El Instituto Distrital de Turismo eligió los ganadores del concurso ‘Tómate La Candelaria y gana’, que buscaba reunir las mejores imágenes turísticas de una de las zonas más emblemáticas y tradicionales de Bogotá. Las fotografías escogidas, lo mismo que las otras 18 finalistas, serán usadas por la entidad para ser difundidas nacional e internacionalmente.

Se tomaron La CandelariaJorge Eduardo Téllez y Alex Camacho resultaron ganadores del concurso ‘Tómate La Candelaria y gana’, liderado por el Instituto Distrital de Turismo en alianza con Gluggy, operador turístico que organiza recorridos a bordo de unos típicos y originales vehículos para el transporte de turistas.

Sus fotografías, ganadoras en la categoría de Arquitectura y Nocturna, respectivamente, fueron escogidas por un jurado especial de las dos entidades organizadoras del evento.

“Las obras son representativas y enmarcan la original mezcla de pasado y modernidad que caracteriza al barrio en donde nació Bogotá, y por eso las mostraremos no solo en nuestros medios digitales como la página web y las redes sociales, sino en las ferias internacionales adonde el IDT asista este año”, señala Luis Fernando Rosas Londoño, director del Instituto Distrital de Turismo.

El jurado seleccionó como finalistas, entre más de dos centenares de fotografías, un total de 20 gráficas de tres categorías concursantes (Arquitectura, Nocturna y Gastronomía), cuyas fotografías también serán utilizadas por el IDT para ilustrar a los turistas sobre los atractivos de la capital colombiana dentro de su objetivo de promocionarla como destino turístico sostenible.

Y La Candelaria se ha convertido en un referente nacional e internacional de Bogotá gracias a su tradición e historia, y más aún a sus características de centro cultural, de vida bohemia y de atractivo gastronómico.

“La Candelaria es reconocida como el punto de encuentro para bogotanos y turistas de todas las edades, ya que allí confluyen la historia, la cultura, la política y la educación de la ciudad. Es el corazón de Bogotá y por eso el sentido de apropiación que queremos despertar entre los bogotanos por ese atractivo turístico”, agrega el director del IDT.

Los ganadores han sido citados tanto por el IDT como por la empresa Guggly para realizar los recorridos en los simpáticos Gluggy, vehículos especializados para transitar por las históricas callejuelas del barrio y descubrir los increíbles secretos de sus recovecos.

Todas las fotografías entrarán a hacer parte del archivo del IDT, por lo cual cada postulante cedió sus derechos de uso a la entidad para que pueda publicarlos en los medios en los que desee promocionar Bogotá, con la única condición de identificar siempre al autor.

El corazón de Bogotá

La Candelaria conserva aún su tradicional arquitectura colonial española que ha sobrevivido a los siglos, pero la renovación que sufrió en las últimas décadas le ha permitido convertirse en un nuevo núcleo gastronómico en Bogotá: La Zona C, que ya es reconocida por la oferta permanente de bares, restaurantes y establecimientos comerciales de todo tipo.

El barrio tenía anteriormente el nombre de Fuenlabrada, de origen español. Hoy en día, muchas de sus casonas coloniales se convirtieron en salas de teatros, restaurantes y museos y ejerce un atractivo tan poderoso entre los turistas extranjeros, que allí habita una de las más grandes colonias de habitantes foráneos que decidieron quedarse a vivir entre sus encantos.

“La gran cantidad de participantes en el concurso es la prueba del sentido de apropiación que los habitantes de Bogotá tienen sobre La Candelaria, con lo cual se cumple unos de los propósitos principales del IDT como es el de lograr que la ciudad se empodere como destino turístico de primer orden”, concluye Rosas Londoño.

 

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados