepasados cada vez que la usan luego de tostarla y macerarla hasta convertirla en un polvo verde fino con el cual mambean en sus rituales, pero también como una fuente de ingresos en la difícil situación de abandono por parte del Estado en la cual se encuentran.

Fuente: Museo Nacional de Colombia

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados