Como preámbulo de la Feria Internacional del Libro de Bogotá, el Gobierno del Perú, país invitado de honor, la Alcaldía Mayor de Bogotá y la Cámara Colombiana del Libro se unen para rendirle un homenaje al nobel Gabriel García Márquez, a través de la literatura, la música vallenata y lo más destacado de las danzas folclóricas peruanas.
Retablo

El homenaje, abierto para todos los capitalinos, se llevará a cabo el sábado 26 de abril, a las 6 p.m., en la Plaza de Bolívar. Estarán presentes la Ministra de Cultura del Perú, Diana Álvarez Calderón; la Alcaldesa Mayor de Bogotá, María Mercedes Maldonado; la Secretaria de Cultura de Bogotá, Clarisa Ruiz Correal, y el Presidente de la Cámara Colombiana del Libro, Enrique González.

A través del sonido de acordeones, símbolo de la afición del Nobel por la música del Caribe colombiano, en especial por el vallenato, se dará inicio al acto conmemorativo, que también contará con la participación de más de cuarenta integrantes del Elenco Nacional del Folclore peruano, quienes a través de diez piezas de danza de distintas regiones de ese país, una de ellas en homenaje musical al escritor José María Arguedas, el mayor renovador de la literatura indigenista del Perú, llenarán de color la plaza capitalina. Esta muestra, titulada Retablo, dará inicio a las 300 actividades culturales que traerá Perú como País Invitado de Honor a la Feria Internacional del Libro de Bogotá 2014.

“Honrar la memoria de Gabo a través del folclore latinoamericano es hacerle un reconocimiento de parte de este lado del mundo que lo inmortalizó como el padre del realismo mágico. García Márquez logró, como pocos, describir a través de sus obras una América Latina de contrastes, que puede pasar de la alegría al dolor en un abrir y cerrar de ojos. Por eso, a pesar de la tristeza que nos causa su partida, queremos recordarlo dedicándole música y danzas, que muestran la riqueza y diversidad cultural del continente que tanto quiso”, afirmó el Embajador del Perú, Néstor Popolizio.

A las 5:30 p.m., antes de iniciar el acto conmemorativo en la Plaza de Bolívar, la Ministra de Cultura del Perú, Diana Álvarez Calderón, llevará una ofrenda floral al Palacio Liévano, donde se encuentra la escultura de Gabo, diseñada por la artista Julia Merizalde.

Un Retablo, el primer regalo de Perú para Bogotá

Las puertas de un enorme Retablo de Ayacucho se abrirán y permitirán que los bailarines cobren vida y llenen de color el centro de la capital. Se trata de Retablo, la obra más representativa del Elenco Nacional de Folclore, que traerá la alegría de la música de las quenas, los violines, los bombos y hasta los saxofones, así como el entusiasmo de los más de 30 bailarines que estarán en el escenario junto con el grupo musical.

Retablo se basa en la tradición artesanal más conocida de Ayacucho y con mayor reconocimiento mundial, gracias a su alto grado de maestría. Se trata de los retablos, pequeñas cajas rectangulares con figuras hechas en pasta de papa y yeso, que representan situaciones de la cultura popular.

La muestra, precisamente, recrea las danzas más representativas del arte popular peruano para que los espectadores puedan conocerlas y de paso, entusiasmarse con el colorido de los vestuarios, la emotividad y la música de un país que se precia de su multiculturalidad.

El espectáculo lleno de alegría se ha convertido en el más visto y aplaudido en Perú desde que el Ministerio de Cultura de este país lo creara en 2008 con la intención de fomentar las actividades artísticas y preservar las danzas y la música tradicional.

Lo que se verá el 26 de abril en la Plaza de Bolívar

Bogotá bailará al ritmo del Waca waca, pero no precisamente el de Shakira. Se trata de una danza de Puno, que hace una parodia de la fiesta brava, en la que toros, toreros y cholitas danzan en medio del ruedo y celebran el orgullo de la diversidad peruana.
Retablo recopila diez danzas de diversas regiones como la Marinera norteña (La Libertad), el baile nacional del Perú; Landó-Toromata (Lima), un baile y género afroperuano de gran trascendencia; Huaylarsh de carnaval (Junín), una danza carnavalera vistosa, típica de la sierra central; Festejo (Ica), un baile mestizo, sensual y alegre; además de un Contrapunto de cajones criollos, en el que los cajoneros pasarán de la polka al vals, al tondero e incluso usarán cucharas.

Entre los números se incluyen la Fiesta de los Tulumayos (Huánuco), una recreación de las celebraciones de la tribu de los tulumayos en honor a la naturaleza; Wititi (Arequipa), una danza de conquista de la etnia cabana; y una Diablada (Puno), danza originaria del altiplano, cuyo contenido esencial es la lucha entre el bien y el mal, en el que sobresalen las joyas y los atuendos pesados y lujosos, y que alcanza su máximo esplendor en la festividad de la Virgen de la Candelaria.

“Retablo representa una gran caja que guarda ese tesoro que somos los peruanos, que nos hace únicos en el mundo por tener esa variedad de razas, lenguas y ritmos”, destaca el director del Elenco, Fabricio Varela Travesí, quien junto con su grupo artístico se ha dado a la tarea de rescatar danzas del folclore como las del Carnaval de Putina, que recrea las costumbres alrededor del ganado y el pago a la Pachamama; Wititi, de Arequipa, en la que el varón apela a la picardía para conquistar a las mujeres de la provincia de Caylloma; o la del Carnaval de Lamas, de San Martín.

“La nuestra es una propuesta enfocada no solo en presentar danzas, sino en crear cuadros coreográficos, al estilo de los retablos”, agrega Fabricio Varela, a quien acompaña Eddy Sánchez en la dirección musical. “queremos hacer un espectáculo de gran formato en el que el retablo no sea una pieza inerte, sino que dentro de ella se puedan contar muchas historias”.

 

Opiniones / Comentarios

Otros links relacionados