unnamed (12)
La más reciente colección de Azulu es una vibrante composición de romance oscuro y español con la magia tenue de lo caribeño. Un cruce vivaz entre inspiración flamenca y trópico soñador. El resultado: una atmósfera de coqueteo feroz, feminidad juguetona y belleza potente.

Una mujer de gracia misteriosa viste un look donde se encuentran elegancia antigua con vibras eclécticas y ultra-modernas. Se pasea por una villa romántica, de atmósfera mediterránea, de alma española, bajo las estelas chispeantes de un ocaso de corales, oros tostados y las últimas instancias del sol. Hay en su apariencia y movimiento una cualidad de despreocupación, un aura de auto-posesión, un garbo despreocupado y sexy. Así es la mujer AZULU de la temporada Pre-Otoño: envuelta en una calidez sensual y ligera, estilizada con el encanto hechizante de una de las estéticas más celebradas por el paisaje del estilo actual: el flamenco.

Inaugurada por Dolce & Gabbana, con sus visiones barrocas, colmadas de ornamentos poderosos, fervor por el rojo y la potencia de lo mediterráneo, la corriente de lo español es una tendencia poderosa en la moda del presente.

Esta inspiración, interpretada por AZULU, llega en versión flamenca, romántica y oscura, cargada de rojos, blancos y negros, salpicada por lunares en estampado también bicolor; está animada por toques de azul estatal y amarillo soleado caribeño, y se encuentra y refleja con gran armonía en las vibras de lo caribeño. Unidas por una sensual calidez y una exuberancia ultra-femenina, lo español y caribeño se conjugan con exquisita armonía. Lo flamenco es un concepto que se traduce con facilidad a la cultura latina.

Texturas y lemas de femenina delicadeza – encaje, ojalillo, pompones, vuelos, boleros, bordados y una de las siluetas más poderosas del momento, las blusas sin hombros – hacen oda al tropicalismo de sofisticación, combinándose con toda la magia ensoñadora del mood flamenco. El resultado es un ánimo para vestirse tan sevillano como tropicalista, una mágica conjugación que incluye sensualidad y misterio, picante y exotismo, las cualidades de una estética de sangre cálida y cautivadora.

Esa mujer, ecléctica, romántica, cálida, poderosa y dispuesta a ser seductora a través de la combinación de estas estéticas, tiene actitud divertida, capacidad sensual y una esencia que es florecida y certera pero siempre jovial. Lo Resort, con su frescura moderna y su dinamismo juguetón, compone las siluetas, jugueteo de texturas, estampados y ánimo de feminidad siempre fresca y moderna.

Otros links relacionados