museo-de-antioquia

Hoy 19 de junio el Museo de Arte Moderno de Medellín comienza la celebración de 35 años, en los que la pasión por el arte y la cultura han marcado su día a día.

Para celebrar este aniversario se han programado distintas actividades, que comienzan con la exposición La gente en la colección del Museo y la instalación del Museo móvil con algunas réplicas de obras de dicha muestra, que recorrerán la ciudad.

En el marco de esta celebración tendremos tres encuentros académicos con algunos de los fundadores de este sueño y personajes como Juan Luis Mejía, Ana María Cano e Imelda Ramírez.

Como cierre de este aniversario en agosto entregaremos el reconocimiento AMIGO PLATINO a los fundadores del Museo en un evento en el que habrá música, recuerdos y un encuentro entre amigos.

Con La gente en la colección del Museo comienza la celebración de los 35 años del MAMM

Con la apertura de la exposición La gente en la colección del Museo, una muestra que incluye aproximadamente 250 piezas, bajo la curaduría de Alberto Sierra; se da inicio a la celebración de 35 años del MAMM.

Esta será una exposición que presentará desde la pintura y la fotografía una crónica sobre las transformaciones urbanas y sociales vividas en nuestro país hasta la fecha; partiendo de las obras con las que cuenta la colección del Museo.

Alberto Sierra —quien fuera uno de los fundadores del Museo en 1978 y su primer curador— será el encargado de curar una exposición, que rinde homenaje entre otras cosas a la generosidad de los artistas, que han hecho posible la existencia de una colección en el MAMM de cerca de 4.500 piezas.

Cabe anotar como novedad, que por primera vez veremos obras de Débora Arango dialogando en el guión museográfico con piezas de otros artistas.

Obras de artistas como Antonio Caballero, Rodrigo Callejas, Ethel Gilmour, Aníbal Vallejo, Óscar Jaramillo, Ana Patricia Palacios, son solo algunas de las que se exhibirán junto con fotografías de Benjamín de la Calle, Jesús Abad Colorado, Alberto Aguirre, Luz Elena Castro y Fernell Franco, para ofrecer una mirada desde lo plástico y lo documental.

Esta muestra evidencia cinco momentos históricos de la transformación del país y sus ciudades: los inicios del SXX, los años 50, los años 70, los años 80 y 90, y la alborada del SXX.

A la inauguración de la muestra asistirán varios de los artistas de la colección del Museo, entre ellos Álvaro Barrios, quien es actualmente el curador del Museo de Arte Moderno de Barranquilla.

Como parte de esta exposición y pensando en extender la celebración de los 35 años más allá de las paredes del Museo, se instalará también el Museo móvil con réplicas de las obras en sala, que recorrerán distintos lugares de la ciudad.

El 25 de junio a las 6:30 PM la sesión de Pasaporte al arte tendrá como invitado a Alberto Sierra, quien conversará con el público sobre esta exposición y sobre los 35 años que cumple el MAMM.

Carlos Granada Benjamín de la Calle Rodrigo Callejas

En la inauguración en el MAMM la exposición La gente en la colección del Museo, como inicio de la celebración de los 35 años de la institución. Esta muestra incluye cerca de 250 obras en las que se evidencia la presencia del sujeto como eje estructural y a través de las que se hilvana una crónica sobre las transformaciones sociales y urbanas de nuestro país. Bajo la curaduría de Alberto Sierra —quien fuera uno de los fundadores del MAMM, su primer curador y actualmente miembro del Comité Técnico del Museo y de su Junta— el espectador descubrirá obras de artistas como María Villa, Débora Arango, Óscar Jaramillo, Rodrigo Callejas, Álvaro Barrios, Jorge Julián Aristizábal, Norman Mejía, Ana Patricia Palacios, Adriana Duque, Leonel Góngora, Iván Hurtado; en diálogo con fotografías de Benjamín de la Calle, Luz Elena Castro, Jesús Abad Colorado y Alberto Aguirre.

