L ahora del cuento

“La lectura es un arte que más que enseñarse se transmite cara a cara”(1). Leer en voz alta a los niños les ayuda a familiarizarse con los libros, apropiarse de las historias y darle vuelo a su imaginación; al mismo tiempo, les permite comprender y darle sentido a sus lecturas a partir de las pausas, los silencios y los tonos de la voz. De ahí la importancia de que quien les lea, lo haga con la naturalidad y el entusiasmo de quien encontró en los libros un pasaje a otros mundos.

Motivados por estas ideas, en 2007 un grupo de analistas de servicios al público de la Biblioteca Luis Ángel Arango creó La Hora del Cuento, un espacio que busca que niños y adultos lean juntos y que lo hagan en voz alta, para que a partir del ejemplo mutuo, encuentren en los libros un espacio propio que los acompañe siempre.

La Hora del Cuento está dirigida a niños entre los 0 y 12 años, acompañados por sus papás, abuelos, tíos o acudientes; se realiza todos los sábados a las 11:30 a.m. y a las 3:30 p.m. en la Sala La Candelaria de la BLAA (en el tercer piso, junto a la Sala de Audiovisuales), con la colaboración de Diana Herreño, Magnolia Hernández, Joan Salgado y Carlos Castelblanco, analistas de la Biblioteca; no hay ningún requisito para asistir, salvo tener disponibilidad para pasar un buen rato.

“Por lo general iniciamos el encuentro con una canción de bienvenida, luego para romper el hielo hacemos una presentación de los asistentes e iniciamos las lecturas, primero leemos los promotores de la BLAA, luego poco a poco los adultos asistentes se van uniendo a la dinámica. Al final proponemos un taller, ya sea de escritura, dibujo, manualidades o lúdicas, a propósito de las historias leídas”, explica Diana Herreño.

Los asistentes a La Hora del Cuento por lo general son niños y adultos que están de visita en la Biblioteca y se encuentran esporádicamente con la actividad, así como vecinos del barrio La Candelaria. Sin embargo, en los últimos años de trabajo, el encuentro ha sobrepasado las barreras físicas de la BLAA y ha visitado diferentes espacios, entre ellos, un hogar de niñas en el barrio La Perseverancia y diferentes jardines infantiles de Cafam.

“Desde hace un año y medio aproximadamente asisten a La Hora del Cuento un grupo de niños con discapacidad cognitiva de la Fundación Renacer, también hemos recibido la visita de niños con discapacidad visual. Han sido encuentros muy bonitos, porque son ellos quienes nos enseñan otras formas de leer y de encontrar en la lectura otros elementos de percepción”, comenta Magnolia Hernández.

Así mismo algunos escritores de libros para niños como Jairo Buitrago, Claudia Rueda y Olga Cuellar, han sido invitados y han leído sus propias historias a los asistentes; en el futuro se planea que estas visitas aumenten.

Actualmente en el canal oficial de Banrepcultural en Youtube están disponibles lecturas en voz alta por parte de los colaboradores de La Hora del Cuento, una lista que día a día se incrementará.

Los beneficios de leer en voz alta

Según Rolling Readers, una organización estadounidense que investiga temas relacionados con la lectura infantil, leer en voz alta:

Ejercita la imaginación.
Aporta conocimientos conceptuales (colores, formas, sonidos, letras, números).
Despierta en los niños ideas nuevas y conceptos culturales, permitiendo que se desarrolle su curiosidad y su capacidad crítica, así como sus propios intereses e identidad.
Proporciona a los niños información y comprensión del mundo.
La lectura en voz alta puede eliminar la falta de concentración, al tiempo que, al escuchar, aumenta la comprensión.
Cuando los niños escuchan, se mejora su capacidad de autoexpresión. Al aprender vocabulario nuevo, podrán expresar sus ideas y sentimientos. Dichas habilidades para comunicarse son cruciales para el éxito en la vida.
Leer a los niños les anima a leer por sí mismos. La habilidad y el deseo de leer pueden mejor mucho la calidad de la vida de una persona.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados