Donde hay amigos, debe haber una Coca-cola bien fría

471 0

Cuando se habla de compartir y ser feliz, hay que hablar de la amistad, de los amigos, porque es con ellos con los que hacemos lo que más nos gusta. Los amigos nos traen recuerdos, aventuras y muchas fiestas, los amigos son aquellos hermanos que elegimos, y con ellos construimos esos espacios que son mucho más valiosos cuando los acompañamos con una bebida que a todos nos gusta y que pocas veces le decimos no: una Coca-cola.

Tenemos amigos para la música y la fiesta, amigos que solo vemos para ir al cine o que siempre los buscamos porque nos hacen reir, de eso se trata la amistad, de dar sin esperar y esperar siempre volver a compartir para revivir la felicidad o ese sentimiento que nos hace estar con esas personas. Estos son los amigos que más buscamos, porque se parecen a nosotros, porque nos escuchan o porque solo nos divierten.

En esos momentos amables es donde cae bien tener a la mano la bebida que está presente en más mercados del mundo, que es el símbolo de la armonía entre todos, sin importar la raza, la religión o el idioma. Coca-cola es la bebida que acompaña en momentos especiales como cumpleaños, primeras comuniones, bodas y cualquier otro escenario donde haya amigos y familia.

Es la bebida más histórica y que más curiosidades acumula, la hemos visto refrescar a los poderosos y a los que se enojan, la ofrecemos en la casa o en la oficina y en muchas ocasiones la hemos ofrecido para acompañar un delicioso bizcocho, a algunos los he visto usarla para hacer la salsa de las carnes o para romper el hielo en una reunión, para muchos es nuestro café del día o nuestro pecado culposo, es la más deliciosa, sin duda.

Es tanta la pasión por la Coca-Cola que solo la concebimos bien fría, con hielo y debajo de un lugar que nos reciba con los amigos, con los que acabamos de jugar fútbol o simplemente compatimos el almuerzo. La Coca-Cola es pues nuestra bebida común, la que disfrutamos como nos la muestran en la publicidad.

Disfruta una Coca-Cola y celebra su sabor con un ahhhhh!