La gente en la colección del Museo invita al visitante a recorrerla en cinco momentos históricos, como lo describe su curador Alberto Sierra: “Al explorar el acervo que la institución ha construido a lo largo de su historia, se hacen evidentes cinco momentos fundamentales de la transformación del país y sus ciudades que ponen de manifiesto, además, una situación urbana en la que se mezcló la vida y la obra de muchos de los artistas que integran la colección.

El primer momento hace referencia a los inicios del siglo XX a través del archivo fotográfico de Benjamín de la Calle -la fotografía como epítome de la modernidad- y de la obra del escultor de carácter internacional, Marco Tobón Mejía. De la Calle es el primer artista que, alejado del retrato clásico, se dedica a fotografiar y a clasificar, a través de la cámara, la diversidad social de un pueblo que anhela convertirse en ciudad.

Más adelante, los años cincuenta afirman la transformación política del país a través de los ojos de la minoría que Débora Arango asume como los suyos. Desde su posición artística, ella, interesada por el otro y por describir situaciones y sucesos de los seres marginales, entiende que todos somos uno a partir de una profunda visión cristiana.

Los años sesenta y setenta atestiguan el florecer de la contracultura intelectual, representada por los nadaístas y por eventos como las bienales de arte realizadas en Medellín. En ese entorno urbano, el humanista e intelectual Alberto Aguirre desarrolló su obra como editor, librero, periodista, abogado y fotógrafo, trabajo que también registra al “distinto”, sus situaciones y oficios desde una mirada respetuosa, sensible y educada. Mientras a Benjamín de la Calle lo buscaban los sujetos para ser fotografiados, Aguirre encuentra en la calle las situaciones y sujetos de sus imágenes.

Al final de los setenta y durante los ochenta, época en la que se funda el Museo de Arte Moderno, la ciudad se encuentra y se ve representada en la obra de artistas que se interesan por sus habitantes y las multitudes que convocan transformaciones urbanas como el metro u otros grandes eventos como los Juegos Centroamericanos y del Caribe (1978) y el fútbol. Medellín se convierte en una urbe caótica y desarticulada; en el desorden y la marginalidad de los sujetos y situaciones -registradas por muchos artistas- o en nuevos oficios como el narcotráfico, se anticipa el desmadre. Luz Elena Castro fotografía ese momento de euforia y celebración que antecede a la resaca. Durante esos años el Museo realiza el primer Coloquio y Muestra Latinoamericana de Arte No-Objetual, que registra la presencia efímera del sujeto en el arte y permite generar reflexiones inéditas alrededor de la creación. La vinculación de artistas como Ana Mendieta pone de manifiesto la trascendencia del suceso.

Los años noventa y la alborada del nuevo siglo están representados en las pinturas de Ethel Gilmour que desacralizan los hitos, y en las fotografías de Jesús Abad Colorado que evidencian el desborde de la violencia como única posibilidad de visibilidad y construcción territorial que hacen unas minorías. Como en Débora o en Aguirre, el papel del fotógrafo busca humanizar al sujeto sin tomar partido; en sus imágenes todos somos víctimas y ellas capturan la verdad del suceso. En una realidad en la que los límites se restringen, la mirada del fotógrafo actúa como único testigo de la barbarie”.

Alexandra Agudelo
Platería contemporánea en el MAMM

En la Sala de Proyectos Especiales del Museo la muestra Alexandra Agudelo/Platería contemporánea.

Ganadora del Premio Lápiz de Acero y luego de haber presentado su trabajo en Deimos Arte, en Cristina Grajales Gallery en Nueva York, Suiza, Miami, Dubai y Londres, esta artista – artesana llega al MAMM para deleitarnos con objetos que reúnen diseño, la tradición y arte.

-Bajo la curaduría de Julián Posada, se exhiben 26 piezas únicas, que transmiten emociones y sensaciones; y que establecen un diálogo entre lo utilitario, lo artesanal y lo artístico.

-El 18 de junio a las 6:30 p.m. se llevará a cabo un conversatorio con esta artista y el curador de la muestra para intercambiar con el público impresiones sobre su trabajo.

Fuente: MAM

Otros links relacionados