6133172615_82f8ae182d_b

En Colombia ya hay más de 6.8 millones de tarjetas de crédito (cifra oficial en diciembre de 2014), lo que significa que los colombianos ya hemos alcanzado una etapa de mayor confianza en el sistema financiero en general y que las ofertas han sido bastante atractivas para los usuarios. Uno de los más beneficiados con el crecimiento en esta cifra de colocación son las grandes superficies, ya que muchas de sus ventas de electrodomésticos son pagadas con tarjetas de crédito.

Pensando en eso, Cencosud buscó el respaldo del Banco Colpatria para ofrecer una tarjeta que ofrezca descuentos por compras en los establecimientos Easy, Jumbo y Metro a nivel nacional. Así se presenta la Tarjeta de Crédito del Banco Colpatria – Cencosud Privada.

Con esta tarjeta el Banco Colpatria quiere seguir ayudando a los colombianos a acceder al crédito, ofrecer un beneficio adicional y continuar con sus buenos números de crecimiento desde que pasó a manos del grupo canadiense ScotiaBank.  

Seguridad para el usuario en compras

La mayoría de los usuarios que poseen una tarjeta de crédito, han tenido que usarla al menos una vez en el último semestre para realizar pagos relacionados con muebles, electrodomésticos o productos virtuales. Cada vez es más común que los extractos bancarios lleguen con nombres como Amazon, eBay o cualquiera de las grandes superficies locales, pagando compras por internet.

Entre los beneficios de poseer una tarjeta está la posibilidad de adquirir productos en cualquier parte del mundo y recibirlos en su casa. Aunque no parezca posible, todos los bancos y el propio comercio electrónico ha mejorado sus sistemas para aumentar la seguridad en las compras y tener una trazabilidad de la compra y el dinero entregado a comercios, lo que ha hecho posible que plataformas como Uber y otras aplicaciones que requieren pago virtual, funcionen con facilidad para el usuario.

Al mejorar la confianza del colombiano en los productos bancarios, ha ayudado a que muchos más de nosotros viajemos, ya que uno de los segmentos que más ha crecido es la venta de tiquetes de avión, sobre todo a través de plataformas de integración de servicios como Despegar o Atrápalo. Las aerolíneas están más que felices.  

Ya casi que debemos tener como mínimo una cuenta de ahorro con tarjeta débito y una tarjeta de crédito para poder hacer cualquier movimiento de pagos, ya sea en línea o en cualquier establecimiento público. No queda más opción que la bancarización.

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados