Si supiéramos que hoy es el último día de nuestras vidas, seguramente elegiríamos muy bien qué cosas queremos vivir o con quién queremos estar por última vez. Pero, ¿y si esa “última vez” fuera la consecuencia trágica de no respetar las normas de tráfico?

Contestar esa pregunta es el reto que aceptó Havas, la agencia creativa de Havas Group Colombia, en la creación de #QueNoSeaLaUltimaVez, la nueva campaña de publicidad para la Agencia de Seguridad Vial con la que espera motivar a los colombianos a cambiar su comportamiento en las vías y reducir las altas cifras de víctimas en accidentes de tráfico.

“Crear un concepto para una campaña de seguridad vial tiene una trasfondo mucho más delicado que cuando haces creatividad para marcas comerciales”,  comenta Andrés Norato, director creativo general de la campaña, “detrás de esas cifras hay personas, familias, emociones, experiencias, sueños, deseos, planes… que pueden verse truncados por una mala decisión; necesitábamos un concepto creativo que expresara todo eso y, además, diera un mensaje contundente que hiciera reaccionar a todos los colombianos en cualquier parte del país”.

Norato comenta que la estrategia creativa se basó en destacar todo lo bueno de la vida de cada persona y la importancia de tomar una buena decisión para #QueNoSeaLaUltimaVez que se hace las cosas que más nos gustan. “Queríamos hablar desde el lado positivo para motivar a hacer bien las cosas despertando la conciencia y el sentido de prudencia, no el miedo a las consecuencias”.

La campaña de Havas tiene un fuerte desarrollo creativo online y offline que cuenta con dos embajadores de excepción: el ciclista Rigoberto Urán y el piloto de autos Gustavo Yacamán, dos profesionales de la velocidad en las vías que, sin embargo, según Norato, son más conscientes que nadie del significado de la palabra prudencia. “Ellos van a llevar el mensaje de la campaña a sus redes sociales, invitando a sus seguidores a manejarse bien en la vía para que no sea la última vez que ven una carrera suya”.

Para Norato, la fuerza del concepto creativo desarrollado por Havas es que involucra a toda la sociedad a cuidar la seguridad en las vías. La campaña no está pensada solo para conductores de carros, camiones o motos sino también para los peatones, las familias, los amigos y espacios comunes como los restaurantes, las salas de cine, las estaciones de gasolina, los partidos de fútbol o los centros de estudio ya que “cuando de la vida se trata, nadie quiere que hoy sea la última vez”.  

Related Post